eldiario.es

9

MADRID

Madrid repartirá los cheques bachillerato para que los alumnos más pobres tengan "oportunidad" de ir a centros privados

El Gobierno de Ángel Garrido pagará a 1.500 alumnos y alumnas los estudios de Bachillerato en centros privados desde septiembre. La medida costará 4,5 millones

Las bases para la concesión de estas ayudas dan más puntos al alumnado con hogares de rentas más bajas

El Ejecutivo presenta la medida como una "oportunidad" para las familias que, por no poder pagarlo, tienen que cambiar a sus hijos a un instituto público 

El PP de Madrid se muestra satisfecho con el nombramiento de Garrido que dará "continuidad" al proyecto

Madrid repartirá los cheque bachillerato por renta como una "oportunidad" a los estudiantes con menos ingresos.

La Comunidad de Madrid repartirá los 1.500 cheques Bachillerato previstos para el curso que viene en función de la renta. Las familias con menos ingresos tendrán prioridad para recibir esta ayuda, con la que la administración pagará los estudios no obligatorios en centros privados a los alumnos y alumnas beneficiarios. El consejero de Educación, Rafael Van Grieken, ha presentado la medida como una "oportunidad" para que las familias con pocos recursos no tengan que renunciar a un centro concertado y optar por uno público. 

Las bases regulatorias para la concesión de las ayudas denominadas 'cheque bachillerato' ya están publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) y se establece los niveles de renta como principal criterio de reparto. 

Para llevar a cabo esta medida, comprometida por el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, el Ejecutivo autonómico va a destinar 4,5 millones de euros este primer año de aplicación, para alumnos de 1º de Bachillerato, con la previsión de beneficiar con esta ayuda a 1.500 estudiantes. La intención es duplicar esta cifra en el segundo año de aplicación, donde ya estará implantada en toda la etapa postobligatoria, exponen fuentes de la Consejería de Educación.

Entre los requisitos que deben cumplir los solicitantes están que el alumno debe estar matriculado o tener reserva de plaza para el curso que viene en primer curso de Bachillerato en uno de los centros privados de la Comunidad de Madrid. Además, los solicitantes no deben haber repetido primer curso de Bachillerato y no superar la renta per cápita de 10.000 euros para primar la concesión a familias con menos ingresos.

De esta manera, una familia compuesta por dos adultos y dos hijos que supere los 40.000 euros de renta anual no podrá acceder a la ayuda. Las solicitudes serán baremadas conforme a los ingresos familiares, de tal manera que la renta per cápita hasta 5.000 euros obtendrá 4 puntos; hasta 7.500 euros con 2,5 puntos; y hasta 10.000 euros, con 1 punto.

Asimismo, la convocatoria también prima con un punto que el alumno solicitante esté cursando estudios en el mismo centro en el que pretende comenzar 1º de Bachillerato. Las becas se concederán en función de la puntuación, y en caso de empate se tendrá en cuenta la renta per cápita. En último caso, se resolverá mediante un sorteo.

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, ha asegurado a los medios de comunicación que esta medida garantiza la "libertad educativa" y beneficia a muchas familias con menos recursos que con la llegada de sus hijos a la etapa de Bachillerato, tenían que renunciar a un centro concertado. "Esto es dar oportunidad y son las bases regulatorias que se harán en breve y permitirá a las familias poder seguir con la educación que han elegido para sus hijos", ha remachado el consejero.

En las próximas semanas, el Ejecutivo aprobará también un nuevo decreto para regular los colegios concertados que abre la puerta a financiar a través de un concierto los estudios no obligatorios. Estas medidas en la recta final de legislatura alimentarán, además, la campaña electoral del PP, que pretende hacer de la "libertad de elección" una de las banderas para mantener el voto. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha