La portada de mañana
Acceder
La inmunidad salva a Juan Carlos I de fraude fiscal, blanqueo y amenazas
Las montañas submarinas son parte de los océanos que necesitan protección
"Este artículo no lo puede escribir una Inteligencia Artificial", por Isaac Rosa

El Gobierno de Ayuso dice que las muertes en las residencias no se pudieron evitar y que las familias ya las “han superado”

David Noriega


29

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha acusado a Vox de reclamar una comisión sobre las residencias por un “interés electoral”. El partido de extrema derecha presentó este martes una propuesta para abordar las “necesidades sociosanitarias” en los centros de mayores y personas con discapacidad en la región. Una petición que llega 14 meses después de que el grupo que lidera Rocío Monasterio se alinease junto al Partido Popular para impedir que se investigasen los protocolos que impidieron el traslado a ancianos a hospitales.

'Morirán de forma indigna': adelanto editorial del libro de Alberto Reyero, exconsejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid

'Morirán de forma indigna': adelanto editorial del libro de Alberto Reyero, exconsejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid

“Pensamos que no tiene sentido porque mandamos un mensaje falso a los familiares. Parece que estamos diciendo que las muertes que sucedieron se pudieron evitar y eso no es cierto”, ha afirmado el vicepresidente durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. “Eso sucedió igual en todo el mundo, estas muertes sucedieron igual en todo el mundo, con alta incidencia en las personas mayores”, ha justificado Ossorio.

“Tenemos la obligación de que las residencias garanticen que los mayores estén cuidados y tranquilos”, afirmó este martes Monasterio. Su grupo, sin embargo, se abstuvo en la votación que pedía investigar, en julio de 2021, la muerte de más de 8.000 ancianos en las residencias durante lo peor de la pandemia, después de que la consejería de Sanidad madrileña firmase y difundiese unos protocolos que impidieron el traslado de estas personas mayores y dependientes a hospitales.

“En aquel momento era una carga vírica mortal”, aseguró este miércoles Ossorio, que ha considerado que “las familias ya lo han superado”, por lo que ha criticado “volver a esto con un interés electoral”. En la misma línea, el vicepresidente ha insistido en que “la justicia ha archivado todas las causas”.

Apenas unas horas después, el grupo de Más Madrid ha registrado una solicitud de reprobación del vicepresidente Ossorio por estas palabras. “Ha cruzado absolutamente todas las líneas rojas. El nivel de vileza y de inmoralidad de este Gobierno ha tocado techo y eso que tenían el listón bastante alto”, ha criticado la portavoz, Mónica García, que ha reclamado que “si no dimite es también el deber de Ayuso cesarle inmediatamente, porque este señor no puede representar a los madrileños que no solo no hemos olvidado a nuestros mayores, sino que queremos investigar hasta el final lo que pasó”.

“Evidentemente, la muerte de un ser querido nunca se supera, pero sí se ha superado la mentira de la izquierda, sin escrúpulos, que afirmó que se pudo haber evitado”, se justificó Ossorio en redes. Horas antes, había asegurado que le “sorprende que a estas alturas de legislatura coincidan Mónica García y Rocío Monasterio”. Más Madrid, el PSM y Unidas Podemos llevan desde entonces reclamando una investigación para que se esclarezca qué ocurrió en las residencias de mayores durante lo peor de la pandemia, que no se ha podido llevar a cabo porque entre los tres grupos no suman mayoría en la Asamblea regional y la extrema derecha siempre se ha alineado con el PP, ya sea con su apoyo o con su abstención, lo que en la práctica supone que triunfen siempre las posturas de los populares.

“Lo que ha hecho Vox es sumarse a la estrategia de la ultraizquierda”, afeó el portavoz del grupo parlamentario popular en la Asamblea, Pedro Muñoz Abrines. “Vox ha caído en esa trampa, en esa estrategia conjunta que tenía la ultraizquierda para promocionar la venta de un libro”, agregó. Se refiere a la publicación de 'Morirán de forma indigna', del exconsejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero que dejó el Gobierno de Ayuso tras denunciar la situación de las residencias durante la primera ola de la pandemia y calificó los protocolos de sanidad de poco éticos y posiblemente ilegales.

La petición de Vox se produce a siete meses de las elecciones y en un momento en el que el PP ha dicho ya que está preparando los presupuestos del próximo año. Unas cuentas para las que necesita el apoyo de Vox, como ya ocurrió con las anteriores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats