La portada de mañana
Acceder
Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"
Una familia con un hijo con brotes violentos, al límite por la falta de recursos públicos
Opinión - Más allá de los comités de aplausos, por Esther Palomera

May consigue el apoyo de su Gobierno para el acuerdo del Brexit con Bruselas

La primera ministra británica, Theresa May,

Los ojos de toda Europa estaban puestos en esa reunión de Theresa May con su Gabinete para analizar el principio de acuerdo entre Bruselas y Londres para el Brexit. Y, pasadas las 19.20 horas británicas, con más de dos horas de retraso según el horario previsto, May ha salido a la puerta del número 10 de Downing Street para anunciar que su Gobierno respaldaba el principio de acuerdo alcanzado este martes con la Comisión Europea.

Calma tensa con el Brexit: May busca el apoyo de su Gobierno para el acuerdo mientras Bruselas informa a los Estados miembros

Calma tensa con el Brexit: May busca el apoyo de su Gobierno para el acuerdo mientras Bruselas informa a los Estados miembros

"Creo que debo a este país tomar decisiones en el interés de todos", ha afirmado May, "y creo firmemente, con mi corazón y mi cabeza, que ésta es una decisión en interés de todo el Reino Unido".

"Esta decisión llega tras un escrutinio intenso y habrá días complicados por delante", ha reconocido la primera ministra, "el acuerdo responde al mandato del referéndum, y es en interés del país. Es un paso decisivo que nos conduce a seguir moviéndonos. El Gabinete ha aprobado el principio de acuerdo, y creo que es el mejor acuerdo que podíamos negociar".

La reunión no ha sido ni mucho menos fácil para May, que se enfrentaba a la posibilidad de una rebelión entre sus ministros en forma de cadena de dimisiones durante el cónclave. Según varios medios británicos, una decena de integrantes del gabinete, de un total de 29, se han pronunciado en contra del acuerdo pactado con Bruselas durante la reunión, por lo que el riesgo no ha pasado.

El siguiente escollo al que se enfrenta May pasa por lograr la luz verde del Parlamento al acuerdo. Jacob Rees-Mogg, miembro conservador de la cámara de los comunes que encabeza un grupo de presión a favor de un brexit duro, ha enviado una carta a todos sus compañeros llamándoles a votar en contra del acuerdo. Rees-Mogg señala, entre otros argumentos, que el pacto implica atar al Reino Unido a la Unión Aduanera Europea y sus reglas y que trata a Irlanda del Norte de manera diferenciada al Reino Unido.

Tampoco lo tiene fácil May fuera de su partido. Sus socios norirlandeses del DUP rechazaban cualquier opción diferencial para el Ulster y el resto del Reino Unido. Los laboristas ya adelantaron este miércoles, antes de conocer el texto, que se inclinaban por el no; y la ministra principal de Escocia y líder del nacionalista SNP, Nicola Sturgeon, ha advertido tras difundirse el acuerdo que supone "lo peor de ambos mundos".

585 páginas de acuerdo: derechos, fronteras y Gibraltar 

Bruselas ha mantenido la prudencia 24 horas, a la espera del desarrollo de ese consejo de ministros para minutos después de la intervención de May difundir el documento de 585 páginas del acuerdo alcanzado con Londres. Entre sus disposiciones, el texto incluye la posibilidad de prolongar de forma indefinida el periodo de transición hasta la salida del Reino Unido si lo pide Londres y la UE lo acepta.

El texto intenta resolver el principal escollo hasta el momento: la frontera entre la República de Irlanda –que permanece en la UE– e Irlanda del Norte –el Ulster, que se va de la UE con el Reino Unido–, que evitaría una frontera dura en la isla de Irlanda. Sería una salvaguarda para evitar el restablecimiento de una barrera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda a partir del 29 de marzo de 2019.

Tal y como ha explicado el negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, el acuerdo sobre la salida del Reino Unido incluye también un protocolo adicional referido a Gibraltar con las bases de cooperación administrativa entre España y Londres en áreas como la fiscalidad, los derechos de los ciudadanos, o la cooperación policial y aduanera.

Barnier ha asegurado que el texto pactado establece que "los europeos que viven en el Reino Unido y los británicos que residen en Europa podrán seguir viviendo su vida como antes". Un capítulo, el de los derechos de los ciudadanos, que ha definido como "un paso determinante para concluir la negociación".

Bruselas activa el siguiente paso del proceso de salida

Tras conocerse el apoyo del gabinete británico al acuerdo alcanzado entre May y Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha informado al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de que se han producido "avances decisivos" para activar el siguiente paso en el proceso de salida del Reino Unido.

Esa próximo paso implica convocar una cumbre extraordinaria de líderes europeos con el objetivo de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE validen el pacto. Tusk tiene previsto reunirse a primera hora de la mañana de este jueves con el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, y comparecerá posteriormente ante los medios. Se espera que sea entonces cuando Tusk anuncie la fecha de la cumbre. Todo apunta a que puede tratarse del 25 de noviembre.

En las últimas horas, la Comisión Europea ha estado informando en Bruselas a los representantes de los 27 Estados miembros del acuerdo. El martes fue el negociador jefe, Michel Barnier, quien informó a la Comisión. Y este miércoles es la Comisión ha sido la encargada de trasladar el contenido del acuerdo a los Estados miembros.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2018 - 20:25 h

Descubre nuestras apps

stats