Vox garantiza el apoyo a la investidura de Ayuso pero avisan de que harán "respetar" sus ideas

Macarena Olona, Rocío Monasterio, Santiago Abascal, Javier Ortega Smith e Iván Espinosa de los Monteros celebran los resultados obtenidos en la jornada de 4 de mayo de 2021

La extrema derecha se ha hecho un hueco entre el electorado madrileño. Vox ha conseguido mejorar el resultado obtenido hace dos años, pasando de doce a trece diputados en estos comicios y ha garantizado su apoyo en la primera vuelta de investidura a la ganadora de las elecciones, Isabel Díaz Ayuso. Con la desaparición de Ciudadanos, que no ha llegado a recabar el 5% de los votos, el partido liderado por Santiago Abascal se sitúa como segunda fuerza de la derecha y único aliado que le queda al PP en la Asamblea de Madrid. La candidata autonómica, Rocío Monasterio, ha celebrado el apoyo recibido por su formación y ha recordado que a partir de ahora son "claves" para el futuro de la política en la región.

Los resultados de las elecciones del 4M en Madrid, por municipios y distritos

Nada más comparecer ante los medios de comunicación, la candidata autonómica y el presidente nacional, Rocío Monasterio y Santiago Abascal, han asegurado que apoyarán a Isabel Díaz Ayuso como presidenta, aunque no han aclarado si sus votos tendrán algún coste para la ganadora de las elecciones. "En los próximos días facilitaremos la investidura como presidente de la señora Diaz Ayuso", ha aseverado Monasterio, que ha añadido que la lideresa del PP "tendrá que elegir entre Vox o una abstención del PSOE".

El líder nacional de la formación de extrema derecha ha concretado que "no hará falta una segunda vuelta. En una primera vuelta Vox votará a favor de la investidura" de la lideresa del PP. Y ha reseñado que le brindan el apoyo porque su objetivo electoral es "evitar el asalto comunista a la Comunidad de Madrid". "Ahora bien, la señora Ayuso decidirá cómo gobernará todo este tiempo, si quiere hacerlo apoyándose en los partidos de izquierda o apoyándose en Vox", ha destacado.

"Muy satisfechos" con el resultado obtenido

Con el escrutinio casi finalizado, Vox ha conseguido el 9,2% de los votos (una cifra parecida al 8,88% obtenido en las elecciones de 2019). Los de Ayuso les necesitan para conseguir mayoría absoluta en las votaciones que se celebren en la Asamblea de Madrid. Una circunstancia que han celebrado los líderes de la formación de extrema derecha, que de esta forma continuarán condicionando las políticas del Gobierno madrileño. "Tenemos dos años por delante en la Comunidad de Madrid donde vamos a hacer respetar nuestras ideas y nuestro programa, tienen que asumir que Vox es decisivo", ha destacado Monasterio. Su jefe de filas, le ha felicitado por el resultado obtenido y ha aseverado que están "muy satisfechos" con los escaños conseguidos en un escenario de "extraordinaria dificultad" y "polarización". "Vox ha sido atacado como si fuese un partido nazi", ha lamentado Abascal.

Con una campaña centrada en la provocación y liderada por el líder nacional, Vox ha ido ganando protagonismo en los últimos días a golpe de polémica. Los incidentes del acto que organizaron en Vallecas, la campaña electoral colocada en la estación de Cercanías atacando a los menores extranjeros no acompañados (MENA) y la actitud desafiante de Monasterio en el debate de la Cadena Ser, le han servido para obtener el apoyo de casi uno de cada diez votantes.

La formación se ha valido de Abascal para tratar de remontar las encuestas previas a la campaña, que les vaticinaban una tendencia a la baja. En ese momento, la dirección nacional decidió que el presidente tutelase la candidatura de Monasterio. Abascal se convirtió en su jefe de campaña, su estratega y prácticamente su sombra en todos los actos públicos que se han llevado a cabo. Y este martes ha sido también el encargado de aclarar cuál va a ser el posicionamiento de su partido en la investidura de Ayuso.

Abascal ha liderado la campaña

La confrontación con la izquierda ha sido otra de las banderas que la formación de extrema derecha ha agitado a lo largo de la campaña y se ha mantenido en la noche electoral, en la que los de Abascal han celebrado el mal resultado obtenido por las formaciones progresistas en la Comunidad y han tratado de darle un enfoque nacional asegurando que este 4 de mayo se ha producido "el comienzo de un cambio de rumbo para toda España". "El pueblo de Madrid ha derrotado al Frente Popular", ha defendido el presidente de Vox tras el discurso de su candidata. "Asistimos a un fracaso personalísimo de Pedro Sánchez y del PSOE, que se ha visto devorado por el extremismo", ha asegurado.

El anuncio de la dimisión de Pablo Iglesias se ha producido después de las declaraciones realizadas por los líderes de Vox. Al salir a saludar a los seguidores que se encontraban en el exterior de la sede del partido, Monasterio le ha mencionado: "El coletas que se vaya a reflexionar porque ha quedado el último". Posteriormente, se han limitado a publicar en sus perfiles en redes sociales: "Cierre al salir". La misma expresión que el candidato de Unidas Podemos utilizó el año pasado durante un debate con el parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, después de que este abandonara una comisión del Congreso en la que el entonces vicepresidente del Gobierno aseguró que "parece" que el partido de Santiago Abascal quiere un golpe de Estado.

Con este resultado, Vox se ha hecho un hueco en el electorado madrileño, un escenario que al inicio de la campaña cuestionaban algunos sondeos ya que el perfil y el estilo de la candidata popular es muy atractivo para los seguidores de Abascal. Ayuso no se ha comido a Vox, ya que la formación de extrema derecha ha mejorado ligeramente su resultado en comparación con las últimas elecciones y el PP ha arrasado en los comicios (pasando de 30 a 65 diputados).

Debido a la desaparición de Ciudadanos en el parlamento regional, Vox se convierte en la segunda fuerza de la derecha y aliado necesario de los populares. El presidente de Vox ha tenido palabras para los dos formaciones. Ha felicitado "efusivamente" a la ganadora de los comicios por sus resultados en la Comunidad de Madrid. Y ha lanzado un ataque a la formación de Inés Arrimadas, sin mencionarles, destacando que los resultados de las elecciones "demuestran que los españoles quieren claridad". "Los partidos que se han comportado con dudas, con complicidad o han sido colaboracionistas han desaparecido del mapa político", ha apuntado.

Vox volvió el domingo a la plaza de Colón a cerrar la campaña, demostrando que continúan reivindicando años después la foto que se hicieron junto a Pablo Casado y Albert Rivera. Allí, la formación de extrema derecha consiguió que PP y Ciudadanos legitimasen su discurso, que en aquel momento era novedoso en el escenario político español por sus mensajes xenófobos y el cuestionamiento de la violencia de género. En febrero de 2019, cuando se tomó aquella imagen, los de Abascal solo tenían representación en Andalucía, a partir de ahí fueron entrando en parlamentos autonómicos y en el Congreso. Colón no fue solo un punto de inflexión para Vox, también para Ciudadanos. Y este martes, Abascal ha lanzado un guiño a las formaciones liberales ante el resultado cosechado por los de Arrimadas: "Esperemos que esta sea una lección para todos los partidos en España".

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2021 - 00:08 h

Descubre nuestras apps

stats