Nuevo Twingo: el Renault más encantador llega a la treintena convertido en eléctrico

El Twingo Electric por las calles del centro de Madrid

Paula Ulloa

Desde su lanzamiento en 1992, el Twingo revolucionó el segmento de los coches utilitarios gracias a su diseño rompedor y un compacto tamaño exterior que no era incompatible con una gran amplitud en el habitáculo. Después de tres generaciones y cerca de cuatro millones de unidades vendidas en 25 países, el encantador Renault de los ojitos tiernos se acerca a la treintena estrenando una propulsión 100% eléctrica que reafirma aquella genuina vocación urbana de sus orígenes, aunque se venderá también en versiones de combustión.

El Twingo Electric incorpora, en términos de diseño, detalles que reivindican su identidad eléctrica. Además, ofrece una maniobrabilidad extraordinaria, gracias al mejor radio de giro del mercado. Su tipo de propulsión y sus distintos modos de rodaje hacen que conducirlo sea aún más agradable y divertido, y gracias a su batería de 22 kWh puede usarse durante toda una semana con una sola carga. Por último, puede recargarse hasta cuatro veces más rápido que sus competidores en los postes de corriente alterna de 22 kW, los más habituales. 

Analicemos por partes todos estos atributos. De mover el coche se encarga el motor R80, que suministra 82 CV de potencia y 160 Nm de par máximo inmediatamente disponible. El conductor disfruta así de aceleraciones francas y silenciosas, como la que lo planta en 50 km/h desde parado en apenas 4 segundos. La velocidad punta de 135 km/h permite además incorporaciones seguras a vías rápidas y autopistas.

Hasta 270 kilómetros de autonomía

Con su batería de 22 kWh, el Twingo Electric ofrece hasta 270 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP urbano y 190 kilómetros en el ciclo WLTP completo. Teniendo en cuenta que los usuarios europeos de coches miniurbanos recorren de media unos treinta kilómetros al día, esta autonomía permite cubrir una semana de trayectos por ciudad sin recargar. 

El modo Eco, que se activa mediante un botón situado en la consola central, extiende el alcance máximo hasta alrededor de 225 kilómetros en recorridos mixtos, merced a una limitación de la aceleración y de la velocidad máxima en vías rápidas.

Gracias a su cargador inteligente Caméléon, patentado por Renault, el nuevo modelo se recarga en casa, en el trabajo o en postes públicos a través de corriente alterna (AC) hasta 22 kW. Esta tecnología le permite adaptarse a la potencia disponible de cada punto de carga y sacar la máxima energía en el menor tiempo posible, con lo que se beneficia de un tiempo de recarga óptimo en cada tipo de borne. Una parada de media hora es suficiente para recuperar unos 80 kilómetros de autonomía en trayectos mixtos.

La maniobrabilidad es uno de los puntos fuertes del Twingo. Su tamaño compacto (3,61 metros de largo) y sus ruedas colocadas en los cuatro extremos de la carrocería favorecen sin duda la agilidad; de ahí que siga ofreciendo el mejor radio de giro del mercado: 8,60 metros le bastan para dar media vuelta, en lo que ayuda también la ubicación del motor en posición trasera, con lo que las ruedas delanteras no encuentran obstáculo para girar.

Un coche que se adapta a las condiciones del tráfico

El Twingo Electric está equipado con una función B que permite adaptar la conducción a las condiciones del tráfico y a las vías por las que circula, actuando sobre los modos de recuperación de energía que hace posible la desaceleración del vehículo. Se pueden seleccionar tres posiciones (B1, B2 o B3) directamente a través de la palanca de velocidades. 

El reglaje más acentuado (B3) simplifica la conducción en ciudad al limitar el uso del pedal de freno, lo que mejora el confort de conducción. Por el contrario, el nivel más fluido (B1), que deja que el coche avance prácticamente como si estuviera en rueda libre, es el más indicado para moverse por los grandes ejes periurbanos. El nivel intermedio (B2), seleccionado por defecto, produce una desaceleración moderada, idónea para las situaciones de conducción variadas del día a día.

Completo silencio de marcha

A las cualidades prácticas bien conocidas del Twingo se suman en este caso el completo silencio de marcha, solo roto por el sonido artificial audible en el exterior por seguridad de los viandantes. Se adopta aquí el dispositivo de aviso del Zoe, que cuenta con tres sonoridades disponibles y varía su intensidad en función de la velocidad. Estas se desactivan por encima de 30 km/h, una vez que el ruido de rodadura emitido por los neumáticos o la penetración en el aire bastan para emitir suficientes decibelios como para advertir de la presencia del coche.

La plataforma sobre la que se ha construido el nuevo modelo de Renault ha sido diseñada desde el principio con el objetivo de recibir múltiples motorizaciones. En consecuencia, la versión eléctrica ofrece la misma accesibilidad y habitabilidad que las térmicas. Con sus cinco puertas, su piso plano y su asiento del pasajero delantero totalmente abatible, ofrece por ejemplo 2,31 metros de longitud de carga. El volumen del maletero no ha variado y sigue siendo de 240 litros. El vehículo dispone además de una consola central con emplazamientos y tomas de recarga adaptados a los smartphones, así como de guantera con llave de serie.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 16:38 h

Descubre nuestras apps

stats