La portada de mañana
Acceder
Marruecos provoca una crisis con España utilizando a su población
La oleada de mensajes positivos alienta la sensación de que la pandemia se acaba
Opinión - ¿Quiénes son los enemigos del pueblo?, por Rosa María Artal

Pandemia, sanidad, impuestos y paro: los temas que marcaron el único debate a seis de la campaña en Madrid

Imagen del debate electoral de este miércoles.

El único debate a seis de los candidatos para presidir la Comunidad de Madrid en las elecciones del próximo 4 de mayo estuvo este miércoles marcado por la pandemia, con un duro cruce de acusaciones entre los representantes de la derecha y la izquierda por la gestión de la emergencia sanitaria de los últimos meses. Además de la COVID-19, el enfrentamiento también sirvió para contrarrestar las diferentes posturas sobre las políticas sanitarias de la región, las propuestas sobre los impuestos y las estrategias para hacer frente a uno de los grandes problemas de la comunidad y también del conjunto del Estado: el desempleo.

Gabilondo asume que necesitará a Unidas Podemos: "Pablo, tenemos 12 días para ganar"

Gabilondo asume que necesitará a Unidas Podemos: "Pablo, tenemos doce días para ganar"

El comienzo del debate organizado por Telemadrid, que se prolongó durante más de dos horas, comenzaba con la intervención del candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, haciendo un llamamiento a la participación y con el resto de candidatos pidiendo el voto para sus respectivas formaciones políticas. A partir de ahí, el gran tema que marcó los primeros minutos del enfrentamiento fue el de la gestión de la pandemia.

Iglesias aportó datos, como que la Comunidad de Madrid "es la primera en casos totales" de infectados, "más de 600.000". "En total de casos de hospitalización, casi 90.000, en ingresados en UCI y en número fallecidos. En porcentaje de casos actualmente, el 13% del total; en UCI, con una ocupación del 36%. Y más muertos por millón de habitantes. Son datos objetivos", zanjaba. El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, leía a renglón seguido la carta entre consejeros de la Comunidad de Madrid sobre las órdenes de no derivar a enfermos de COVID-19 de residencias a los hospitales. "Estas órdenes eran terribles", le decía a la presidenta madrileña: "No es gestión, es su ideología".

Para la actual presidenta y candidata a la reelección del PP, Isabel Díaz Ayuso, porque los ancianos "se salgan o no de las residencias" no tenían por qué salvarse "en muchas ocasiones y los geriatras lo saben". "En Madrid no hemos dejado morir a la gente", zanjaba. Ayuso se defendía a continuación asegurando que "las muertes son de todos" y que ella "no inventó el virus". En su intervención, Ayuso aportaba un dato falso asegurando que "la mortalidad en Madrid ni siquiera en la primera ola fue superior a otras comunidades autónomas". "Fuimos las cuartas", señalaba. La afirmación no es cierta ya que Madrid lideró el exceso de mortalidad de la primera ola de coronavirus, los meses de marzo, abril y mayo de 2020: un 141% más de fallecimientos que en la media de años anteriores.

La candidata de Más Madrid, Mónica García, reprochaba en ese punto a la aspirante del PP a revalidar la presidencia que no haya hecho "una mínima autocrítica" de su gestión de la pandemia. "Me sigue fascinando", afirmaba García, que pedía a la jefa del Gobierno autonómico que se atreva a mirar a la "cara" y "decir que no está orgullosa de lo que ha ocurrido con las cifras que le hemos dado". "Las cifras son como son, dramáticas", ha espetado después de las primeras intervenciones de los partidos de izquierda, centradas en las críticas a la gestión de la Comunidad de Madrid. En su turno, la candidata de Más Madrid también lamentaba el "divorcio entre la política y la realidad de lo que se ha vivido en los hospitales". "Es lo que me hace tener más ímpetu para que usted no vuelva a la Puerta del Sol", finalizaba.

Los enfrentamientos más duros

Los principales choques respecto a la pandemia se producían entre Ayuso, por un lado, e Iglesias y García, por otro. "He estado escuchándola, no sonría. ¿Cuántos fallecidos ha habido en la Comunidad de Madrid? No sonría", le decía el líder de Unidas Podemos a la candidata del PP. Ayuso le respondía: "20.000". "¿Puede decir alguna comunidad con más fallecidos? ¿Y dice que es por Barajas? ¿Cree que es serio? No sonría, estamos hablando de datos de fallecidos. Dice que los datos de Madrid son envidiables ¿Cree que es decente tomarle el pelo a la gente cuando ha costado vidas?", añadía después Iglesias. "¿Sabe por qué encabeza las cifras?" proseguía: "Hay comunidades del PP que no tienen esas cifras. Yo he llegado a acuerdos con la patronal, sindicatos y todas las comunidades menos con una, con la suya. Porque no se preocupaban con los ciudadanos de la Comunidad de Madrid. Y hace algo indecente, mentir con algo que todo el mundo puede comprobar".

Ayuso respondía atacando a Iglesias. "Es un personaje que no es creíble, poco querido en Madrid. Si va por los barrios, por Mercamadrid, la gente le dirá lo que piensa", aseguraba. "Le hablo de datos de muertos y me habla de si le caigo bien a la gente? ¿Le parece serio?", cuestionaba Iglesias. Ayuso se dirigió entonces al candidato del PSOE: "Y usted, señor Gabilondo, da vergüenza ajena. Si de mí depende usted nunca será Defensor del Pueblo". Volviendo a Iglesias, Ayuso concluía: "Es una pantomima, lo más mezquino. Ha venido para salvar un proyecto y ni siquiera cogerá el escaño". Ambos dirigentes también se enfrentaron por la gestión de las residencias.

En cuanto a la política sanitaria, la candidata del PP y presidenta autonómica acusaba a Mónica García, anestesista en el hospital Doce de Octubre, de "utilizar la sanidad pública como si fuera suya" para "hacerse promoción". Esa era la respuesta de Ayuso a la crítica de García a una actitud, a su juicio, "altiva, desafiante y faltona". "Le pediría un poquito más de nivel para ser presidenta de la Comunidad". La candidata de Más Madrid también corrigió a Ayuso la cifra de fallecidos. "Parece ser la única que ha trabajado por la pandemia. Cada uno estuvo donde pudo", le replicaba la jefa del Gobierno regional.

El candidato del PSOE recordaba que la Comunidad de Madrid es la segunda por la cola en inversión sanitaria y decía que fue "simbólico" que dos mujeres le dijeran a Ayuso en la puerta del Hospital 12 de Octubre que estaban "enfermas y desatendidas". Ángel Gabilondo afeaba también que el gasto de atención primaria sea tan bajo y proponía la creación de 30 centros de salud. También apostaba por un "plan estratégico de vacunación" para "no generar este desconcierto".

Edmundo Bal, de Ciudadanos, pedía por su parte un pacto de Estado al Gobierno, en la Comunidad de Madrid y el resto de España, para la vacunación donde "estén todos los sectores públicos y privados".

El cartel de Vox sobre los menores inmigrantes

También protagonizaba el debate el polémico cartel desplegado por Vox en la estación de Sol contra los menores inmigrantes. Su candidata a presidir la comunidad, Rocío Monasterio, mencionó a este colectivo nada más comenzar el cara a cara. En concretó, tardó 15 segundos en cargar contra los menores menores extranjeros no acompañados (MENA). Monasterio, que después enseñó el cartel, aseguró que todos sus oponentes "se indignan" cuando denuncian "que un mena cuesta 4.700 euros" a las arcas públicas. Ningún menor migrante tutelado por la Comunidad de Madrid recibe una ayuda directa de 4.700 euros, como da a entender Vox en su campaña.

