Pacientes de urgencias en Vigo soportan hasta cuatro horas de espera por la ausencia de médicos

Cartel en el PAC de Vigo informando de la carencia de personal médico

“Por causas ajenas a los trabajadores de este centro hoy falta un médico y no será sustituido. Lamentamos y pedimos disculpas por los inconvenientes y esperas que este hecho les pueda ocasionar”. Un folio pegado en la pared con este mensaje trataba de disculpar una situación caótica en la sanidad gallega que tiene su mayor exponente en el área de Vigo.

La Xunta recortó durante seis años los fondos para equipar centros de salud que ahora dice que triplicará

La Xunta recortó durante seis años los fondos para equipar centros de salud que ahora dice que triplicará

El sábado se registró el cuarto colapso en lo que va de año del Punto de Atención Continuada (PAC) de Vigo, situado en el antiguo Hospital Xeral, motivado por el desplazamiento de un facultativo para cubrir una baja en otro centro del área sanitaria. Andrés Carballo, uno de los médicos de familia que el pasado fin de semana hizo guardia en el PAC, explica que en los días laborables siempre están cuatro médicos, pero luego hay un refuerzo para el viernes, sábado y domingo. “Lo que está ocurriendo es que cuando hay un descubierto en algún otro PAC del área la solución es desplazar a uno de los médicos que estamos en Vigo. ”Tú vas trabajar a tu puesto de trabajo y no sabes dónde vas a terminar. Es una situación bastante estresante, con lo que eso supone para la atención a los pacientes“, indica. ”El sábado quedamos cuatro profesionales trabajando, cuando teníamos que ser cinco y llegó a haber cuatro horas de demora en la sala de espera“, lamenta Andrés Carballo.

El turno del sábado comienza a las 15.00 h y es en el momento en que llegan los médicos para trabajar cuando la dirección les comunica que el único médico del PAC de Moaña tiene una indisposición por lo que hay un descubierto total y tiene que desplazar a uno de Vigo. El problema es que el 061 también desplaza a los facultativos para atención a domicilios, cuando las ambulancias medicalizadas están ocupadas, de forma que durante varias horas estuvieron sólo dos médicos con una demanda asistencial muy alta. “Es una sobrecarga del profesional, sobre el que recae la responsabilidad de aumentar el ritmo de trabajo para no tener tanta demora de tiempo. Estamos sobrecargados. Antes era algo puntual y cada vez es más frecuente”, indica Carballo, quien explica que tiene guardia el próximo domingo y ya está pensando qué pasará, “dónde me pueden mandar”.

Déficit de médicos

La situación actual se fue forjando poco a poco en los últimos años hasta llegar a un preocupante déficit de médicos. “En el área de Vigo y en la comunidad falta personal. El Sergas se escuda en que no hay gente en las listas, pero no hay gente porque en los últimos años la Xunta se dedicó a echarla fuera con unas condiciones de trabajo para los eventuales totalmente inaceptables, y la gente que iba terminando la residencia e incorporándose al mercado laboral como médico de familia que podía estar en unas listas de contratación se marchó a otros sitios”, explica Elisa Ausín, médica titular del PAC de Vigo. Muchos profesionales cualificados se fueron entonces a otras áreas de Galicia, al resto de España o simplemente trabajan ahora en la privada.

Pero la solución no puede ser el nuevo contrato que aprobó el Sergas. “Galicia copió el modelo de médico de área del País Vasco, pero en precario, con sueldos más pequeños. Puso encima de la mesa el contrato de los 61.500 euros brutos al año, a cambio de trabajar 190 horas al mes sin conocer el 40% de la jornada, lo que en la práctica quiere decir que hay que estar localizado 365 días al año 24 horas al día”, indica Ausín.

Con la aplicación de este nuevo contrato lo que pasó este sábado en Vigo quedaría cubierto porque habría un montón de trabajadores precarios esperando a que el teléfono sonara pero con este contrato “vas a firmar que no vas a estar más de 15 días en el mismo sitio, por lo que uno de los pilares básicos de la medicina de familia, que es la continuidad en el trato del paciente, no va a ser posible, porque cada 15 días habría un médico distinto”, lamenta la doctora.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats