La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

Tres líneas de Metro de Madrid cortadas, cuatro túneles inundados y problemas en el Cercanías por la tromba de agua nocturna

Túnel cortado en Santa María de la Cabeza

El primer día de septiembre ha resultado ser una trampa para la movilidad en numerosos puntos de Madrid, debido al cierre de varios servicios y pasos al tráfico por las inundaciones causadas por la lluvia en el transporte público y en las carreteras de la capital, a consecuencia de la fuerte tromba de agua que cayó sobre las 5.30 horas.

El corte más grave ha tenido lugar en la línea 9 de Metro, que hoy entraba en servicio de forma completa después de un mes de obras en el tramo que va de Colombia a Plaza de Castilla. El servicio no se ha podido poner en marcha en ese tramo a las 6.00 y al mediodía se ampliaba el corte hasta Avenida de América y después a Príncipe de Vergara. Además, en esa misma línea los trenes no pararon durante un tramo de la mañana en la estación de Rivas Vaciamadrid por acumulación de agua.

El suburbano ha notificado otros dos cortes de línea al inicio del servicio. Uno en la línea 5, de Pirámides a Oporto, y otro en la línea 1 también por inundación, en el tramo sur que va desde Sierra de Guadalupe a Congosto. Ambos fueron restablecidos antes de las nueve de la mañana.

Algunas líneas de Cercanías también sufrieron cortes por la lluvia. En concreto la C4, línea afectada en su parte norte ya que sus trenes tenían que parar en Chamartín en lugar de llegar hasta Alcobendas. En la C5, al sur de la región, ocurría lo mismo con los trayectos hacia Móstoles-El Soto, que tenían que detenerse en Atocha por las inundaciones. En la C3 y la C4, a su paso por Villaverde Alto, se han producido también importantes retrasos.

Además de las afecciones en el transporte público, algunos túneles de la capital se han inundado después de la tormenta. El más afectado por el agua ha sido el de Santa María de la Cabeza, que estuvo al menos ocho horas cerrado hasta que poco antes de las 14.00 horas se pudo abrir uno de sus carriles.

Debido al aguacero también estuvo cortado durante un par de horas el túnel bajo la rotonda de Carlos V en sentido Ronda de Valencia, el mismo tiempo que estuvo interrumpido el tráfico en el subterráneo de la República Dominicana, sentido Costa Rica. La interrupción de la circulación por la lluvia también afectó a primera hora a la M-30, en la zona de la salida hacia la A-42, según información del Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid.

En cuanto a los avisos de ciudadanos afectados por el aguacero, el servicio de Emergencias municipal atendió 58 requerimientos durante la madrugada y las primeras horas de la mañana, mientras los bomberos de la Comunidad de Madrid se hicieron cargo de 237 incidencias por la lluvia en toda la región.

Etiquetas

Descubre nuestras apps