eldiario.es

9
Menú

La Asamblea Regional de Murcia aprueba por unanimidad la reforma de la Ley Electoral

El PP ha dado su voto a favor apelando al cumplimento de su palabra, aunque ha criticado con dureza "las formas" y ha advertido a Ciudadanos de que "no renunciará a sus principios ni será sumiso"

PSOE, Podemos y Ciudadanos han afirmado que se trata de un día "histórico", y han rechazado las enmiendas presentadas por los populares y que implicaban retrasar la aprobación

- PUBLICIDAD -
Miguel Sánchez, de C's, defendiendo la reforma de la ley electoral / JF

Miguel Sánchez, de C's, defendiendo la reforma de la ley electoral / JF

La Ley Electoral de la Región de Murcia, norma que fue aprobada en 1987, ha sido modificada en algunos de sus artículos más controvertidos con el voto favorable de todos los diputados de la Asamblea Regional. También los del PP, a pesar de que los tres partidos de la oposición han hecho valer sus 23 escaños, la mayoría absoluta de la Cámara, para rechazar las enmiendas de los populares. Por ese motivo y a pese al resultado final del Pleno, se ha dado un intenso debate que el portavoz del Partido Popular, Víctor Martínez, ha hecho girar de manera especial en "las formas" con las que se ha tramitado la reforma, mientras que el resto de partidos ha dudado de sus intenciones y ha resaltado que se trata de un "día histórico".

Las claves de "la reforma de mínimos" y por fases acordada por PSOE, Podemos y Ciudadanos, y registrada por la formación naranja, son la reducción del umbral mínimo de voto del 5% al 3%, la unificación de las cinco circunscripciones en un único distrito electoral para toda la comunidad autónoma, la incompatibilidad de los cargos de diputado regional y alcalde, y el techo a los gastos electorales. La reforma también garantiza la celebración de debates entre candidatos en medios de comunicación públicos.

Por su parte, las enmiendas del PP hacían referencia a asuntos como la convocatoria de una consulta ciudadana para abrir la reforma de la ley a la participación ciudadana, la petición de informes a expertos y órganos consultivos, la creación de un Instituto de Estudios Electorales, las listas abiertas o la garantía de representatividad de los diferentes territorios de la Región de Murcia. Los tres grupos de la oposición han aceptado la posibilidad de que se puedan debatir dichas cuestiones para incorporarlas con posterioridad, pero han defendido su rechazo en el Pleno.

El PP ha hecho constar por boca de su portavoz parlamentario su crítica a la manera de tramitar la reforma, ha recriminado a los partidos de la oposición que no se admitan las enmiendas de su grupo y ha cargado contra PSOE, Podemos y Ciudadanos. Al partido que ha permitido finalmente que los populares hayan podido formar Gobierno, Ciudadanos, Víctor Martínez le ha advertido de que su acuerdo de investidura "no se puede convertir en un trágala", que el PP "no será sumiso" y que seguirán "denunciando donde haga falta" lo que consideren "injusto".

Martínez ha insistido en los argumentos repetidos por el PP en las últimas semanas, en especial que la reforma se ha tramitado cerrando a la ciudadanía la opción de participar: "¿Qué miedo tienen de escuchar lo que dicen los ciudadanos? ¿Qué pasará si cuando abramos esta casa a la opinión de los murcianos y murcianas, resulta que rechazan esta reforma?", se ha preguntado. "Esta reforma es descafeinada y está hecha por políticos para políticos", ha expresado el portavoz popular. Luego ha justificado el voto a favor por parte del PP en el hecho de que sus diputados "son hombres y mujeres de palabra". "Ustedes han convertido el tejado en los cimientos, qué poco han tardado en mostrarse contrarios a la participación y a hacer justo lo que criticaban en el pasado", ha sentenciado.

"No estamos de acuerdo con las formas, no entendemos la urgencia y no compartimos que cada vez estemos más alejados de aquello que pregonamos", ha dicho Martínez. "Por favor, Podemos y C's, no menosprecien a los votantes del PP, porque cada vez que pueden lo hacen", ha señalado el porptavoz parlamentario del PP, subrayando que "los votantes de Ciudadanos, cuando les votaron, seguramente no estarían apoyando a lo que representa Podemos, y sin embargo cada vez que pueden, unen ustedes sus votos".

"Dejen de enredar, dejen la pancarta y súmense al cambio"

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, ha comenzado citando a José Antonio Pujante, exdiputado de Izquierda Unida-Verdes, y agradeciendo su presencia en el salón de invitados. Después, ha recordado que Ramón Luis Valcárcel se comprometió en 1995 a cambiar la ley electoral, y también que el diputado popular Juan Guillamón dijo en su día que las cinco circunscripciones electorales no respondían a motivos sociales, económicos ni culturales. Y a renglón seguido, Sánchez ha cargado con dureza contra el PP: "Ustedes dicen que no respetamos los votos del PP, pero es que un escaño suyo cuesta diez mil votos y un escaño de Ciudadanos nos cuesta 20 mil votos".

Miguel Sánchez ha ido repasando las enmiendas presentadas por los populares desde un punto de vista técnico, y con un tono no exento de ironía, las ha calificado como "trampas": "Ustedes no tienen un pelo de ingenuos -ha dicho el portavoz de C's mirando a la bancada del PP-, porque han plagado de trampas y de minas este proceso, por si las pisábamos; les reconozco el intento porque jurídicamente lo han hecho bien". "Ahora bien -ha proseguido-, reconozcan también nuestro mérito por haber saltado las minas que nos han puesto".

"No caben enmiendas al articulado que excedan del motivo de la iniciativa legislativa, porque podría ser inconstitucional, y por eso las rechazamos, así que no engañen a la ciudadanía; nosotros no hemos desgastado al Gobierno del PP, pero el PP sí que está intentando desgastar a Ciudadanos", ha proclamado Miguel Sánchez, para explicar después que las enmiendas del PP -las listas abiertas o la posibilidad de convocar consultas ciudadanas- rebasan el contenido del articulado y aluden a cuestiones sobre las que la Región de Murcia no tiene competencias, algunas de ellas reguladas por la LOREG, ley orgánica que regula las convocatorias electorales. Si las hubieran aceptado, el líder de Ciudadanos teme que la reforma habría acabado bloqueada y en el Tribunal Constitucional.

En un momento del debate, el diputado popular Domingo Coronado ha dicho desde su escaño que a él le había pegado la policía, reivindicando su lucha por la democracia, a lo que Miguel Sánchez ha respondido desde la tribuna de oradores: "¿Le pegó la policía? Pues con la 'ley mordaza', como sigan manifestándose frente de la Asamblea Regional, le pegarán más", lo que ha generado el aplauso de la sala de invitados, y de PSOE y Podemos. "En estos días incluso hemos visto al Ejecutivo manifestándose a las puertas del Legislativo... Dejen de enredar, dejen la pancarta y súmense al carro de la historia", ha concluído Sánchez, no sin antes recordar que incluso el presidente del Consejo Económico y Social ha afirmado que no cabe informe para una iniciativa legislativa de la Asamblea.

"El PP nunca tuvo voluntad por cambiar la ley"

Por parte del PSOE, el diputado Joaquín López Pagán ha defendido la postura de su partido y ha matizado al PP: "Esta norma está hecha por políticos para todos los ciudadanos, así que podemos calificar este día como histórico". "Modestamente, es un día histórico, porque esta decisión tendrá una influencia importante en la representatividad y en la capacidad de elegir, de que la ciudadanía muestre sus preferencias", ha argumentado López Pagán.

