ACIBU denuncia el exceso de espacios municipales meros contenedores de aire

La asociación de vecinos del Barrio de Universidad (ACIBU) denuncia la cantidad de espacios municipales sin uso que existen en la zona y que, según ellos, hoy por hoy son contenedores de aire: «Tenemos el contenedor pero lleva años vacío».

Uno de estos espacios es el complejo de las Escuelas Pías de Hortaleza, que abrió a principios de 2012. «Tenía que albergar, además del polideportivo y un centro de día, dos escuelas, una infantil y otra de música. Han pasado casi dos años y no sabemos nada de cuándo se pondrán en marcha estas dotaciones prometidas por el Ayuntamiento», explican desde ACIBU.

Tampoco se libra del abandono el Museo de Historia de la calle Fuencarral, que «permanece cerrado, a excepción de una sala en donde se puede ver una de sus joyas, la maqueta de Madrid de León Gil de Palacio. El resto del edificio está vacío o, al menos, cerrado al público, como cerrada permanece la biblioteca recién terminada que comparte medianeras con el colegio Isabel la Católica, en la plaza de Barceló».

Otro de los espacios de titularidad municipal que según esta asociación vecinal permanecen vacíos desde hace tiempo es la sala de exposiciones de Mejía Lequerica número 21, un espacio cultural «que apenas ha funcionado y que está previsto que sea desmantelado».

No son los únicos edificios municipales sin uso. El nuevo Conde Duque, que empezó a andar en el año 2011, era pregonado desde el Ayuntamiento como el proyecto estrella cultural a la ciudad: un centro polivalente que funcionaría tanto de día como por la noche. «Después de más de dos años, se puede asegurar que el centro es más invisible que nunca tanto para madrileños como para turistas: sus salas de exposiciones suelen estar vacías y todavía estamos esperando que abra el Museo de Arte Contemporáneo», dice ACIBU.

«Haber convertido un monumento barroco en un edificio de estética carcelaria no ha contribuido a su despegue y que gran parte de sus 60.000 metros cuadrados siguen completamente vacíos o infrautilizados, a pesar de que se gastaron casi 80 millones en la reforma», indican desde ACIBU.

A la luz de su situación actual, lanzan la siguiente reflexión: «¿Se necesita crear nuevos espacios municipales en nuestro barrio destinados a exposiciones? ¿Tiene sentido mantener alguno de los módulos del mercado provisional de Barceló para este fin? Es evidente que no».

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2014 - 10:29 h

Descubre nuestras apps

stats