La iglesia de San Antón celebra este año San Valentín con una misa al aire libre y coro en el jardín del COAM

A la izquierda, reliquias de San Valentín; a la derecha, detalle de los lazos con mensajes de amor que atan en la reja que protege el osario

Según la tradición católica, en la iglesia de San Antón reposan permanentemente, en uno de sus laterales, parte de los restos del santo patrón de los enamorados, San Valentín. Por ello, cada 14 de febrero, el templo es objeto de una pequeña peregrinación de fieles y curiosos, potenciada desde 2015, fecha en la que Mensajeros de la Paz se hizo cargo de esta iglesia.

Desde entonces se ha instaurado la costumbre de acudir a ella para atar cintas con los nombres de las personas a las que se ama en la verja que protege los restos del santo, guardados en un osario: calavera, dos fémures y varios huesos más. En esos lazos también se escriben diferentes mensajes de amor. 

Este año, dadas las condiciones especiales que vivimos a causa de la pandemia, por las que se desaconsejan las aglomeraciones, desde la iglesia de San Antón se ha pedido que se acuda escalonadamente y en días distintos a venerar las reliquias de San Valentín y, además, se ha ideado una misa en un formato diferente, al aire libre, para conmemorar el día del patrón de los enamorados.

De este modo, este domingo, a las 12 de la mañana, la celebración de la Eucaristía se trasladará del interior del templo al vecino jardín de la sede del COAM, donde se habilitará un espacio, cuidadosamente decorado y al aire libre, en el que podrán estar hasta 60 personas a la vez respetando el preceptivo distanciamiento social al que obliga la Covid-19. Además, la participación de un coro hará aún más especial esa misa.

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2021 - 20:00 h

Descubre nuestras apps

stats