Ayuso despacha a la oposición con un "no" a (casi) todo

La portavoz de Más Madrid, Mónica García, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Nuevo curso político pero con pocos cambios en la Puerta del Sol. El estilo que ha caracterizado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante sus dos primeros años de mandato basado en el poco consenso con la oposición no tiene visos de que vaya a cambiar en la nueva legislatura que echó a andar en junio tras las elecciones del 4 de mayo. Ayuso se ha reunido este lunes con la oposición en una ronda de contactos que trataba de iniciar un tiempo de diálogo, sin embargo, los encuentros han terminado con un 'no' a (casi) todas las propuestas presentadas por los grupos parlamentarios.

Ayuso inaugura el curso con otra batalla de poder: la presidencia del PP de Madrid

Ayuso inaugura el curso con otra batalla de poder: la presidencia del PP de Madrid

Ni ley de igualdad ni inversión en más psicólogos ni renuncia a seguir bajando los impuestos. Tampoco con Vox, su socio de Gobierno, ha habido grandes avances sobre una cuestión prioritaria para el Gobierno regional: los presupuestos. Ayuso ha emplazado a la líder de la formación de extrema derecha a volver a hablar en octubre sobre las cuentas que llevan en un cajón más de dos años.

Uno de esos sonados 'noes' ha sido el que Isabel Díaz Ayuso ha dado a una propuesta de la portavoz del PSOE, Hana Jalloul, que ha solicitado que el Gobierno presente a lo largo de la legislatura una ley de igualdad. La Comunidad de Madrid es la única región junto con La Rioja –que ya ha empezado a tramitarla– que no tiene una norma regional en esta línea. El portavoz del Gobierno, Enrique Ossorio, trataba de justificar después esa negativa. "Es importante reservar a la ley lo que debe ser objeto de regulación legal, y que algo que puede ser objeto de plan de igualdad, como hay en la Comunidad, se haga a ese nivel", ha argumentado Ossorio ante la prensa. "Viendo las leyes de otras comunidades autónomas, más que leyes se podría hablar de que son planes, estrategias", ha añadido.

Con la socialista tampoco ha habido consenso en retomar la comisión de investigación de residencias ni la comisión de fiscalización de los fondos europeos que propuso Jalloul antes del verano. La portavoz se ha llevado el compromiso de la presidenta de que construirá antes de 2022 más de una treintena de centros de salud y otros 39 centros educativos.

Antes que la portavoz socialista, se sentaba con la presidenta regional la líder de la oposición, Mónica García. La portavoz de Más Madrid también iba con una lista de peticiones que finalmente han quedado en papel mojado. Algunas eran despachadas rápidamente incluso con una negativa. La líder de Más Madrid ha solicitado a Ayuso que dé marcha atrás en la eliminación de los tres impuestos propios anunciados el pasado miércoles por la presidenta y que suponen para las arcas de la administración regional 3,4 millones de euros. La propuesta de García es que ese dinero se destine a la contratación de 100 psicólogos. "Ha dado un no por respuesta", ha dicho García sobre la contestación de la presidenta.

"Todos los impuestos son necesarios en este momento de reconstrucción. Si tenemos que elegir entre tragaperras y salud mental, elegimos salud mental. Cuando uno baja impuestos tiene que decir a qué médico va a despedir", ha asegurado García a su salida del encuentro con Ayuso. "Es verdad que son impuestos mínimos y que pueden estar obsoletos, pero son fundamentales. Ese dinero se puede gastar en 100 psicólogos, nos preocupa la salud mental, especialmente la juvenil", ha incidido García.

En cuanto a la subida del precio de la luz, García ha preguntado si el Gobierno autonómico cuenta con algún plan para paliar sus efectos. Ayuso "no tiene nada pensado", ha asegurado la líder de Más Madrid. Desde la formación proponen un cambio normativo para facilitar la eliminación de la burocracia a la hora instalar paneles solares y la presidente de la Comunidad tampoco ha sabido responder si contempla alguna reforma en esa dirección.

García ha destacado la "falta de proyectos" de Ayuso durante el encuentro, algo en lo que ha coincidido también la portavoz de Podemos, Carolina Alonso, que se sentaba por la tarde con la presidenta regional. Alonso ha tildado de "cordial pero estéril" la reunión y denunciaba la falta de propuestas por parte de la dirigente madrileña.

En el turno de Rocío Monasterio, con la que la presidenta ha estado reunida más de dos horas, el encuentro ha servido para avanzar poco (o nada) en los presupuestos, según ha explicado después la líder de Vox en Madrid. Monasterio ha indicado que la presidenta la ha emplazado a hablar sobre esta cuestión en octubre, cuando el PP tiene previsto tener el borrador. La portavoz de Vox ha asegurado que el plan de Ayuso es presentar unos presupuestos cerrados para que Vox introduzca después enmiendas en la Asamblea de Madrid, algo que ha rechazado. Según ha indicado Monasterio, su intención es que haya una negociación y "acuerdo" antes de que lleguen a la Cámara de Vallecas.

La Comunidad de Madrid lleva sin presupuestos desde 2019. El balance de la gestión de los casi dos años de Gobierno de Isabel Díaz Ayuso al frente de la Comunidad de Madrid antes de las elecciones del 4 de mayo fueron dos leyes y cero presupuestos. Ahora Ayuso tiene intención de llevar un proyecto a la Asamblea de Madrid a finales de octubre, según ha trasladado a la oposición. Las negociaciones con Vox, sin embargo, aún no han empezado conforme ha confirmado la propia presidenta a los grupos de izquierdas y ha constatado después la portavoz de la formación de extrema derecha.

Monasterio ha trasladado a la prensa sin embargo que ha sido una "larga y productiva reunión", en la que ha mostrado su preocupación ante medidas que se han tomado en autonomías lideradas por el PP, como exigir el pasaporte COVID en algunas actividades, frente a las que se han mostrado "frontalmente opuestos". Según la líder de Vox, la dirigente autonómica se ha comprometido a no llevarlo a cabo.

La portavoz de la formación de extrema derecha también ha asegurado que con Ayuso ha estado hablando estos días sobre Telemadrid y ha reiterado su posición de que deben "cerrarse las televisiones autonómicas" porque es "un gasto que ahora mismo no se puede permitir", cuando se podría dedicar a Educación y Emergencia Social. Como alternativa para los trabajadores de Telemadrid Monasterio propone que ellos mismos "lideren una cadena y organicen una sin la intervención de los políticos". "Creo que si estuviera liderada por los trabajadores tendría éxito", ha sostenido.

Los portavoces de los grupos de la oposición han coincidido en una cosa: quieren que estas reuniones se conviertan en habituales para esta nueva y corta legislatura que arrancaba en junio y que desembocará en las elecciones de 2023. De momento, poco consenso con la izquierda. Algo más con Vox.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2021 - 21:26 h

Descubre nuestras apps