Las protestas feministas marcan un Dos de Mayo descafeinado y sin presidenta

El presidente en funciones, Ángel Garrido, entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. / Efe

Ni una mención a Cristina Cifuentes. El presidente del Ejecutivo regional en funciones, Ángel Garrido, ha evitado nombrar a la que ha sido su jefa hasta hace una semana en un discurso institucional y descafeinado con motivo del Dos de Mayo. Garrido no se ha salido ni un ápice de un guión encorsetado en una defensa cerrada de la institución y los funcionarios. Y nada más. El sustituto transitorio de Cifuentes ha omitido, salvo por dos menciones puntuales, la crisis de Gobierno que envuelve este Dos de Mayo anómalo.

Una protesta feminista contra la sentencia a 'la manada' marca los actos del Dos de Mayo en la Puerta del Sol

Protesta feminista contra la sentencia a 'la manada' en la Puerta del Sol: "No es abuso, es violación"

Garrido ha reducido el "shock" que devora al partido tras la marcha de Cifuentes a "vaivenes y cambios coyunturales" y ha presentado el acto como "una muestra clara de la estabilidad de las instituciones madrileñas, más allá de las circunstancias concretas de cada momento". Al acto no han acudido ninguno de los expresidentes del PP, todos invitados a excepción de Ignacio González.

En el interior del discurso plano de Garrido se ha colado una apelación a la "resistencia" ante la "adversidad", como homenaje a "los valores del 2 de Mayo, por encima de cualquier problema puntual". "Nos permite identificarnos como miembros de una sociedad resistente, capaz de superar la adversidad", ha afirmado.

Este Dos de Mayo pasará a la historia, además de por el síndrome de nido vacío, por las protestas feministas que han marcado los actos exteriores. La solemnidad del desfile organizado frente a la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional, se ha quebrado a gritos de "vergüenza" por la sentencia de La Manada, conocida el pasado jueves y que condena a los agresores por abuso sexual y no por violación. Los pitidos y las consignas de las mujeres han roto el silencio.

El mensaje de Garrido ante la atenta mirada de pesos pesados del partido, como la secretaria general María Dolores de Cospedal y la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, contrasta con la defensa cerrada a la expresidenta "y amiga" de los últimos días.

El presidente en funciones se está jugando, hoy también con sus palabras, ser el candidato elegido por Génova para dirigir el Gobierno hasta 2019. La dirección nacional duda sobre su idoneidad precisamente por su cercanía al cifuentismo y lo cierto es que este miércoles ha marcado distancias y ha reivindicado su larga experiencia como "concejal en diferentes distritos de la ciudad de Madrid".

Cifuentes, la innombrable

Cristina Cifuentes, hasta hace un mes el valor al alza del PP de Madrid, ha sido este miércoles la gran ignorada. La innombrable. Ninguno de los galardonados ha hecho referencia a la expresidenta a excepción del escritor Alfonso Ussía, que ha considerado "grosero no recordarla". "Fue obligada e irremediable la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, pero sería muy grosero por mi parte, irremediablemente grosero, no recordarla en este momento", ha indicado Ussía.

Vestido con el traje institucional, el presidente en funciones ha reconocido "la labor de una administración autonómica consolidada, que ha hecho y hace posibles unos servicios públicos de calidad y un Estado del Bienestar al servicio de todos" y ha loado a la Comunidad como un "pilar básico de la recuperación y del crecimiento de España". "Los madrileños tenemos, por tanto, mucho que celebrar hoy, Día de la Comunidad de Madrid", ha terminado.

El PP ha intentado demostrar su fuerza con una nutrida representación de caras conocidas y de peso. "Desde la dirección nacional, un año más nos volcamos con el PP de Madrid", ha dicho el vicesecretario Pablo Casado a su llegada a la Puerta del Sol.

Casado admite que son "momentos complicados" y reivindica que el "PP está por encima de nosotros". "Nos quedamos con un apoyo institucional al gobierno de la comunidad de Madrid y sobre todo con un apoyo de partido para empezar a reconstruir una alternativa ganadora de cara al año que viene", ha concluido en una jornada en que las encuestas dan de nuevo el sorpasso de Ciudadanos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el postulado como candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Iñigo Errejón, han pedido ante los medios a Ciudadanos que se abstenga de la investidura del candidato del PP, sea quien sea, para que haga realidad una verdadera "regeneración".

El discurso completo del presidente en funciones de Madrid, Ángel Garrido, del Dos de Mayo by eldiario.es on Scribd

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2018 - 12:14 h

Descubre nuestras apps

stats