Este asunto enfrentó después a la candidata de Vox con Pablo Iglesias, que criticó el cartel de Vox que compara las pensiones no contributivas con el supuesto gasto que suponen los menores no acompañados. "Para chiringuito el que le puso Aguirre a Abascal, eso costaba bastante más caro que las pensiones de nuestros mayores", le ha respondido a Rocío Monasterio. "Ustedes votaron en contra de la subida de las pensiones", concluía. "Le parece mal que ponga un cartel, eso le parece mal, ¿eh? Le parece mal", respondía desafiante Monasterio, que acusaba a Iglesias de "gastarse el dinero en la niñera oficial".

En materia económica, el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, buscaba el cuerpo a cuerpo con Isabel Díaz Ayuso por decir que las personas de las ‘colas del hambre’ son "mantenidos". El socialista le reprochaba que no tenga "pudor" en decirlo. "No es una vergüenza estar en una cola del hambre, lo que es una vergüenza es que alguien se tenga que poner en una cola para comer", decía Gabilondo. Su turno comenzaba hablando del paro juvenil que se sitúa en el 34.2% en la Comunidad de Madrid e Isabel Díaz Ayuso le respondía que en España es del 40%. El candidato del PSOE también aprovechaba para decir que es "tremendo" el problema del alquiler cuando un piso de 90 metros cuadrados cuesta 1.000 euros, según ha dicho, "más del SMI". Iglesias pidió después a Gabilondo "inspirarse en el acuerdo" del Gobierno de coalición "para limitar los precios del alquiler y hacer una ley en Madrid".

En cuanto a los impuestos, Gabilondo e Iglesias discrepaban sobre cuándo se deberían subir los tributos en la Comunidad. Gabilondo reiteraba que su apuesta es "no tocar los impuestos" en estos dos años en la línea de lo que plantea la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, de aplazar la reforma fiscal hasta que la economía se recupere. "Esto no quiere decir que no haya un problema serio de la fiscalidad en Europa y en España", decía el socialista, cuyo partido apuesta por armonizar los impuestos en España y subir algunos para que el país se asemeje a la UE, que está unos siete puntos por encima en presión fiscal. "En este momento, no", le contestaba a Iglesias.

El candidato de Unidas Podemos reclamaba en cambio "aplicar la Constitución" y "bajar los impuestos a autónomos o trabajadores", pero para quien tenga "un patrimonio de más de un millón de euros excluida la vivienda habitual" Iglesias planteaba "recuperar el impuesto de Patrimonio como hace cualquier país serio".

Las propuestas de pactos

La candidata de Más Madrid, Mónica García, se lanzaba por su parte contra las políticas fiscales del PP en Madrid tras las promesas de Ayuso de continuar bajando impuestos. “No nos engañe", apuntaba, mostrando un gráfico. "Igual los telespectadores no lo ven, pero los beneficiarios son esta rajita tan pequeña, el 8%", aseguraba en referencia al compromiso de la presidenta autonómica de aumentar la bonificación del impuesto de sucesiones.

García cuestionó "el milagro económico" de Madrid con otro gráfico porque "el paro ha aumentado el doble". "¿Qué fuente es esa? ¿El Ministerio de Podemos y Más Madrid?", replicaba Ayuso, que aseguraba que Madrid está a la cabeza de la creación de empleo.

El debate lo cerraron las distintas propuestas de alianzas de los candidatos para garantizar la gobernabilidad de Madrid tras el 4M. Edmundo Bal, de Ciudadanos, reiteraba su preferencia por reeditar el pacto con el PP roto por Ayuso con el adelanto electoral. Monasterio pedía el voto para que Vox sea "clave" en la comunidad. El giro de guion lo protagonizaba Ángel Gabilondo, que si bien impuso un veto a Pablo Iglesias en el arranque de la campaña para hacerse con el voto moderado este miércoles le dijo al exvicepresidente: "Confío en contar con el apoyo de Unidas Podemos para cerrar el paso al Gobierno de Colón. Pablo, tenemos doce días para ganar las elecciones". Gabilondo también confió en poder pactar con Más Madrid para desbancar a Ayuso del poder.

* Con información de Irene Castro, Aitor Riveiro, Sofía Pérez Mendoza, Fátima Caballero, Laura Galaup, Belén Remacha y Carmen Moraga.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 00:21 h

Descubre nuestras apps

stats