Toyota prepara un SUV 100% eléctrico para principios de 2021

Futuro SUV eléctrico de Toyota.

Después de muchos años volcada en la tecnología híbrida, que hoy debemos denominar full hybrid para distinguirla de la gran cantidad de derivados a que ha dado lugar, Toyota ha emprendido en los últimos tiempos pasos decididos hacia un nivel más alto de electrificación de sus modelos. Hace ya más de año que anunció el lanzamiento de seis vehículos 100% eléctricos a través de una estrategia global que abarcaría todos los segmentos del mercado.

Este cambio de rumbo no ha evitado que el presidente de la marca japonesa, Akio Toyoda, haya cargado con contundencia contra los planes del Gobierno de Japón para prohibir los coches de gasolina a mediados de la década de 2030. Toyoda pronostica que, si la transición a la electromovilidad se realiza demasiado deprisa, “el modelo actual del negocio de la industria automotriz colapsará”, lo que a su vez provocará la pérdida de trabajo para miles o millones de personas.

A Toyoda le preocupa también la vertiente ecológica de dicha transformación. El motivo lo hallamos en el hecho de que casi la mitad de la electricidad de Japón se genera a través de la combustión de gas natural y carbón. “Cuantos más vehículos eléctricos fabricamos, peor nos va con el dióxido de carbono. ¿Eso lo entienden los políticos cuando dicen ‘Deshagámonos de todos los coches de gasolina’?”, se ha preguntado retóricamente.

Con independencia del calentón de su presidente, la compañía no tiene más remedio que ceder a la presión unánime de la industria mundial del automóvil, entre otras razones por los límites de emisiones impuestos en mercados como el europeo, al tiempo que -eso sí- sigue con sus ojos enfocados en lo que muchos consideran ya la auténtica tecnología del futuro: la de pila de combustible de hidrógeno, cuya segunda generación acaba de embarcar ya la propia Toyota en el nuevo Mirai.

Recientemente hemos asistido también a la presentación de sus dos primeros híbridos enchufables, versiones uno de ellos de su icónico Prius -el modelo con el que comenzó la aventura híbrida de la marca, allá por 1997- y el otro del también popular RAV-4. Se ha puesto a la venta asimismo el primer eléctrico de Lexus, el UX 300e, del que te ofrecimos todos los detalles hace pocos meses en este artículo.

Un nuevo todocamino desarrollado junto a Subaru

En las últimas semanas, Toyota ha confirmado por último el estreno “en los próximos meses” de un nuevo todocamino de baterías basado en la plataforma e-TNGA, en un desarrollo conjunto con la también japonesa Subaru, que pondría en el mercado un modelo semejante llamado seguramente Evoltis.

La nueva plataforma específica para eléctricos, caracterizada por la versatilidad, resulta fácilmente adaptable a diversos tipos de productos. Su principio básico es que una serie de elementos permanecen invariables mientras otros van cambiando. Este enfoque permite variaciones dentro de los límites de anchura, longitud, batalla y altura del vehículo. Otras de sus ventajas consiste en que se puede configurar con tracción delantera, trasera o total, y con un amplio abanico de capacidades de la batería y el motor eléctrico en función de los distintos tipos de coche y perfiles de usuario.

El primer modelo basado en la plataforma e-TNGA ya se ha desarrollado, asegura la firma de Aichi, “y está poniéndose a punto para la producción” en la planta ZEV de Toyota en Japón. Varios medios locales y foráneos han aportado más detalles a la sucinta información, por ejemplo el alemán Auto Motor und Sport, que aventura incluso el nombre del vehículo, BZ3, basándose en una serie de denominaciones que la marca ha registrado en la oficina de patentes de Estados Unidos y que servirían para nombrar a su nueva familia de coches eléctricos.

De este modo, se habrían inscrito las menciones Toyota BZ, BZ1, BZ2, BZ2 X… (así hasta el número 5), y las que llevan la inscripción X corresponderían a versiones de tracción total. Hay que recordar que Beyond Zero (BZ) es el lema acuñado por Toyota para promover su nueva estrategia eléctrica, y de esas siglas procedería la nomenclatura de su futura gama de modelos de baterías.

El supuesto BZ3 medirá entre 4,60 y 4,65 metros de longitud -como un RAV-4 aproximadamente- y será rival de otros SUV 100% eléctricos que debutarán próximamente, como el Volkswagen ID.4 y el Skoda Enyaq iV. Montará un motor eléctrico de 150 kW, si bien podría haber una versión básica de 120 kW, y su variante BZ3X contaría ya con dos motores, uno por eje. Las baterías, de 75 kWh, le granjearían una autonomía máxima de unos 500 kilómetros, algo menos en la versión de tracción total.

Según Nikkei Asia, Toyota tiene previsto presentar en 2021 el prototipo de otro eléctrico equipado con baterías de estado sólido que no solo le conceden ese mismo alcance, sino que además permiten una recarga del 0% al 100% en solo 10 minutos, poco más de lo que se tarda en repostar hoy un coche de combustión. Este tipo de baterías poseen mayor densidad energética, es decir, pueden almacenar más energía con menos peso, con lo que solventan el doble problema de la autonomía y la lentitud de recarga.

La publicación señala que el modelo no se comercializará hasta dentro de uno o dos años, aunque hace bueno el compromiso contraído por Toyota hace unos meses, cuando se comprometió a poner a la venta coches eléctricos con batería en estado sólido “en los primeros años de la década”.

Autopista, por su parte, concluye que el BZ3 sentará las bases de toda una familia de coches eléctricos de Toyota. Las propuestas que le seguirán serán otro SUV crossover más pequeño, un compacto, un sedán, un vehículo más familiar y un SUV más grande, este ya para 2025.

Etiquetas
Publicado el
21 de diciembre de 2020 - 21:31 h

Descubre nuestras apps

stats