Los talibanes negocian un gobierno de transición pero aseguran que “no será una democracia”

Imagen de la reunión con la delegación talibán celebrada este miércoles en casa de Abdullah Abdullah, presidente del Comité de Reconciliación Nacional

elDiario.es


6

El presidente del Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdullah Abdullah, se reunió este miércoles por la noche en su residencia con Khalil Al-Rahman Haqqani, alto miembro de la facción talibán Haqqani, y una delegación de talibanes, según ha informado este jueves a través de Twitter.

En el encuentro estaba también el expresidente afgano Hamid Karzai, el presidente del Senado, Fazal Hadi Muslimyar, y otras personalidades políticas. Los talibanes aún no han anunciado la formación de su nuevo Gobierno.

Los miembros del consejo y los talibanes presentes en la reunión “intercambiaron puntos de vista sobre la seguridad de los ciudadanos en Kabul y en todo Afganistán, la unidad y la cooperación para el futuro del país”, ha afirmado Abdullah.

En este encuentro, el jefe del consejo para la reconciliación aseguró que mantiene una posición de apoyo para un Afganistán “independiente y unificado basado en la justicia y la equidad”, según sus mensajes.

Este martes, los talibanes dijeron a la cadena afgana Tolo News que pretenden formar un “gobierno inclusivo” y que pronto harán públicos los resultados de sus discusiones con políticos afganos y representantes de la comunidad internacional.

Por su parte, fuentes cercanas a Karzai y Abdullah Abdullah dijeron a la cadena afgana que un alto cargo talibán, Amir Khan Motaqi prometió en una reunión con políticos afganos celebrada este lunes formar un gobierno inclusivo. Motaqi se reunió el lunes con Karzai y Abdullah.

Fuentes cercanas a la negociación dicen a elDiario.es que “hay muchas posibilidades de que haya un acuerdo de transición”.

“La discusión es cómo se puede establecer un gobierno inclusivo aceptado por todos y que lleve a la prosperidad”, dijo Gul Rahman Qazi, asesor cercano de Karzai.

En la reunión del miércoles, Haqqani aseguró que los combatientes trabajan “arduamente para brindar la seguridad adecuada a los ciudadanos de Kabul y pidió la ayuda y el apoyo de los líderes políticos y los ancianos del país para brindar seguridad a la gente”, ha dicho Abdullah Abdullah.

La situación en el país es tensa con los talibanes a cargo de la seguridad. Muchos temen el regreso de unos insurgentes que atemorizaron a la población durante su estricto régimen entre 1996 y 2001.

Además, estos días se han producido algunas protestas en varias zonas del país por ciudadanos que desafían los intentos de los talibanes de sustituir la bandera tricolor afgana por la blanca de su movimiento.

Según informa Reuters, Waheedullah Hashimi, alto miembro de los talibanes, ha dicho que Afganistán “podría ser gobernado por un consejo de Gobierno”. Haibatullah Akhunda, líder supremo del movimiento militante islamista, podría seguir al mando, asegura el miembro del grupo fundamentalista. Hashimi ha dicho que aún hay muchas cuestiones por concretar en cuanto a la gestión del país, pero ha remarcado que Afganistán “no será una democracia”. 

“No habrá ningún sistema democrático porque no tiene base alguna en nuestro país. No discutiremos qué tipo de sistema político debemos aplicar en Afganistán porque está claro: la ley sharía”. 

Hashimi también ha dicho que los talibanes pedirán a los soldados de las fuerzas afganas que se unan a sus filas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats