La portada de mañana
Acceder
La cuarta ola evoluciona con grandes diferencias entre comunidades autónomas
¿Quién tiene una casa en España? La brecha entre propietarios e inquilinos
Opinión – Lo de Madrid, por Antón Losada

Sánchez refuerza al PSOE de Madrid y coloca a José Cepeda como número dos de Gabilondo

El socialista José Cepeda en una imagen de archivo.

La crisis del coronavirus hizo saltar las alarmas en Ferraz y Moncloa por el perfil bajo que mantuvo Ángel Gabilondo frente a Isabel Díaz Ayuso, que se convirtió desde la Puerta del Sol en uno de los principales azotes contra la gestión de Pedro Sánchez. La dirección federal y la regional, liderada por José Manuel Franco, convinieron en la necesidad de reforzar al exministro en la Asamblea de Madrid. Finalmente, la propuesta de Sánchez es que sea el veterano diputado José Cepeda el que actúe como número dos de Gabilondo. 

La propuesta la ratificará este miércoles la Ejecutiva regional del PSOE de Madrid, que es la que tiene la potestad de nombrar los miembros de la dirección del grupo parlamentario. Cepeda será propuesto como portavoz adjunto de los socialistas en la Asamblea de Madrid y la próxima semana será el grupo el que tenga que avalar la decisión. Pilar Sánchez Acera seguirá siendo portavoz adjunta. 

Cepeda, que es diputado en el parlamento regional desde hace cinco legislaturas y en las últimas senador por designación autonómica, ocupará el puesto que dejó vacante José Manuel Rodríguez Uribes al ser nombrado ministro de Cultura. Esa marcha, sumada a las de Pilar Llop a la presidencia del Senado o de Llanos Castellanos a Patrimonio Nacional y del propio Franco a la delegación del Gobierno arrastró a los socialistas madrileños a una nueva crisis de liderazgo en la Asamblea. 

La preocupación también era palpable en la federación, que asume que Gabilondo está de salida -a la espera de que el PP se avenga a negociar con el Gobierno y pueda ser designado Defensor del Pueblo-. En las filas socialistas estaban pendientes del relevo mirando al futuro relevo de Gabilondo, que también dan por hecho que no repetirá como candidato en 2023 tras quedarse en las dos últimas elecciones a las puertas de la presidencia madrileña, que se le resiste al PSOE desde 1995. 

El elegido para elevar el tono de oposición en la Asamblea de Madrid ante el perfil bajo de Gabilondo fue elegido diputado por primera vez en los comicios de 2003, cuando se produjo el tamayazo en el que dos tránsfugas frustraron la llegada de Rafael Simancas a la Puerta del Sol. Cepeda, procedente del acostismo -una corriente de la federación madrileña apegada al guerrismo-, disputó el liderazgo del PSOE madrileño en 2007, pero se impuso Tomás Gómez. En 2014 apoyó a Sánchez en las primarias frente a Eduardo Madina y Patxi López, pero en la última batalla se posicionó con Susana Díaz. 

No obstante, Cepeda ha sobrevivido como diputado y senador por designación autonómica, así como representante parlamentario ante el Consejo de Europa, un puesto que ahora abandonará con sus nuevas responsabilidades, según fuentes socialistas. En la última etapa, ha mantenido la sintonía con la dirección de José Manuel Franco y formó parte del grupo de parlamentarios que en un primer momento, en consonancia con Ferraz, trataron de dar una respuesta a Ayuso ante la falta de respuesta por parte de Gabilondo. Pero esa fórmula resultó insuficiente y los socialistas comenzaron la búsqueda de un número dos "que muerda" en la oposición. Ese es el objetivo que se le marca. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats