La portada de mañana
Acceder
España se estanca en el descenso de la curva y los expertos temen un repunte
El fiscal cuestiona en el juicio de la caja B las notas con las que se condenó al PP
Opinión - ¿Dónde está el machirulo?, por Esther Palomera

La alcaldesa socialista del municipio murciano de Molina de Segura pone a disposición del partido su cargo pero no dimite

Esther Clavero Mira, alcaldesa de Molina de Segura

La alcaldesa de Molina de Segura, la socialista Esther Clavero, ha asegurado este jueves en una rueda de prensa que acatará cualquier decisión que tome su partido, "como siempre he hecho". La primera edil fue una de las personas que recibió la vacuna de la COVID fuera de protocolo en la Región de Murcia, lo que ha argumentado por ser paciente oncológica y estar expuesta a un alto contacto social.

Clavero, sin embargo, no ha dimitido como sí que ha hecho el consejero murciano de Salud, Manuel Villegas, al que también se suministró la vacuna. "Me siento tranquila, si hubiera querido hacer algo malo me habría vacunado con el centro de salud cerrado, a oscuras y sin que constase en mi expediente clínico, como probablemente hayan hecho otros que están utilizando esto como arma arrojadiza", ha señalado.

La primera edil ha insistido en que tanto el líder socialista murciano, Diego Conesa, como el resto de cargos orgánicos de su partido le han apoyado desde el principio de su enfermedad, "y ahora también lo han hecho". Según la alcaldesa, tuvo reticencias al notificársele que tenía que ponerse la vacuna, ya que no quería hacerlo si no estaba dentro de su plazo: "Me dijeron que habían hecho la consulta gerencial, y que si no me la quería poner ahora tenía que coger la baja para aislarme ante la situación actual de la pandemia".

Desde el entorno de Clavero se hizo llegar a los medios de comunicación un justificante emitido por el centro de salud Antonio García, en Molina de Segura, donde se la vacunó. En el documento, firmado por el coordinador del centro, se especifica que "procediendo a la valoración de pacientes con alto riesgo, se creyó conveniente hacerla vacunar". Y añaden que a la primera edil se le citó -junto a otros cuatro pacientes- a través del servicio de enfermería. Por las reticencias de la alcaldesa, continúa, se reclamó una "autorización táctica por parte de sus superiores antes de proceder a vacunarse".

Por su parte, el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha abierto una información reservada al sanitario que firmó el escrito justificando la vacunación de la alcaldesa de Molina. "Se trata de un escrito particular y en ningún caso avalado por la gerencia del SMS", aseguran desde la Consejería de Salud y añaden que se realizó la consulta verbal desde el centro de salud a la Gerencia de Área, y se respondió que “no se podía”.

La Consejería de Salud, han recordado este jueves, está llevando a cabo la campaña de vacunación en profesionales, y tal y como establece el protocolo aún no ha comenzado la vacunación en pacientes de ningún tipo.

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2021 - 13:17 h

Descubre nuestras apps

stats