Sonia Madrid, vicerrectora de Estudios de la UMU: "Me parece muy bien que se revise el uso sexista que hacemos del lenguaje"

Sonia Madrid, vicerrectora de Estudios de la Universidad de Murcia (UMU)

Sonia Madrid (Murcia, 1976) es la persona más joven del actual equipo rectoral de la Universidad de Murcia (UMU). Como vicerrectora de Estudios ha tenido que bregar con la organizació de la 'EBAU del coronavirus'. Desde la Universidad, afirma que afrontarán el próximo cuatrimestre "con las garantías sanitarias a través del distanciamiento físico y el uso de mascarillas" y con un escenario que combine lo telemático con lo presencial ante las incertidumbres generadas por la COVID-19.

Madrid se "enamoró" de París durante su estancia de investigación como lingüista durante dos años en el CNRS -equivalente al CSIC español-. La vicerrectora subraya en esta entrevista con elDiario.es de la Región de Murcia la importancia de "acabar con cualquier forma de discriminación hacia la mujer y con el techo de cristal que sigue existiendo en nuestra sociedad".

A partir del 16 de marzo, el sistema educativo en general, y el universitario en particular, se vio obligado a funcionar a través de la pantalla de un ordenador. A su parecer, ¿estaban preparados docentes y alumnos?

Nadie estaba preparado para lo que vivimos y estamos viviendo. No obstante, docentes y estudiantes se han esforzado mucho para sacar adelante lo que quedaba de curso. El profesorado ha recibido mucha formación estos últimos meses para adaptarse al cambio y, en su mayoría, ha transformado su docencia a entornos no presenciales en apenas días; recordemos que la situación de confinamiento se ejecutó de un viernes a un lunes. El estudiantado, también en su mayoría, ha dado lo mejor de sí mismo en unas condiciones muy poco favorables. La docencia no presencial ha sido un verdadero desafío para toda la comunidad educativa.

¿Cómo afrontará la Universidad la docencia bajo la amenaza de la pandemia durante el primer cuatrimestre del próximo curso? ¿Sigue siendo la presencialidad una condición importante en la educación universitaria?

La mayoría de las universidades españolas son presenciales por eso, a día de hoy, ninguna ha decidido cambiar su sistema de enseñanza presencial a enseñanza online. Dentro de la comunidad educativa hay sectores que se aferran a continuar como si nada hubiera pasado, pero también hay otros sectores que consideran que la presencialidad en el aula está muy sobrevalorada.

Lo cierto es que nosotros seguimos apostando por una presencialidad segura y reducida que permita el insustituible contacto humano entre docente y estudiante, pero queremos hacerlo con garantías sanitarias a través del distanciamiento físico y el uso de mascarillas. Dependiendo del título, parte de la docencia se realizará a través de medios telemáticos y la que requiera incondicionalmente la presencialidad se llevará a cabo en el aula.

Usted es profesora titular de Lingüística: ¿Qué le parece la revisión de la lingüística desde una perspectiva feminista? ¿Y qué opinión tiene del ‘masculino genérico’ y de las duplicidades que utilizan muchos políticos como “ciudadanos y ciudadanas” para evitar lo que se denuncia como la “invisibilidad” de la mujer en el lenguaje?

Los lingüistas estudiamos los fenómenos que se producen en el lenguaje, y el de la relación entre la ideología, el poder y el uso lingüístico es uno de ellos. Las lenguas tienen condicionantes históricos en su forma gramatical y la lengua española, como lengua romance, posee marca de género femenino y masculino. Querer cambiar eso con un decreto o ley es tan absurdo como querer acallar el debate del lenguaje inclusivo por parte de eruditos filólogos. Es cierto que los dobletes son un engorro porque van en contra de la economía lingüística y nunca son sistemáticos, pero también es cierto que cuando alguien dice “El profesor entró en el aula” la imagen mental que elaboramos no es la de una profesora -lo digo para los que señalan que el masculino engloba naturalmente a ambos sexos-.

A mí me parece muy bien que se revise el uso sexista que hacemos del lenguaje si eso nos eleva a lo importante: acabar con cualquier forma de discriminación y con el techo de cristal que sigue existiendo en nuestra sociedad. No me cabe la menor duda que al final se impondrá la voluntad de la comunidad lingüística y no la de la academia.

 ¿Qué es lo más echa de menos de su labor docente ahora que es vicerrectora?

Desde que soy vicerrectora tengo menos horas de docencia pero he seguido impartiendo clase en grado, máster y doctorado. Lo más difícil ha sido compatibilizar la atención que los estudiantes merecen con una frenética agenda. A mí me gusta dar clase, disfruto preparando las prácticas y los contenidos que voy a enseñar y me encanta interactuar con "mis" estudiantes. Jamás considero la docencia como un fastidio que me quite horas para la investigación. Si hubiera querido dedicarme solo a la investigación me habría quedado en el CNRS, en Francia, y que es parecido a nuestro CSIC.

Como investigadora, ¿por qué se ha centrado en el campo de la lingüística aplicada y ha colaborado en un equipo para investigar el desarrollo lingüístico de niños sordos con implante coclear?

He estado trabajando durante muchos años en el campo de la Lingüística Aplicada porque considero que los lingüistas podemos hacer algo más que teorizar, podemos servir a la sociedad intentando aportar soluciones que tienen que ver con el lenguaje y la comunicación.

Empecé a trabajar con esta población en mi proyecto postdoctoral en Francia estudiando cómo se desarrollar la lengua oral tras el implante en los niños y he dirigido trabajos de investigación y tesis doctorales en este campo. Es un tema realmente fascinante porque permite trabajar hipótesis neuro y psicolingüísticas y plantearse preguntas como si existe o no un periodo crítico para adquirir el lenguaje, qué ocurre en el desarrollo lingüístico de estos niños o si este típico o atípico.

¿Cree que se invierte lo suficiente en la investigación de las Artes y Humanidades en este país?

La respuesta es muy rotunda y con mayúsculas: NO. Las artes y humanidades tienen un enorme potencial y lo voy a resumir en tres ámbitos. En el ámbito de la formación deberían ser obligatorias en todos los campos porque te enseñan a pensar en términos globales, a desarrollar el juicio crítico y también a manejar criterios estéticos y formales. En un ámbito más pecuniario, la industria cultural española aportó el año pasado un 3,2 % al PIB y obtuvo una financiación pública en términos de PIB del 0,06 % por parte del Estado; gozamos del reconocimiento internacional por nuestra lengua y literatura, por nuestro cine y nuestra música más que por otros sectores productivos en los que se invierte mucho más. Sinceramente, no lo entiendo. En el ámbito más individual, el arte y las humanidades nos reconcilian con lo que somos como especie humana, el arte es siempre salvífico.

La Universidad de Murcia tiene 32.000 estudiantes. ¿Prevén que la COVID-19 impactará en el número de matriculados? ¿Cuentan con titulaciones nuevas para el próximo curso?

 La universidad española se enfrenta este curso académico a un escenario completamente desconocido, no encuentro ningún precedente en la historia contemporánea al que pueda aferrarme para elaborar una respuesta a ese impacto de matrícula. Lo que sí es evidente es que habrá menor movilidad nacional y que el inicio del curso vendrá marcado por una semipresencialidad en la docencia. Estas dos condiciones marcarán el impacto de la matrícula.

De lo que sí tenemos datos es de la preinscripción en nuestros títulos máster, que ha subido un 30 % respecto al curso anterior. El próximo curso ofrecemos dos títulos nuevos de grado, el grado en Gestión de la Información y Contenidos Digitales y el grado en Ciencia y Tecnología Geográficas, con el objetivo principal de incorporar las nuevas tecnologías desde el primer curso y ofrecer así una formación mucho más transversal y actualizada. Ampliamos también la oferta de títulos de máster con un nuevo máster de Ingeniería Química para completar la formación de nuestros egresados ingenieros y dos másteres de la escuela de negocios adscrita (ENAE). También ofrecemos la posibilidad de que el estudiante curse dobles titulaciones de grado en Ciencias del Deporte y Nutrición, Química e Ingeniería Química, e Infantil y Primaria en ISEN. Por último, añadir el renovado programa interuniversitario de doctorado en Ciencias de la Visión.

Dentro de la oferta académica de la UMU, ¿cuáles son los grados y másteres más demandados?

La oferta de la UMU es muy variada. Cada título tiene su público y lo que intentamos es satisfacer ampliamente las vocaciones de los estudiantes como universidad generalista que somos. Los grados más demandados son los de la rama de ciencias de la salud pero también los dobles títulos como Ingeniería Informática y Matemáticas o Educación Primaria y Secundaria tienen notas de corte muy altas, sin olvidarnos del Grado en Traducción e Interpretación que tiene una gran demanda.

Es evidente que el mercado profesional valora cada vez más una formación transversal y flexible, de ahí la creciente demanda de estas dobles titulaciones. En cuanto a máster son los que habilitan para la profesiones reguladas los más demandados -Abogacía, Formación de Profesorado, Psicología General Sanitaria-, pero también los que incorporan las nuevas tecnologías y la innovación a un campo de especialización concreto -E-learning, Bioinformática, Biotecnología, Nutrición y tecnología alimentaria, tecnología de la reproducción de mamíferos, Innovación en Educación Infantil y Primaria, por ejemplo-.

El vicerrectorado de Estudios también coordina el Aula Sénior. ¿Qué novedades habrá para el próximo curso? ¿Qué especificidad aportan estos alumnos y que considera que les mueve a pisar las aulas tras haber dejado atrás la juventud?

El Aula Sénior se ha sumado a las medidas adoptadas por la Universidad de Murcia y, además de facilitar la matrícula online por primera vez para todos sus niveles, va a ofrecer la posibilidad a asistir a clase de forma presencial, guardando por supuesto la distancia de seguridad que marquen las autoridades sanitarias, o seguir las mismas en streaming. De este modo, los mayores de 50 años de la Región de Murcia que así lo deseen pueden iniciar o continuar sus estudios universitarios con total seguridad.

El alumnado sénior se caracteriza por mostrar un enorme entusiasmo y un gran compromiso y se acerca a nuestras aulas para continuar su formación, de manera que consiguen una formación continuada a lo largo de toda la vida.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2020 - 13:15 h

Descubre nuestras apps

stats