La portada de mañana
Acceder
Cómo Aragonès y Sànchez encauzaron una investidura encaminada al fracaso
Así empezó la nueva guerra entre palestinos e israelíes
España se sitúa a la cabeza de la UE en la vacunación de los mayores frente a la COVID

Cierra Alimentación Nieto: adiós a 78 años de ultramarinos

Alimentación Nieto, en la esquina de Corredera Alta de San Pablo con calle Palma | SOMOS MALASAÑA

Unos carteles en verde y naranja chillón en las cristaleras de Alimentación Nieto en los que se lee "Liquidación total" han hecho saltar todas las alarmas y, sí, la noticia de que este supermercado familiar cierra se confirma. Lo hará a final de este mes. Abierto en 1940, 78 años de comercio de proximidad desaparecerán de la esquina de Corredera de San Pablo con calle Palma en un visto y no visto.

"Me lo paso bien en mi trabajo, me jodería tener que cerrar", decía a Somos Malasaña hace poco más de un año Salvador Nieto en un artículo que publicó este periódico sobre la invasión de los Carrefour y la resistencia de los antiguos ultramarinos. Hoy, ante el anuncio del adiós del establecimiento, Salvador se encuentra tal y como anticipó, jodido, algo que se le nota al hablar.

"Sólo quiero decir que nos gustaría dar las gracias a todos los clientes que hemos tenido a lo largo de todos estos años", comenta en presencia de su tío y fundador del establecimiento y de uno de sus hermanos. El negocio lo sacaban adelante cinco trabajadores de la misma familia, que ahora deberán buscarse un nuevo horizonte profesional.

Los Nieto no están de humor ni para posar para la fotografía que les proponemos que se hagan, para dejar constancia en imágenes de quiénes han protagonizado esta historia de tienda de Malasaña que toca a su fin. "Con que pongáis que damos las gracias a todos ya está bien". Tampoco hablan de las numerosas veces que han prestado su ayuda a diferentes iniciativas de los habitantes del barrio, desde despensas solidarias, documentales sobre la vida en sus calles, hasta participación en actos culturales de todo tipo.

"Si el local no fuera nuestro ya habríamos echado el cierre y siendo nuestro nos tientan las ofertas de compra y de alquiler que nos llegan", declaraba Salvador Nieto a Somos Malasaña en el mencionado artículo de octubre de 2017, en el que también desvelaba que desde hacía un par de años las ventas habían caído mucho. Algo achacable en buena parte a la cantidad de supermercados de proximidad pertenecientes a grandes grupos que han ido abriendo en Malasaña en los últimos años y con los que era difícil competir, sobre todo desde que una ley autonómica de 2012 liberalizó los horarios comerciales en Madrid. Pero, por encima de todo, desde que los avances en la logística y en los sistemas informáticos de las grandes cadenas han hecho posible que les sea rentable abrir formatos de proximidad en locales más pequeños, siendo ésta la llave de su entrada a los barrios más céntricos de la ciudad.

Como respuesta a la competencia, y aún a sabiendas de lo desigual de la lucha, Alimentación Nieto optó por la especialización. Fiambres de calidad que compraban directamente en fábrica y vinos buenos y a buen precio se habían convertido en los estandartes de su oferta en los últimos tiempos, pluses deferenciadores que se unían a las recomendaciones y consejos de tendero de toda la vida que seguían recetando, algo que tampoco pueden replicar los supermercados de grandes cadenas.

"Esto no tiene arreglo"

"Esto no tiene arreglo"

Hablando en general sobre las tiendas de barrio y su futuro, advierte Nieto de que "esto no tiene arreglo", al menos en lo que concierne a las de su sector, porque entre agradecimiento y agradecimiento a Salvador se le cuelan claras críticas contra unas autoridades y un sistema que, desde su punto de vista, poco o nada cuidan a los pequeños comerciantes. "Para nosotros todos son trabas e impuestos, mientras que otros pueden realizar la carga y descarga en el horario que les da la gana y gozan de otras muchas ventajas que hacen imposible una competencia de tú a tú". "Hasta aquí hemos llegado. Nos vamos a otro sitio donde trabajemos menos y ganemos más", concluye.

Hace un año comentaba Salvador Nieto a Somos Malasaña que, dada la excelente ubicación de su local y el tipo de licencia especial que poseía, quizá la reconversión de Alimentación Nieto en un negocio que combinara venta de producto de calidad con zona de degustación de amplio horario de apertura podría ser una estupenda alternativa para contrarrestar la facturación decreciente de la tienda. Sin embargo, confesaba que no era algo que le apeteciera emprender porque lo suyo eran los ultramarinos. Ya sea para un negocio del tipo del que apuntaba Nieto o para otro cualquiera es previsible que al establecimiento no le vayan a faltar novias y, aunque está por ver lo que le llega, el barrio debería ser muy consciente de lo que se le va.

javi

los pisos turísticos sólo dejan guiris que compran choped y pan de molde en el carrefour, no hay turismo de calidad que gaste dinero en los productos más gourmet de esta gente

Kpa

A todos nos da pena pero después compramos en Carrefour, en Mercadona… porque es más fácil, porque abren los domingos. No echemos la culpa a los turistas. Es tanto nuestra responsabilidad como la de la administración por no apoyar al pequeño comercio.

Diana

Vivo en Malasaña hace cinco años y jamás he comprado en Alimentación Nieto. Ni una barra de pan. Compro en el Carrefour. Porque es más barato, porque lo tengo más cerca. Porque es más cómodo. No seamos hipócritas. Buena suerte y gracias por estos años. ;)

Jaime Martinez

Javi por que no

haces un poco de autocritica como los otros dos compañeros .

Que tienen que ver los guiris o el turismo de Calidad?

Tendriamos que tener vecindario de calidad que comprase algo mas que choped y pan de molde en el Carrefour, el cierre de esta tiendo lo hemos hecho entre todos los vecinos.

Seguimos hablando de los pisos turisticos, Ahh....... si,

hoy esta lloviendo, debe de ser por los pisos turisticos.

Ya veras cuando monten lo que sugiere el dueño, y veas que los que estan comprando son los turistas.

Curiosa situacion verdad.

Y seguimos con los pisos turisticos a vueltas

Te tenias que hacer ver eso

Jose

Yo también opino que el turismo tiene poco que ver con que cierre o no una tienda de este tipo. Estas tiendas viven (o vivían) de los fieles que iban a comprar ahí por la confianza, la costumbre o lo que fuera. Que venga un turista a pasar un fin de semana y haga una compra ocasional es el chocolate del loro. Además, esta gente suele venir a comer fuera, a probar las tapas y no a hacer la compra diaria o semanal.



Dicho lo cual, Alimentación Nieto, un local que conozco desde hace unos cuantos años y en el que comprado poco, pero donde he comprado alguna vez, era como viajar en el tiempo. Y me refiero con eso a que hacía mucho tiempo que necesitaba una enorme reforma. Era como entrar en un autoservicio de los años 90, hasta hace poco no era posible pagar con tarjeta... Señores, renovarse o morir. Lo que no puedes pretender es seguir compitiendo sin invertir y sin innovar.



A lo Relloso, que estaban en la calle Palma hasta hace pocos años, les va muy bien desde que han alquilado su antiguo y casposo local también sin reformar. Cobran una renta mensual de más de 2.000 euros y los nuevos inquilinos se han gastado un pastizal en renovar el local (que no es suyo) y que no se había tocado en casi un siglo.



A la familia Nieto les deseo lo mejor, porque no tengo nada en contra de ellos y hasta me caen bien, pero no se quedan descalzos. Poseen un amplio patrimonio inmobiliario en locales por Malasaña que les deja unos ingresos fijos bastante suculentos y esta tienda se va a alquilar sola por otro dineral en muy poco tiempo.



¿De quién es la culpa de que cierren? Da igual. Seguramente les irá mejor arrendando el local que siguiendo trabajándolo.



Y al que le dé pena que baje la persiana un local que abrió en 1940, pero no ha franqueado nunca su puerta, venga, guárdate tus lágrimas de cocodrilo y no te des golpes de pecho.

Jaime Martinez

Me alegro de ver un poco de sentido común en este foro.

Un saludo.

Fco. Javier

He estado conviviendo con el establecimiento y su personal que han pasado por la tienda durante 42 años de mi vida. Les puedo asegurar que durante ese periodo de tiempo, Alimentación Nieto no era una tienda sólo de ultramarinos, sino un lugar donde la concordia y el saber estar de sus trabajadores estaba por encima sólo del vender y vender.

He visto como los hijos se habían puesto al mando del negocio al ver que los años se echaban encima del padre y tío cofundadores de la tienda y no podían seguir adelante.

La amabilidad y el cariño hacia los clientes ( lo digo por que lo he visto y vivido en mi persona) ha sido de agradecerles de corazón todo lo que han hecho por sus vecinos.

GRACIAS a Salvador, Manolo, Antonio, Maria, Beatriz y sobre todos a los confundores Hermanos Nieto, el tiempo dedicado a vuestros vecinos por estos años un abrazo muy fuerte.

Fco.Javier Molina

Ginés Gómez

Llegaban las 10:30 de la mañana y cesaba nuestra actividad laboral para ir a "Alimentación Nieto" a comprar el bocata, allí estaba Antonio con su mandil y cuchillo en mano, no solo para atender nuestras demandas, sino para asesorarnos en la materia que él mejor dominaba, embutidos y demás viandas que cortaba siempre entre broma y broma. Entre tanto, el Sr. Nieto (padre), siempre elegante, se acercaba a darnos los buenos días con esa mirada afable y sempiterna sonrisa. Así era la vida entonces, y así lo fue durante décadas, calor humano, confidencias, amistad, miradas a los ojos, lo que viene siendo la vida misma. Hoy, cuando voy a algún Hipermercado de esos de 5.000 ó 10.000 metros cuadrados, lo único que percibo es frío y una profunda soledad. No puedo terminar de otra manera que no sea dando las gracias a todos y cada uno de los miembros de la familia, y a sus trabajadores, Un abrazo.

Ginés
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats