La portada de mañana
Acceder
Felipe VI calla ante el intento de la extrema derecha de patrimonializar su figura
Familias de la concertada reniegan de la campaña contra la Ley Celaá
Opinión – Baladronadas a estribor, por Elisa Beni

"Ofelia Nieto Resiste" convoca una concentración frente al TSJM

El próximo jueves 20 de marzo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidirá, a puerta cerrada, acerca del futuro de la familia Gracia González y de su vivienda del número 29 de la calle Ofelia Nieto, que una orden (que han recurrido) dice que tienen que desalojar para proceder a su derribo.

Tras la paralización del derribo el día 14 y los siguientes 15 días de resistencia, la familia recuperaba parte de las esperanzas y volvía a su rutina habitual, siempre bajo la amenaza del desalojo y del derribo. Ahora que la justicia madrileña tiene que pronunciarse al respecto de su situación, desde "Ofelia Nieto Resiste" convocan el día 20 a las 10 de la mañana una concentración frente a la sede del TSJM en el número uno de la calle General Castaños.

El pasado 13 de octubre la abogada de la familia pidió la nulidad de todo el procedimiento expropiatorio, pero el Ayuntamiento no sólo no ha contestado sino que, según la familia, ni tan siquiera ha entregado toda la documentación del procedimiento, fundamental para seguir con la petición de nulidad en los tribunales.

De mantenerse en la vista del recurso del día 20 de marzo la legalidad del desalojo, perdería sentido la petición de nulidad. Para que se abstengan de ejecutar se pide acogerse a la acumulación de pleitos. Tendrían que contestar antes del día 20 y la demanda de nulidad va muy despacio. Por ello, se solicita que se le de prioridad al caso, porque están en juego derechos fundamentales de la familia.

Esta demanda de nulidad se basa principalmente en:

1.- Las irregularidades, que son las mismas que hicieron que el 1º Estudio de Detalle se considerase nulo (No publicidad de la norma)

2.- Es suelo urbano consolidado, no es suficiente una modificación, sino una revisión.

Lo más curioso es que, de ejecutarse el derribo, el solar está destinado a suelo patrimonial del Ayuntamiento para su posterior venta a manos privadas. «Sería legal en caso de que se tratase de terrenos, no de viviendas, pues éstas no pueden destinarse a suelo, según sentencia del Tribunal Supremo», explican los afectados.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2014 - 10:43 h

Descubre nuestras apps

stats