Feijóo frena hasta 2023 todos los nuevos proyectos eólicos en Galicia

Un grupo de vacas pasta a los pies de un parque eólico

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha decidido imponer una moratoria para nuevos proyectos de explotación eólica en Galicia que dependen de sus competencias durante los próximos 18 meses. Las ventanillas de la Xunta no tramitarán en ese tiempo ningún nuevo proyecto para, aseguran, poder darle salida a los 275 nuevos parques cuya tramitación ya está en marcha. La administración autonómica ha incorporado su decisión a la ley de acompañamiento a los presupuestos de la comunidad autónoma, que este miércoles ha llegado al Parlamento de Galicia.

Feijóo ignoró durante semanas los avisos de las eléctricas sobre el vaciado de embalses en la escalada de precios

Feijóo ignoró durante semanas los avisos de las eléctricas sobre el vaciado de embalses en la escalada de precios

La decisión supone echar el cerrojo al registro autonómico que canaliza este tipo de solicitudes hasta 2023 y se adopta en medio del pulso que el Gobierno central mantiene con el ejecutivo y solo unas horas después de que algunas compañías como Iberdrola, Endesa y Acciona Energía decidieran no acudir este martes a la subasta de renovables que organizaba el Ministerio para la Transición Ecológica.

La decisión de la Xunta supone un freno en seco a todos los nuevos proyectos para los parques eólicos más pequeños, por debajo de los 50 MW, que son los únicos sobre los que tiene competencia. El resto de proyectos por encima de esa potencia o que transiten por varias comunidades autónomas seguirán en marcha y su tramitación en manos del Ministerio para la Transición Ecológica.

La Xunta justifica su decisión aludiendo a criterios de organización que pretenden paliar la "locura administrativa" en la que se ha convertido la avalancha de proyectos que pretenden generar luz con el viento. Según explican a elDiario.es expertos del sector, Galicia es una de las zonas de España con viento de mejor calidad: "Con estas condiciones que haya muchas peticiones es lo normal".

Sin embargo, la moratoria eólica anunciada por el Gobierno gallego supondrá un frenazo en el desarrollo de las energías renovables. La administración asume que no podrá seguir gestionando peticiones, hasta comprobar que las que ya tiene sobre la mesa tienen posibilidades de convertirse en parques eólicos reales. Muchos de los promotores que inician los procedimientos nunca los llegan a desarrollar, por lo que es difícil saber si una parcela con psiobilidades de albergar un parque eólico está ocupada o no.

El presidente gallego tendrá ocasión de trasladarle a la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica sus planes de moratoria en la reunión que ambos mantendrán este jueves en Madrid.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats