CurryCata con Comestibles Valverde & Spicy Yuli

Country captain_curry británico 1747_Comestibles Valverde_Malasaña a mordiscos

Si algo me gusta de este barrio, de Malasaña, es que la gente colabora, hace proyectos juntos y crea cosas chulas. En este caso la experiencia conjunta ha sido una cata de curry organizada por Spicy Yuli y Comestibles Valverde.

Sí, me gustan mucho estas colaboraciones que surgen entre las gentes del barrio, entre sus pequeños emprendedores/autónomos (¡¡¡esos luchadores que no tienen el reconocimiento que se merecen y están todo el día afrontando obstáculos absurdos!!!). Perdonad que me vaya por las ramas, pero tengo que deciros que me da una rabia infinita que la gente llorona, que se sitúa como víctima de cualquier cosa, reciba todo el apoyo (social, estatal, etc.) y los luchadores, los que hacen de todo para ganarse la vida, tengan que afrontar cada movimiento con las zancadillas que les ponen las rémoras (empezando por S.M la Rémora Madre, es decir, el Estado). ¡Qué poco me gusta este tema! Bueno, ya, lo dejo.

Para acompañar este viajecito entre especias y ultramarinos modernos, os dejo la canción Wonderful life de Black. Me ha parecido siempre un contrasentido la imagen tristona de Black, la letra de esta canción (And I need a friend/oh, I need a friend/To make me happy/Not stand here on my own) y el título de marras. Creo que Black tiene un problemita.

https://youtu.be/uMXz3TQOS_c

Comestibles Valverde es una tienda que lleva en el barrio 3 años y nos propone una variada gama de ultramarinos de calidad: legumbres, verduras en conserva, quesos, chocolate, pastas, salsas, embutidos, vinos… Una selección perfectamente surtida, siempre buscando la excelencia. Una tienda moderna donde encontrar todo lo que puedas necesitar para cocinar y comer bien. Además su dueño, Nacho, te puede dar recomendaciones muy útiles para combinar los diversos productos que ofrece. Es bonito comprar en tiendas de barrio: trato cercano, variedad diversa a la típica del supermercado y calidad, ¡calidad!

Por su parte, desde hace ya 6 años en Malasaña, Spicy Yuli nos ofrece principalmente tés y especias, aunque también proponen mermeladas, chutneys, sales, galletas y accesorios de cocina. Entrar en esta tienda es trasladarse a tiempo atrás, a los mercados de especias y sus aromas, a las boticas donde se vendían estos productos en botes de cristal… Los sentidos se despiertan con sus colores y fragancias. Una maravilla. Y su dueña, Yuli, una experta en el tema especias y usos de las mismas.

Pues estos dos establecimientos ofrecen catas conjuntas, realizadas en la agradable tienda de Comestibles Valverde, y nosotros hemos ido a una estupenda degustación de curries del mundocurries (no me confundáis con curris, eso ya es otra cosa y con el tema sí señor-no señor podría irme, de nuevo, por las ramas y no volver definitivamente). Cata: 15 € por persona combinada con los agradables vinos que vende Comestibles Valverde. El local está lleno, somos unas veintitantas personas, con una zona con cumpleaños incluida, ¡alegría de vivir!

Yuli nos explica la proveniencia de los diversos curries, la historia del tráfico de especias, el valor de las mismas y la piratería que se encargaba de obtenerlas a más bajo coste (sí, no ha cambiado nada). Y, en primer lugar, nos propone un curry británico de 1747, el Country Captain, plato a base de pollo, cebolla y pasas con curry. El curry, por si no lo sabéis, es básicamente una mezcla de especias, puede incluir cúrcuma, cardamomo, jengibre, pimienta, cilantro, mostaza y muchas más, dependiendo de la zona de procedencia prevalecen unas u otras especias. También es una planta, con cuyas hojas se hacen infusiones. Y, en determinados países, de forma genérica, se aplica esta denominación a cualquier plato con carne o pescado y salsa. En la versión de curry cocinada en Reino Unido, normalmente el pollo o la carne o el pescado se enharinan, se fríen y luego se hace la salsa, es decir, el espesante de dicha salsa es la harina, a diferencia de lo que ocurre en Oriente, donde se suele utilizar la leche de coco para estos fines. Va acompañado de arroz con semillas de mostaza. Realmente el conjunto es sabroso, suave, meloso, excelente para comenzar. Para beber nos ofrecen tinto, blanco o rosado, según nuestros gustos. Yo siempre he preferido, con platos especiados y/o picantes, el vino blanco, así que Nacho, el propietario de Comestibles Valverde, nos ofrece un Viña Rey (blanco joven, 50% malvar/50% viura) fresco, sencillo, pocos matices, acompaña perfectamente el plato.

