eldiario.es

9

GALICIA

El Parlamento gallego investigará el accidente de O Marisquiño y el PSOE amenaza con la relación de Feijóo y el narco

El PP facilita con su abstención la comisión de estudio del siniestro pedida por En Marea y BNG y rechazada por los socialistas, que gobiernan en Vigo

La decisión de los populares de facilitar con su abstención la investigación contrasta con su bloqueo reiterado a otros análisis políticos como el del accidente del Alvia, con 80 muertos

 

Rechazado un pleno extraordinario por el derrumbe de Vigo en el Parlamento gallego

Paseo portuario hundido en Vigo durante el festival O Marisquiño EFE

La abstención del PP ha permitido este martes que el Parlamento de Galicia cree, a petición de En Marea y BNG y con la oposición del PSdeG, una comisión de investigación política sobre el accidente ocurrido el pasado 12 de agosto en Vigo durante el festival de cultura urbana O Marisquiño, que dejó varios cientos de heridos al hundirse el suelo de una parte del puerto. Del mantenimiento de ese espacio vienen responsabilizándose mutuamente el Ayuntamiento, gobernado por el socialista Abel Caballero, y la Autoridad Portuaria, controlada por el PP. La decisión de los segundos de abstenerse, facilitando así la creación de la comisión, ha estado precedida por la amenaza este lunes del PSOE de Vigo de abrir a su vez una investigación a nivel municipal sobre la relación del presidente Feijóo con el narcotraficante Marcial Dorado.

Tras rechazar hace dos semanas populares y socialistas convocar un pleno extraordinario en el Parlamento para debatir la creación de la comisión que reclamaban En Marea y BNG, la petición ha sido tratada en el primer pleno ordinario celebrado este martes. El reglamento de la Cámara establece que una comisión de ese tipo puede ser creada si hay más votos a favor que en contra, y eso fue lo que ocurrió al abstenerse los 41 diputados populares presentes este martes: En Marea y BNG sumaron 20 votos a favor por los 14 en contra de los socialistas.

Previamente, este lunes concejales del PSOE en Vigo amenazaron a los populares, según avanzó Europa Press en su web y ratifican fuentes socialistas consultadas, con responder creando a su vez en el Ayuntamiento una comisión de investigación política sobre la relación de Feijóo con Dorado en los años 90, cuando el primero era número dos de la Consellería de Sanidad de la Xunta. Una amenaza que jugaría con la incomodidad de los populares al tener que volver a ver las fotos de la amistad de años de su líder con el entonces contrabandista, imagen que para los socialistas es más potente políticamente e incómoda para Feijóo que lo que puede ser para Caballero el "ruido mediático" que a su juicio va a generar el cruce de acusaciones en la comisión sobre O Marisquiño.

Este martes la postura popular ha sido defendida en la Cámara gallega por la diputada viguesa Teresa Egerique, que cargó contra el alcalde al tiempo que restó relevancia a las comisiones de investigación política. “Queremos transparencia, que se conozca la verdad, pero no queremos circos”, fue la frase con la que resumió su postura en una intervención en la que en ningún momento pronunció la palabra abstención ni la justificó, pero sí dejó caer frases como “este grupo no quiere eludir el debate” o “hay muchas preguntas que tiene que responder el alcalde de Vigo”. Por el contrario, Egerique insistió en que al PP no le gusta “hacer investigaciones cuando el tema está judicializado” al tiempo que cargaba contra Caballero definiéndolo como “charlatán” al “más puro estilo Maduro”. Nada dijo Egerique de posibles responsabilidades de la autoridad portuaria.

La negativa del PSdeG a crear la comisión fue defendida por Abel Losada, hombre de confianza del alcalde de Vigo, quien comenzó recordando que el BNG no tiene presencia en la Corporación municipal mientras que En Marea sólo cuenta con tres concejales, acusándolos de querer tener en el Parlamento un protagonismo político que no son capaces de conseguir en Vigo. Losada insistió en que lo que se hundió fue “un muelle, y por lo tanto se hundió un puerto”, y al tiempo minimizó la gravedad del accidente recordando que los heridos fueron ya dados de alta.

En defensa de la comisión se pronunciaron los portavoces de En Marea y BNG, Luís Villares y Ana Pontón. El primero lamentó que “ninguna de las administraciones involucradas tuvo la iniciativa de dar explicaciones por lo sucedido” sino que, por el contrario, “encontramos un cruce de acusaciones por parte de malos gobernantes” en función de sus “intereses particulares”. Villares expuso cuatro motivos por los que a su juicio el Parlamento es un foro adecuado para analizar el siniestro: que la normativa de supervisión de los espectáculos públicos es autonómica; el hecho de que, a pesar de que el de Vigo es un puerto de titularidad estatal, en Galicia haya “122 puertos de competencia autonómica en los que se producen espectáculos públicos”; que el presidente de la Autoridad Portuaria, a pesar de ser estatal, es nombrado a propuesta de la Xunta de Galicia; y, finalmente, la necesidad de analizar si está funcionando correctamente la ley de emergencias autonómica y los planes de emergencias municipales que la primero obliga a implantar.

Villares también argumentó que “la investigación penal mira al pasado y la parlamentaria mira al futuro” para evitar que vuelva a suceder lo mismo. En similar línea se pronunció la portavoz del BNG, Ana Pontón, quien consideró “vergonzoso” el cruce de acusaciones entre los socialistas en el gobierno local de Vigo y los populares que controlan el puerto. Pontón lamentó el “temor” del PSdeG por no querer investigar “responsabilidades múltiples” que también atribuyó a los populares y consideró “excusa de mal pagador” rechazar una investigación política por el hecho de que ya haya en marcha una judicial.

El antecedente de la investigación sobre el Alvia

El limitado número de votos a favor con el que ha salido adelante este martes la creación de la comisión sobre O Marisquiño es un hecho extraordinario más que se añade a la ya de por sí extraordinaria creación de investigaciones parlamentarias. En toda su historia el Parlamento de Galicia sólo ha autorizado hasta ahora una de cada diez comisiones de investigación solicitadas por algún grupo.

La decisión del PP de facilitar con su abstención la creación de una comisión sobre el accidente de Vigo contrasta con su bloqueo reiterado a otras solicitadas en los últimos años por la oposición, como la que también En Marea y BNG reclamaron de manera reiterada sobre el accidente del tren Alvia en Angrois, en el que fallecieron 80 personas. En el caso del siniestro ferroviario los populares argumentaron, además del hecho de que también está bajo investigación judicial, como ocurre con O Marisquiño, que el accidente se había producido en instalaciones que no son de titularidad autonómica, como es la red ferroviaria. Este martes en ningún momento recurrieron a ese argumento para pronunciarse a favor o en contra de investigar el accidente de O Marisquiño en el que el debate es si el espacio hundido era de competencia municipal o de la autoridad portuaria, de titularidad estatal.

En el caso de Angrois, Feijóo llegó a presentar como “coherencia” su negativa a investigar el siniestro en el Parlamento de Galicia. En mayo del año pasado, cuando el PP se quedó sólo en la Cámara autonómica con su negativa, el cambio de postura del PSdeG, que pasó de las abstenciones previas en ese mismo foro a un voto favorable a la investigación (insuficiente frente a la mayoría absoluta en contra de los populares) fue considerado por Feijóo como un intento de la oposición de “jugar con las víctimas”.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha