VÍDEOS

Ayuso, desatada en la Asamblea de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con un adoquin en la Asamblea de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso tenía un listón difícil de superar. Es la presidenta autonómica que elogió los atascos; que ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ir contra Madrid a sabiendas, y que se preguntó si tras la exhumación de Franco del Valle de los Caídos "arderían parroquias como en el 36". Hoy, en una única sesión en la Asamblea de Madrid, ha batido todos sus marcas anteriores, con un discurso plagado de insultos y crispación en el que ha repartido a toda la oposición durante la sesión de control a su gestión.

El Pleno regional empezaba pasadas las diez de la mañana. Una hora antes, la presidenta de la Comunidad de Madrid venía de haber pedido el cese de Pablo Iglesias desde la Puerta del Sol, donde ha comparecido con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, para condenar los disturbios por las protestas en contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel. Ayuso acusaba a Unidas Podemos de alentarlas, un discurso que contrasta con el que la dirigente del PP hizo meses atrás cuando defendió y animó a que hubiera más manifestaciones en el barrio de Salamanca cuando hubo concentraciones no autorizadas: "Esperen a que la gente pueda salir porque lo de Núñez de Balboa les va a parecer una broma", dijo hace unos meses en sede parlamentaria.

La condena este jueves ha ido en otra dirección. Ayuso ha señalado directamente a Unidas Podemos de convocar las protestas y de alentar los disturbios. Antes, la portavoz de la formación, Isa Serra, había preguntado por las medidas económicas para combatir la crisis que también es social, a la vez que defendía que son las manifestaciones las que han ayudado a avanzar a la democracia y que su partido condena todas las violencias, también las de la policía. "Nosotros siempre vamos a ser claros en esto y claros también en que la lucha antifascistas y a favor de la libertad de expresión son lo que nos han permitido los avances democráticos en este país. En demasiadas ocasiones a pesar de ustedes", ha dicho la portavoz de Unidas Podemos.

Ayuso recogía el guante y cargaba contra Serra, Hasel y todo el partido. "Imagino que lo habrán pasado bien. Habrán pasado una noche la mar de divertida, rompiendo papeleras, rompiendo mobiliario urbano o destrozando los comercios o el kiosko que está en la Puerta del Sol", lanzaba sus acusaciones la presidenta contra la bancada de enfrente en la que estaba Isa Serra. "Después de un año perdido para España y para Madrid después de tantos negocios hundidos, después de tantas dificultades para todos los madrileños, ya lo que nos faltaba era jalear la fiesta de niñatos que se manifiestan por un delincuente que tiene menos arte que cualquiera de los que estamos aquí con dos cubatas en un karaoke", continuaba.

Ayuso volvía a pedir la salida de Unidas Podemos del Gobierno central y aprovechaba para señalar a Sánchez por ello. "Cuando un comunista entra en las instituciones, tiene su coche oficial, su casoplón y a la asistenta trabajando como niñera es difícil", ha espetado. "Es una vergüenza que estén en las instituciones, es una vergüenza que el presidente del Gobierno les haga simplemente hueco", ha insistido. "Para evitar la crisis de la democracia, lo importante es que Podemos se vaya de las instituciones porque son el cáncer de la democracia".

Contra Errejón y Más Madrid

Pero las acusaciones de la presidenta por este tema no terminaban ahí. Con un adoquín en la mano –la Asamblea convertida, un día más, en un plató de televisión–, ha culpado a la oposición de querer agredir a la Policía y, de nuevo, alentar las protestas. Su señalamiento se dirigía también a la bancada del grupo parlamentario de Más Madrid y a su portavoz Pablo Gómez Perpinyà. No era el único tema con el que atacaría a la formación madrileña. Perpinyà preguntaba por las medidas para la reactivación económica, que ha dicho solo están basadas en el "ladrillazo", pero antes recordaba en el Pleno que la comisión de investigación sobre Avalmadrid ha emitido un dictamen que concluye que Ayuso tuvo "trato preferente" en el préstamo a su padre.

La acusación le sacaba de sus casillas y Ayuso cargaba contra el líder de Más País, Íñigo Errejón, al que acusaba de "vago" y venir a las instituciones para proponer trabajar cuatro días. "El otro día sobre fondos europeos no hicieron ninguna aportación y todo críticas, porque era la hora de la siesta", espetaba. Y continuaba: "Perdónenme, que la próxima vez no les llamaré a las cuatro de la tarde, les llamaré a primera hora de la mañana a ver si han descansado un poco más y son capaces de traer algún tipo de propuestas porque solo lo hacen de manera socarrona y muy vaga, pero qué decir con el líder que tienen ustedes".

"Los ciudadanos trabajan más que ustedes, que lo único que proponen en un momento de reactivación de la economía española es trabajar cuatro días. ¿El vago de Errejón ha llegado hasta aquí para decir que tenemos que trabajar cuatro días? Ya están a jueves, ya se pueden ir", ha lanzado Ayuso.

También contra Vox

Otro de enfrentamientos lo protagonizaba Ayuso con otra socia, la portavoz de Vox, Rocío Monasterio. "Celebramos que hayan cedido a las pretensiones de Vox", ha dicho Monasterio sobre el retraso del toque de queda y el cierre de la hostelería. "Hagamos unos presupuestos que podamos defender en las colas del hambre", continuaba. Pero la presidenta tenía preparados sus reproches contra la líder del partido en Madrid. Ayuso pedía a la portavoz de la formación de ultraderecha dejar de "poner deberes en los micrófonos" y le solicitaba que se siente con el Gobierno regional a hacer propuestas "claras" para los presupuestos regionales.

"Siéntese y haga propuestas claras, que llevamos así meses", lanzaba Ayuso. Una de las exigencias de Vox para poder negociar las cuentas autonómicas pasa por que se sienten a hablar en un bar a las 21 horas. Ayuso le ha respondido que ella prefiere ir a los bares con su "familia y amigos" y no con Monasterio, porque son políticos y "en las instituciones es donde se negocian los Presupuestos y los dineros de todos los ciudadanos".

Ayuso también ha aprovechado para defender la relajación de las medidas en la Comunidad de Madrid con el retraso del toque de queda y el cierre de la hostelería, pese a ser la región con la tasa de contagios más alta del país. “La economía y la salud no pueden estar enfrentadas. La salud no es solo no contagiarse”, ha argumentado. “Ya que los ciudadanos no pueden ver a los suyos en casa, lo hacen ahí, y además reactivan la economía. Se están conjugando las dos cosas”, ha zanjado la presidenta de Madrid.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2021 - 12:00 h

Descubre nuestras apps

stats