Seguimos con un curry de pato y naranja con vermicelli de arroz salteadoscurryvermicelli. Los vermicelli de arroz son esos fideos muy finitos que encontráis en los chinos y que cuando los tienes que dividir para servir en cada plato aquello se convierte en una lucha. Ella los dejó a remojo en agua fría y luego los salteó con verduras. Yo normalmente los escaldo y luego los salteo. A ella le quedaron más firmes, más al dente. La salsa de este curry ya tenía un punto más picante y la naranja le aportaba frescor. Mezcla de aromas compleja, texturas en contraste para un plato sabroso.

Y continuamos con un curry de cerdo y piña con arroz basmati con cardamomo y cilantro. Para mi gusto este es el plato más logrado, también porque llevaba pasta de curry rojo y es una de mis debilidades, me requeteencanta combinada con la leche de coco. Un plato picante, pero con el aporte dulce de la piña resulta un conjunto matizado y delicioso. El curry rojo ¡es lo más!

Y, de postre, una Lolita’s Birthday Cake (con el nombre los Humberts se han emocionado, que conste), por el cumple que se estaba celebrando en la sala contigua. Bizcocho de chocolate relleno de deliciosa mermelada y con maravillosa cobertura de chocolate con crocante e interrogante (?) de cumpleaños incluido. A mí me encantó y aquí pasé directamente al tinto, un rico Ribera del Duero, Portocelo. El chocolate y el vino tinto son, para mi gusto, una grandísima combinación.

Ah, se me olvidaba, al llegar vi ahí puestos a los Humberts Boys. Humbert I estaba hablando con Humbert II en modo acalorado-rabioso: "¡¡Hoy me han vuelto a pedir un NIF, de una factura recibida hace 2 años, que les he enviado ya dos veces!!" Veo que hablan de la Agencia Tributaria y sus grandes preocupaciones (las de la Agencia, no tiene nada mejor de lo que ocuparse de una factura de 100 y pico euros cuyo NIF no les mola, según cuenta Humbert). Me inserto amablemente en la conversación: "No te preocupes Humbert I, el trabajo de Hacienda es dificultar el día a día de los autónomos, tienes que tomarlo como una broma (aunque sea pesada)." "Es difícil tomarse como una broma perder tu tiempo en reclamaciones y recursos, sobre cuestiones ya aclaradas y solucionadas, cuando tienes que sacar adelante un negocio, ocuparte del stock, de la contabilidad, de los clientes, del marketing y mil cosas más", responde Humbert I airado. Yo creo que es la primera vez que coincidimos en nuestra visión de las cosas. "Te entiendo, en España la Agencia Tributaria y la burocracia en general, para los autónomos, es única y exclusivamente un monstruo al que una vez al trimestre debes alimentar con unos papeles y el dinero correspondiente y él te lo agradece reclamándote insensateces y creándote problemas basados en una visión cuadrada y, en muchos casos, poco informada de la situación", le comento. "Creo que voy a abandonar y hacerme asalariado y llorar porque no me dan la paga extra", dice Humbert I algo desalentado. "La vida es así: o das tú la tabarra o te la dan a ti, es difícil encontrar un equilibrio…" comento, y añado: "ánimo, no te dejes vencer, es lo que quieren, que se lo pongas fácil, que no hagas nada que se salga de lo establecido para tu edad y condición", me quedo pensando (es una oveja y le echo unos 5 años, ¿qué será lo establecido socialmente para él?). Nos damos un abrazo de comprensión mutua y se van los dos a toda prisa, tienen una cita con su asesora.

Recomiendo comprar en estas tiendas de barrio, trato amable, gran conocimiento de sus productos, variedad, calidad y siempre novedades para descubrir. También aconsejo totalmente acudir a sus catas, se aprenden muchas cosas y son realmente originales (Sunday Funday Libanés, Cata de las Guayanas, Cata de ceviches…). ¡Y también realizan catas personalizadas!Sunday Funday L

P.S. Debéis saber que además de hacer crónicas totalmente independientes, las opiniones y los temas tratados en mis artículos no están condicionados por ninguna "línea editorial". Escribo lo que quiero sin ningún tipo de cortapisa y esto puede contrastar con opiniones vertidas en otros artículos de este mismo periódico. Somos Malasaña permite la diversidad de opiniones entre sus colaboradores, lo cual agradezco y considero todo un avance en el mundo informativo. Yo soy la responsable final y única de todo lo que aparece en Malasaña a mordiscos.

  • Comestibles Valverde. Calle Valverde 41. Tel. 915 22 09 44. Horario: de lunes a viernes de 11:00 a 15:00 y de 18:00 a 21:00; sábados de 11:00 a 15:00. Facebook: www.facebook.com/comestibles.valverde
  • Spicy Yuli. Calle Valverde 42. Tel. 915 22 58 28. Horario: lunes 17:30 a 21:00; martes, miércoles y jueves de 10:30 a 14:30 y de 17:30 a 21:00. Viernes de 10:30 a 14:30 y de 17.30 a 21.30; Sábados de 12:00 a 21:30. Web: www.spicyyuli.com. Facebook: www.facebook.com/Spicy-Yuli-143529135702086
Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2015 - 10:00 h

Descubre nuestras apps

stats