"El PP nunca hubo voluntad política suficiente para cambiar esta norma, que en su momento pudo ser útil", ha dicho el diputado socialista, "pero que ya no responde a la realidad". Por eso, Joaquín López ha defendido que haya que adaptar la ley electoral "a los nuevos tiempos", aunque también ha señalado que el anterior sistema era "legítimo y democratico". "Este es el momento histórico de cambiar esta situación, y el PSOE lo asumió desde antes de las elecciones; hemos participado formando parte activa de esta reforma, con compañeros que aportaron ideas a la propuesta y en un debate político tan lícito como el que podamos tener aquí, y por eso en la primera oportunidad que hemos tenido, la hemos traido, aunque la haya registrado C's", ha explicado el diputado socialista.

El PSOE ha denunciado "el debate público estéril mantenido por el PP respecto de esta reforma". "Esto nos hace pensar que en lugar de mejorarla, lo que se quería es bloquearla", ha dicho Joaquín López, invitando por ello a los diputados populares a "ser coherentes" y a votar en contra. "No quiero que voten en contra, pero sería la única forma de entenderles", ha expresado López, para quien el PP parece haberse convertido en el nuevo representante del 15-M con su constante llamada a la participación. Por último, y respecto a la denuncia de los populares de la tramitación 'exprés' de la reforma, ha recordado las iniciativas tramitadas con urgencia por el PP en el pasado, como la Ley del Suelo.

"Somos la minoría parlamentaria que representa al pueblo"

"Nosotros somos la minoría parlamentaria que representa al pueblo soberano, tenemos ese priviliegio y asumimos esa responsabilidad", ha comenzado argumentando el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu. Y después ha tenido un recuerdo para aquellos que no pueden estar representados debido a la ley electoral. Así, el diputado de Podemos ha citado a Izquierda Unida-Verdes, que con 33 mil votos y el 4,85% no ha obtenido escaño en las últimas elecciones -el resto de partidos también han citado a José Antonio Pujante, diputado de IU-V en la pasada legislatura-. "Quiero tener un recuerdo para con esa parte de la ciudadanía, con decenas de miles de personas que no tienen su voz representada por el muro infranqueable de la ley electoral que hoy derribamos; que no vuelva nunca a ocurrir nada semejante, y que nunca queden tantas personas sin representación", ha proclamado Urralburu.

"Como nos dijo el 15-M, no toda la democracia cabe en esta Asamblea, pero esta Asamblea es la que garantiza la salud de todo el sistema democrático", ha expresado el Portavoz de Podemos. Urralburu ha estimado también que "de la calidad de la misma democracia dependerá que el sistema electoral represente a la ciudadanía".

Óscar Urralburu ha incidido en "la anomalía y disfunción democrática" de la ley de 1987 con el umbral del 5% y las cinco circunscripciones, algo "excepcional". "Ustedes", ha dicho mirando a los diputados del PP, "tienen 22 escaños con 236 mil votos, y el resto de la Cámara tiene 23 escaños con 310 mil votos, así que ese escaño 23 que tanto les duele, cuesta 76 mil votos". "Más de 310 votos han optado por el cambio de ley electoral recogida en los programas electorales de los tres grupos", ha defendido Urralburu, señalando que "la ley de 1987 fue una distorsión clara y tuvo tres efectos perversos: la acumulación de votos en dos partidos, el valor doble de los votos en algunas circunscripciones respecto a otras, y dejar fuera a quienes no alcanzan el 5%".

Urralburu ha dicho que en la ley que se ahora ha reformado, "el PP era un claro beneficiado, mientras que C's, UPyD e IU han sido los más perjudicados", reconociendo que en el caso de Podemos no habría diferencia: "Podemos obtendría el mismo resultado, y eso es importante señalarlo, porque hay que ver quién está a un lado y a otro, y porqué". "No confundan, esta ley no nace huérfana de apoyo social", ha expresado. "Traigo este debate a un orden de lo moral, lo que quizá suponga un problema para ustedes, porque ustedes son prácticos; como decía don Vito Corleone, 'no es personal, son negocios'. Para ustedes, ésto son negocios", ha concluido Urralburu.

Un aplauso prolongado ha puesto el punto y final al debate, tras la votación favorable y unanime para la reforma de la Ley Electoral. Puedes verlo aquí:

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha