Dimite la alcaldesa socialista de Molina de Segura, Esther Clavero, que se saltó el protocolo para vacunarse contra la COVID-19

La alcaldesa de Molina de Segura, Esther Clavero

La socialista murciana Esther Clavero ha anunciado en la madrugada de este lunes su dimisión, que llega cinco días después de conocerse que la alcaldesa también se había vacunado contra la COVID saltándose los protocolos fijados por el Ministerio de Sanidad. La decisión ha llegado forzada por 8 de los 12 ediles de su grupo, en el municipio de Molina de Segura, tras retirarle su confianza. Precisamente este lunes estaba previsto un pleno en el Ayuntamiento al que el concejal de Podemos, Mariano Vicente, había anunciado que no asistiría en protesta por la presencia de Clavero. El PSOE gobierna esta ciudad, la cuarta más importante de la Región, en coalición con la formación morada.

"Siento no poder cumplir vuestro mandato, pero me debo a un partido que ha tomado esta decisión y fallaría a mis principios resistiendo ante las decisiones de órganos superiores", ha señalado en su despedida a los molinenses Clavero, quien había sido dada de baja cautelarmente de militancia en el PSOE la pasada semana.

La dirección general del partido descartó -como propuso el PP- apoyar una moción de censura contra la alcaldesa para nombrar a otro edil socialista en la alcaldía; y han sido sus compañeros de grupo municipal -dos terceras partes- los que han pedido finalmente su dimisión "como muestra de lealtad a la organización política y, por encima de todo, a los vecinos". Una solicitud que también firmó el Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM), siguiendo la instrucción de la dirección federal, "para que no continúe representando al partido en ninguna institución". La Ejecutiva del partido advirtió la semana pasada en una nota dirigida a todos sus cargos que se hayan vacunado sin tener prioridad para ello, que "el PSOE no consiente este tipo de actitudes insolidarias".

La alcaldesa había admitido este jueves en una rueda de prensa que acataría cualquier decisión que tomase su partido, "como siempre he hecho", pero se resistía a dimitir: "Pensando en mí, y en mi familia, y en lo ingrato que es todo esto; lo que me pide el cuerpo es marcharme sin duda y emprender nuevos proyectos, lo que más siento es dejar a toda la gente que confía en mí", dijo en declaraciones a elDiario.es de la Región.

La alcaldesa había insistido en todo momento en que se sentía tranquila al respecto de las acusaciones vertidas hacia ella: "Si hubiera querido hacer algo malo me habría vacunado con el centro de salud cerrado, a oscuras y sin que constase en mi expediente clínico, como probablemente hayan hecho otros que están utilizando esto como arma arrojadiza". Según Clavero, tuvo reticencias al notificársele que tenía que ponerse la vacuna, ya que no quería hacerlo si no estaba dentro de su plazo: "Me dijeron que habían hecho la consulta gerencial, y que si no me la quería poner ahora tenía que coger la baja para aislarme ante la situación actual de la pandemia".

Desde el entorno de Clavero se hizo llegar a los medios de comunicación un justificante emitido por el coordinador del centro de salud Antonio García, en Molina de Segura, donde se la vacunó. En el documento, se especificaba que "procediendo a la valoración de pacientes con alto riesgo, se creyó conveniente hacerla vacunar" (sin embargo, todavía no se ha procedido a vacunar a los pacientes oncológicos de la Región). Y añadían que a la primera edil se le había citado -junto a otros cuatro pacientes- a través del servicio de enfermería. Por las reticencias de la alcaldesa, continuaba el escrito, se reclamó una "autorización táctica por parte de sus superiores antes de proceder a vacunarse".

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha abierto un expediente de información reservada al sanitario que firmó el escrito justificando la vacunación de la alcaldesa de Molina: "Se trata de un escrito particular y en ningún caso avalado por la gerencia del SMS", han asegurado desde la Consejería.

"Alcaldes y alcaldesas, en primera línea"

Clavero ha lamentado "la ausencia del SMS al frente de la crisis, los que han estado en primera línea han sido los alcaldes y alcaldesas y Molina ha sido ejemplar". La alcaldesa ha recordado que su municipio ha luchado contra la pandemia con recursos económicos propios, rastreadores y un centro COVID. "Hemos propuesto un equipo de vacunación municipal para llegar a las personas sin movilidad, activando un mapa de geolocalización que muy pocas ciudades de España tienen; y he estado en primera línea de la pandemia con pelo y sin pelo, con dolor y sin dolor".

En una carta dirigida a sus vecinos, Clavero ha anunciado su marcha "desde la tristeza" y "el abatimiento de haber sufrido un linchamiento sin precedentes". La exalcaldesa ha defendido que no está imputada ni procesada "por ningún caso de corrupción". "No he robado, no he prevaricado, no he malversado", ha dicho.

Finalmente, considera: "Tomar decisiones e intentar ordenar lo que ya ordenaron los ciudadanos, respondiendo a la inmediatez de los medios o de las redes sociales, pretendiendo así dictar sentencias desde las emociones más viscerales y los sentimientos, destrozando a personas, no es la política que quiero hacer, ni la que quiero vivir"

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2021 - 09:59 h

Descubre nuestras apps

stats