eldiario.es

9

Salvini se postula para liderar la candidatura de la extrema derecha a presidir la Comisión Europea

El líder ultraderechista de la Liga Norte aspira a ser el referente del voto de extrema derecha en las próximas elecciones europeas

El presidente de la Comisión sale del grupo político más votado, y las perspectivas ultras están creciendo

"Es cierto, amigos de diferentes países europeos me lo preguntan, me lo proponen", ha manifestado Salvini en una entrevista publicada por el periódico 'La Repubblica'

Meeting in Rome with Marine Le Pen and Matteo Salvini - French Member of Parliament and president of the far-right 'Rassemblement National' party, Marine Le Pen (left) and Italian Interior Minister and Deputy Premier Matteo Salvini (right), attend at meeting ''Economic growth and social prospects in a Europe of nations'', Rome, Italy 8 October 2018.

Marine Le Pen y Matteo Salvini, el 8 de octubre en Roma. EIDON/FABIO FRUSTACI

Matteo Salvini, líder de la extrema derecha italiana y vicepresidente y ministro del Interior del Gobierno de Roma, ha asegurado este jueves que está considerando postularse para la presidencia de la Comisión Europea si una coalición soberanista gana las próximas elecciones europeas.

"Es cierto, amigos de diferentes países europeos me lo preguntan, me lo proponen", ha manifestado Salvini en una entrevista publicada por el periódico 'La Repubblica'. "Es bueno que me vean como un punto de referencia para la defensa de los pueblos, incluso fuera de Italia, Veremos", ha añadido.

Salvini se postula para encabezar la alianza que la extrema derecha está intentando conformar con vistas a las elecciones europeas de mayo próximo. El presidente de la Comisión sale del grupo político más votado, y la extrema derecha aspira a acumular fuerzas en el ámbito europeo después de sus buenos resultados en las elecciones nacionales.

Recientemente estuvieron juntos en Roma Salvini y la líder ultraderechista francesa, Marine Le Pen: "Compartimos la misma idea de Europa, de la agricultura, del trabajo, de la lucha contra la inmigración, y estamos contra los enemigos de Europa que son Jean-Claude Juncker y Pierre Moscovici, cerrados en el búnker de Bruselas", dijo entonces Salvini.

"Con Salvini no luchamos contra Europa, sino contra la Unión Europea para salvar a Europa", afirmó Le Pen.  Con esa pulsión presentaron el Freedom Front, la alianza electoral de extrema derecha para los próximos europeos. Una alianza que prevé, incluso, candidatos. Según Salvini, se trata de "trabajar en un proyecto para Europa durante los próximos 30 años".

Para el líder de la Liga, las próximas europeas suponen el "final de un camino de la revolución del sentido común que inevitablemente involucra a toda Europa". En palabras de Le Pen: "La UE ha pisoteado los valores de la solidaridad, ahora estamos en un momento histórico, y en mayo lograremos alcanzar una Unión que se construya a partir de nuevos valores contra la globalización". 

En relación a la tensión que mantiene Roma con Bruselas por sus planes presupuestarios, Salvini ha zanjado: "No quiero pensar que en Bruselas, Berlín o en las oficinas de las agencias de calificación se muevan por razones políticas y no económicas para bloquear el Gobierno del cambio. 60 millones de italianos están listos para apoyar a este país independientemente de los llamamientos de Bruselas. Los ciudadanos votan más allá de los titulares y la propaganda. Estoy atento como viceprimer ministro de la evolución de los mercados, pero el derecho al trabajo y las pensiones son lo primero. Estamos afrontando el choque entre la economía real y la virtual, entre la vida real y la realidad financiera. Si pensara mal, creería que hay alguien que agita la propaganda porque Italia está creciendo".

"No pienso en una Europa sin reglas", ha afirmado Salvini, "sino en invertir en el trabajo, en la felicidad, no en esclavos. Marine y yo estamos recogiendo el legado social de la izquierda, que traicionó sus valores. Defendemos al precario que la izquierda ha olvidado. En el PD o el PSF hay más banqueros que obreros". Y ha añadido: "La salida del euro no está en la agenda, respetamos las economías nacionales".

"Estamos aquí para dar sentido y alma a un sueño de Europa que los burócratas europeos han vaciado. Los salvadores de Europa están aquí, no en Bruselas", ha reivindicado Salvini, a lo que Le Pen respondió entre risas: "¿Dónde debo firmar?".

La idea de esa revolución, ha explicado Salvini, es "una comunidad" europea, que no unión, que en las próximas décadas "haga pocas cosas pero bien" y "reconozca la libertad de los distintos países, pueblos y Gobiernos" de legislar sobre agricultura, educación, comercio, economía, pensiones o modelos de familia, entre otros ámbitos. "Somos 27 y diferentes [los miembros de la UE tras el Brexit]. Tenemos historias, economías, culturas y exigencias distintas. Pretender decidir todo desde Bruselas, por los 27, es una locura. Nuestra Europa será más respetuosa con las peculiaridades" de cada país, apostó.

Le Pen aseguró que su "primer objetivo" será otorgar más poder a los pueblos europeos: "Estamos en contra de la Unión Europea pero no contra Europa. De hecho queremos salvar a Europa", resumió. En la persecución de ese ideal, los "enemigos" a batir son "los burócratas atrincherados en los búnker de Bruselas", en palabras de Salvini, que citó al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, o el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

En cuanto a la migración, uno de los asuntos favoritos de la extrema derecha por los votos que le reporta, Salvini acusó a quienes apoyan la llegada de personas al continente de querer "esclavos".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha