Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Vallecas se compromete con Palestina: desde el encierro en San Carlos Borromeo a la Batalla naval

Mosaico humano por Palestina

Luis de la Cruz

Madrid —

0

Durante el pasado fin de semana la parroquia de San Carlos Borromeo, en Entrevías, fue el escenario de un encierro de tres días por Palestina. La reunión, que incluyó mucho debate, un mosaico humano y actuaciones artísticas, estaba organizada por Vallekas con Palestina, una asamblea formada por distintos colectivos vallecanos en contra del genocidio en Gaza, que ya ha sido catalizador de varias manifestaciones de mayores dimensiones que otras citas barriales de la misma naturaleza en barrios de Madrid. El pasado mes de noviembre unas 1500 personas tomaron la Avenida de la Albufera exigiendo el cese de las relaciones comerciales y políticas con el Estado de Israel mientras prosiga el genocidio, por ejemplo.

San Carlos Borromeo ha sido en las últimas décadas un importante nodo para los movimientos sociales madrileños, cuya predisposición para abrir sus puertas ha hecho que sus muros sobrepasen, con mucho, el alcance de un centro católico e, incluso, el del ámbito geográfico de su pastoral.

Un desborde que es característico de la Vallecas militante y, que, en lo tocante a la causa palestina ha hecho que algunas iniciativas vallecanas se conviertan en cita metropolitana también.

Es lo que volverá a suceder, de nuevo con el marchamo de la decisión asamblearia detrás, en las conocidas fiestas de la Karmela y su Batalla Naval, que tendrá lugar el próximo 14 de julio. La Cofradía Marinera de Vallekas, que organiza la fiesta desde hace casi 25 años (lleva celebrándose más de 40) anunció que el cartel, las camisetas oficiales y el propio espíritu de la fiesta irán cosidos este año al lema “Por la dignidad de los pueblos ¡Mójate por Palestina!”.

La Batalla Naval podría considerarse el punto cero del vallekanismo con k y, hecha hace tiempo acontecimiento de toda la ciudad roja, se derramará este año alrededor del espíritu radical festivo y la solidaridad con el pueblo palestino. El cartel de las fiestas de la Karmela, que duran algún día más y se celebran en el parque Javier de Miguel, también subraya el compromiso y declara que “Desde el Puente hasta el mar, Palestina vencerá”.

El apoyo a Palestina se ha convertido en una causa transversal dentro del espectro de los movimientos sociales en Madrid. El pasado 28 de junio una exitosa convocatoria del Orgullo Crítico reunió en el centro a unas 10.000 personas donde, de nuevo, el grito de basta contra el genocidio de Gaza fue protagonista y la exigencia de “embargo de armas y fin de relaciones con Israel” parte explícita del manifiesto. La cita, de hecho, se llevó a cabo en colaboración con la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina y el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel) de Madrid.

Pero Vallecas había ya salido unos días antes con la bandera arcoíris. El 22 de junio se había producido en Puente de Vallecas la edición 2024 del Orgullo Vallekano, una rama local del movimiento LGTBIQ+ disidente que forma parte de la Plataforma Orgullo Crítico Madrid y, además de esta cita, organiza cada año el festival Teta Fest.

También los partidos de izquierda, de la que los distritos vallecanos son granero y espacio de desempeño, suelen aterrizar en suelo vallecano. En La Morada de Vallecas tendrá lugar el próximo miércoles 3 de julio un debate de denuncia y solidaridad en el que estará presente Ione Belarra, secretaria general de Podemos, junto con Nadwa Abou Ghazzalah (movimiento BDS), Juanma Morales (Rumbo a Gaza) y Aleida Guevara (doctora colaboradora del Centro de Estudios Che Guevara).

Vallecas, Puente y Villa, sigue siendo sin duda el territorio de las luchas sociales en Madrid y no podía desoír el mandato gazatí: “no dejes de hablar de Palestina”.

Etiquetas
stats