Nuevo Peugeot 308: un salto adelante en tecnología, calidad y variedad de motores

Nuevo Peugeot 308.

Aunque se ha hecho esperar bastante desde que empezaron a circular sus primeras imágenes, la espera del nuevo Peugeot 308, una de las referencias del segmento compacto, ha llegado a su fin y realmente ha merecido la pena. Una primera toma de contacto con el modelo francés, en sus dos variantes de carrocería -cinco puertas y familiar-, nos ha permitido observar un claro salto adelante en calidad y aspecto de materiales y en la tecnología incorporada, así como confirmar que conserva el magnífico comportamiento del que ya hacía gala su antecesor.

Al volante del nuevo Peugeot 308

Al volante del nuevo Peugeot 308

Tanto el 308 hatchback como el familiar (Station Wagon) han experimentado un ligero aumento de longitud y anchura, y se sitúan en los 4,36 metros y 4,64 m de largo, respectivamente. El diseño, muy fluido y dinámico, ha sido objeto de un exhaustivo trabajo aerodinámico que por sí solo logra reducir las emisiones de CO2 en hasta 2 gramos por kilómetro.

En cuanto al maletero, la versión de cinco puertas dispone de 412 litros de capacidad, que se reducen a 352 litros en el caso de los dos híbridos enchufables (PHEV) disponibles en la gama, de 180 y 225 caballos. El volumen de carga es de 608 litros en el SW, y 548 en los enchufables. El asiento trasero se puede dividir en tres partes (40/20/40), una solución más útil que la habitual de 40/60.

Además de las dos variantes PHEV, la gama de motores comprende dos opciones de gasolina, de 110 y 130 CV, la primera con cambio manual de seis velocidades y la segunda, combinable tanto con esta transmisión como con otra automática de ocho marchas (EAT8). En diésel, la oferta se limita a un único propulsor de 130 CV que también puede asociarse a ambos tipos de caja de cambios.

El híbrido enchufable de 180 CV homologa 24 g/km de CO2 y una autonomía eléctrica de 60 km, en tanto que el de 225 CV certifica 27 g/km y solo un kilómetro menos de alcance en modo cero emisiones. Ambos cuentan con la versión electrificada del cambio de ocho velocidades (e-EAT8) y un motor eléctrico de 81 kW alimentado por una batería 12,4 kWh.

Hemos conducido la versión de 225 CV del nuevo 308 por carreteras de la Costa Azul francesa con impresiones muy satisfactorias, pues el coche ofrece no solo un empuje enérgico y hasta brillante, sino también un aplomo extraordinario y una respuesta inmediata cuando se le solicitan rápidos cambios de dirección.

A la espera de una prueba más exhaustiva, nos ha parecido que, en modo híbrido -no exclusivamente eléctrico- y fuera del tráfico urbano que proponía la organización, la batería proporciona aporte de energía durante muchos kilómetros, y con consumos de carburante mínimos, claramente por debajo de los 5 litros/100 km.

También nos ha dejado un sabor agradable la unidad de gasolina de 130 CV y cambio automático, que de hecho parece tener más potencia de la declarada y replica dentro de lo posible el gran comportamiento del híbrido enchufable top de la gama, aunque en este caso, claro, el gasto de combustible es sensiblemente superior.

Por último, pudimos sentarnos al volante de una versión SW equipada con el motor de gasolina de 110 CV y la transmisión manual de seis marchas, notablemente menos dinámica que las otras y de potencia justa cuando afrontamos repechos fuertes y pretendemos mantener un ritmo medianamente vivo, circunstancia que se verá subrayada cuando el vehículo esté cargado como permite su enorme maletero.

Según han confirmado los responsables de la marca durante la presentación en Cannes, el 308 y el 308 SW dispondrán de una versión 100% eléctrica en 2023, con lo que su lanzamiento coincidirá -más adelante habrá que precisar cuál adelanta a cuál- con el de la misma variante de baterías del Opel Astra, modelo que comparte plataforma y numerosos componentes con el de Peugeot.

Un interior refinado y cargado de tecnología

En el interior del nuevo 308 advertimos un esfuerzo de la firma francesa por emplear materiales de mejor calidad y una tecnología que marque la diferencia, además de varias novedades y mejoras: evolución del i-Cockpit -con efecto 3D según versiones-, pantalla central de 10 pulgadas, nuevo volante con calefacción, carga inalámbrica de móviles, tomas USB-C, sistema de reconocimiento de voz e información sobre estaciones de carga para los usuarios de los híbridos enchufables.

Más características novedosas del habitáculo: un total de 34 litros de almacenamiento, luz ambiente, equipo de sonido Focal, accesorios impresos en 3D y asientos con certificación ergonómica AGR, la asociación alemana de espalda sana.

Además, el nuevo modelo del león incorpora, desde el nivel de acabado Allure, las i-toggles totalmente configurables que sustituyen a los mandos físicos del climatizador. Situados junto a la pantalla central, estos mandos operan como atajo táctil hacia las regulaciones del climatizador, un contacto telefónico, una emisora de radio o el inicio de una aplicación, que cada conductor puede establecer según sus deseos o necesidades habituales.

En España, la gama térmica del 308 se compone de cinco acabados: Active Pack, Allure, Allure Pack, GT y GT Pack. Los precios se sitúan en una horquilla entre los 21.500 euros de la versión básica con motor de gasolina de 110 CV y los 33.700 euros de un GT Pack equipado con el motor diésel BlueHDi de 130 CV y cambio automático de ocho velocidades.

Por lo que respecta a los híbridos enchufables, están disponibles en todos los acabados salvo el Active Pack y cuestan entre 35.200 y 41.900 euros, pero pueden beneficiarse de las ayudas del Plan Moves III.

Tanto enchufables como térmicos se benefician ahora mismo de 1.700 euros de promoción de lanzamiento, a los que cabe sumar 900 euros más si se financia la compra y 1.000 euros adicionales para quien entregue un vehículo antiguo a cambio. 

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2021 - 12:32 h

Descubre nuestras apps

stats