Competencia por el turismo en el sur de Europa: Grecia, Italia y Croacia se adelantan a España en la reapertura

Vista de la playa de Benidorm (Alicante).

Alrededor de 120 vuelos, entre llegadas y salidas, operaron este lunes desde las pistas del aeropuerto de Fuimicino, en Roma, volviendo a conectar Italia con sus colegas europeos tras meses de confinamiento por la crisis del coronavirus. El otro gran aeropuerto de la capital italiana, Ciampino, también vuelve a recibir pasajeros tras su cierre el pasado 14 de marzo por la falta de actividad. Europa reactiva lentamente el turismo, un importante motor económico del Viejo Continente, especialmente en países del sur como España, Portugal, Italia, Grecia y Croacia, entre otros.

La Comisión Europea recomendó a los Estados miembros suprimir las restricciones de viaje a nivel europeo este lunes 15 de junio. Sin embargo, España, cuyo sector turístico representa un 11,8% del PIB, según datos de la OCDE, no reabrirá fronteras hasta el 21 de junio con países de la UE, Reino Unido y espacio Schengen –antes había anunciado que la reapertura sería el 1 de julio–. Países como Italia y Croacia se adelantaron a la fecha propuesta por la UE, pero el 15 de junio ha sido la referencia para muchos de ellos.

Italia, uno de los países más golpeados por la pandemia, abrió sus fronteras a todos los países de la UE, los miembros del espacio Schengen y Reino Unido el 3 de junio, aunque las limitaciones establecidas en el resto de países han limitado los efectos hasta este lunes. Los turistas no tendrán que someterse a la prueba del coronavirus ni guardar cuarentena excepto si en los últimos 14 días han pasado por algún país ajeno al grupo permitido. Italia no permitirá viajar o recibir turistas de otros países hasta el 30 de junio.

Según un informe elaborado por la Asociación de Hoteleros de Italia, en los días posteriores a la reapertura solo abrieron el 40% de los hoteles y calculan que en agosto habrá abierto el 78,9% de los establecimientos. Según la Agencia Nacional del Turismo, el sector caerá un 49% (equivalente a aproximadamente 31 millones de visitantes) y no volverá a los niveles anteriores a la pandemia hasta 2023. "Venid a pasar vuestras vacaciones en Italia. Visitad nuestras playas, nuestro mar, nuestra montaña, disfrutad de nuestra cocina…", afirmaba el ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, a los turistas alemanes en una entrevista con Bild poco antes de la reapertura en el país.

Por su parte, Grecia ha reabierto este lunes al turismo. Solo se permiten llegadas a los aeropuertos de Atenas y de Tesalónica. En el caso de Atenas, los turistas de Italia, España, Holanda, Suecia, Albania, Macedonia del Norte y cualquiera de los aeropuertos incluidos en la lista de la Agencia Europea de Seguridad de la Aviación tendrán que someterse obligatoriamente a un test a su llegada y pasar una noche en un hotel designado. Si la prueba da negativo, el turista es libre. Si sale positivo, se impondrá una cuarentena de 14 días "bajo supervisión". El resto de viajeros del grupo UE+ (Unión Europea más Suiza, Noruega, Liechtenstein e Islandia) serán sometidos a tests aleatorios. En el caso del aeropuerto de Tesalónica, todos los turistas tendrán que hacerse la prueba y pasar una noche en un hotel designado. Los vuelos desde Reino Unido están vetados. Tampoco se permiten las llegadas por barco.

Al igual que Italia, Croacia fue de los primeros en abrirse al turismo. El país ha diseñado un formulario para todos los turistas extranjeros de UE+ para mantener sus contactos y alguna información respecto al virus. Algunos de ellos podrán entrar sin ninguna restricción, además de rellenar el formulario, y otros tendrán que acreditar el motivo de su visita. Una reserva de hotel es suficiente.

Según datos oficiales, a fecha del 2 de junio Croacia tenía 33.000 turistas –una tercera parte de ellos, extranjeros–, lo que suponía el triple que en las dos semanas anteriores. Esa cifra el domingo pasado había aumentado hasta alcanzar los 115.000 turistas, según el ministro de Turismo, Gari Cappelli. Esto representa un 20% del número de visitantes recibidos en esta época durante el año pasado. Actualmente, el 45% son turistas croatas, mientras que el resto proviene del extranjero.

"Siempre hemos sido reconocibles por la seguridad en Croacia. Ahora resulta que la seguridad es una vez más la mejor baza de Croacia para esta temporada y creo que esa es la principal razón de las llegadas", afirmó el ministro. Croacia ha registrado 107 fallecimientos por el virus y tan solo 2.254 casos.

La reapertura española del 21 de enero tiene una excepción: Portugal. El turismo con el país vecino no se retomará hasta el 1 de julio. Portugal también ha reabierto a los países de la UE y el espacio Schengen, pero aún no permite turistas de España ni de Italia. Sin embargo, Lisboa permite la entrada de viajeros de Reino Unido y de algunas zonas de Brasil. Las autoridades tomarán la temperatura de los viajeros en el aeropuerto, los cuales no tendrán que someterse a cuarentena, excepto aquellos que vayan a Las Azores y Madeira –a menos que el turista se haga la prueba y de negativo–.

Portugal también apela a la seguridad para atraer turistas europeos. "Hemos creado protocolos con los hoteles para garantizar a la gente que pueden venir y estar seguros. La gente puede venir con confianza y la confianza será uno de los factores decisivos a la hora de elegir un destino de vacaciones", afirmaba António Costa, primer ministro de Portugal, en una entrevista con la CNN.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2020 - 22:18 h

Descubre nuestras apps

stats