María Marín: "Nuestros votos estarán ahí para lo mismo: echar al PP y frenar a la ultraderecha"

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín

María Marín (Cartagena, 1968) asumió "de un día para otro" la portavocía de Podemos en la Región de Murcia en octubre de 2019 en sustitución de Óscar Urralburu, quien abandonó su acta de diputado para marcharse a Más Región. Desde entonces se ha curtido en la Asamblea Regional, además, como única mujer portavoz.

En la fracasada moción de censura contra el Gobierno regional, Marín se mostró muy contundente durante su intervención de apoyo sin necesidad de entrar en el cuerpo a cuerpo. En el caso de que prospere la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia el próximo jueves planteada por PSOE, Ciudadanos y Podemos, la portavoz morada subraya la importancia de impulsar "aún más, si cabe" iniciativas para acabar con la contaminación en la Región.

¿Teme que fracase también la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia?

Pusimos nuestros votos en la moción de censura contra el Gobierno regional para echar al PP cuya corrupción lleva 26 años lastrando nuestra Región, además de que estamos a la cola de todos los indicadores socioeconómicos. Hay que intentar poner un cordón sanitario a la ultraderecha, como han hecho otros países europeos. Ahora tenemos una oportunidad de poder hacerlo en el Ayuntamiento más importante de la Región, una vez fracasado en la Asamblea Regional, y nuestros votos estarán ahí para lo mismo: echar al PP y frenar a la ultraderecha.

¿Qué le parece el tuit que publicó el PP el pasado domingo en el que decía que Cs cambia su acrónimo por el de comunistas y socialistas y que certifica su unión con la extrema izquierda, el verdadero motivo de la moción de censura en la capital?

Tanto el secretario general socialista, Diego Conesa, como el portavoz de Cs en la Asamblea, Juan José Molina, agradecieron en la propia tribuna durante la moción en la Asamblea Regional que Podemos hubiese puesto sus votos a favor sin pedir absolutamente nada y sin haber entrado en ninguna negociación. Así que esto es directamente mentira.

Lo que es lamentable es que nunca teníamos que haber llegado a esta situación. En 2019 Cs basó su campaña electoral en que 24 años del PP habían sido más que suficiente. No eran nuevos, venían de hacer muchos años política en Cataluña y ya conocían de sobra al PP. Han sido la pata necesaria del PP para reafirmar sus políticas en la Región. Si por los motivos que sean, Cs ha abierto los ojos y ha armado estas mociones de censura con el PSOE para echar al PP y frenar a la ultraderecha, Podemos estará ahí.

Si se confirma que la diputada 'díscola' de Vox Mabel Campuzano se hace con la Consejería de Educación y Cultura en Murcia, sería el primer caso en España en el que un político de ultraderecha ocupara una cartera. ¿Qué le parece este movimiento?

Nos parece muy grave que un presidente, por atornillarse al sillón, deje entrar en el Gobierno a una diputada de ultraderecha y nos convirtamos en ese mal ejemplo para el resto del país y de Europa. Recordemos que se trata de un partido que reivindica el franquismo como un período político mejor que todos los períodos democráticos que hemos tenido en este país.

Con respecto a la educación, ellos mismos se retratan con ese 'pin parental' que supone perder la libertad de cátedra por parte de los docentes y, por otro lado, permitir que padres que puedan ser homófobos, racistas o maltradores perpetúen en sus hijos esos roles porque no dejen que la escuela sea ese lugar de socialización donde los niños aprendan valores democráticos. Nos parece muy grave. Que esto sea para sacar adelante una ley con la única intención de perpetuarse en el poder nos parece todavía más lamentable.

¿Qué le parecieron las amonestaciones realizadas por el presidente de la Asamblea Regional para que no se produjeran insultos y "palabras de la calle" durante la moción de censura en la Asamblea? Tuvo usted otro desencuentro previo con él.

En aquella primera intervención en la que me retiró la palabra me pareció intolerable porque, primero, no me está callando a mí, sino a miles de murcianos y murcianas. Cuando me subo a la tribuna estoy representando una opción política y un programa. Y segundo, no insulté a nadie. Estaba hablando de una trama de corrupción con respecto a las vacunas. Es normal que desde la oposición fiscalicemos la acción de Gobierno. El presidente de la Asamblea tuvo una actitud déspota y antidemocrática aquel día.

Respecto al día de la moción de censura me pareció bien que se llamara al orden cuando se está entrando en insultos personales como ‘sinvergüenza’ o ‘chorizo’. Creo que se debe cuidar el lenguaje parlamentario y debemos ser capaces de expresar nuestras ideas con contundencia sin necesidad de entrar ahí.

¿Sirvió de algo la moción de censura?

Creo que se pecó de ingenuidad porque la moción no estaba bien atada. Se lo hemos dicho muchas veces al PSOE: cada vez que mira a la derecha, mete a la Región de Murcia en un follón. La gente de la Región tiene que visualizar que un bloque alternativo es posible, y para eso nos tiene que ver trabajar conjuntamente. ¿Qué alternativa de cambio real hay en un gobierno con Cs? Un cambio real pasa porque PSOE y Unidas Podemos podamos trabajar juntos en un bloque de progreso alternativo como hemos hecho en el Gobierno de la nación.

Cómo única mujer portavoz de la Asamblea Regional, ¿le pareció que sobró testosterona en ambas sesiones plenarias de la moción de censura o en el día a día del Parlamento murciano?

Creo que es más que evidente que sobra mucha testosterona. Las mujeres, en general, somos más dialogantes porque hemos tenido que sobrevivir a lo largo de los siglos utilizando nuestra inteligencia para sobrevivir y eso se ve en los Parlamentos. Una de las cosas que mucha gente me ha comunicado a raíz de la intervención que hice en la moción de censura fue lo contundente de mi discurso, pero cómo las formas y el tono que utilicé fueron los más parlamentarios, por decirlo de alguna manera.  

Se nota el sesgo de la falta de mujeres en puestos importantes en la política. El tema de los cuidados no está resuelto en este país y mucho menos en esta Región; tenemos que evolucionar hacia un sistema de cuidados de verdad. Además, durante la pandemia las mujeres hemos sido quienes hemos abandonado más nuestros trabajos o hemos teletrabajado, en los centros de ancianos y de discapacidad las personas que más han estado en primera línea hemos sido las mujeres. Cuando luego tienes que elegir entre cuidar a tu familia o estar en primera línea de política que te exige todas las horas del día y de algunas de la noche las mujeres se quedan detrás. Esa igualdad nunca va a ser real y efectiva hasta que vayamos a un sistema de cuidados diferente. Y eso pasa por reforzar lo público.

Según un estudio publicado por la Universidad de Santiago de Compostela, Murcia es una de las ciudades menos sostenibles por el bajo poder adquisitivo y la contaminación. ¿Si se aprueba la moción de censura intentarán combatir esa situación?

Si hay una formación política que ha apostado por la defensa del medio ambiente en general es Unidas Podemos. Se puede ver en nuestras iniciativas. Somos los únicos que nos negamos a firmar la supuesta Ley de Protección del Mar Menor que puede servir para cualquier cosa menos para eso, en Cartagena hemos planteado muchísimas iniciativas en este sentido, también hemos pedido nuevos medidores para la contaminación ambiental que es altísima. Esa contaminación al mismo tiempo lastra algo tan importante como la sanidad. Los porcentajes de cánceres y enfermedades pulmonares son elevadísimos en nuestra Región y eso también es una carga para la seguridad social. Tenemos un campo de batalla enorme.

Soy de las personas fundadoras de Ecologistas en Acción en la Región de Murcia, además de veterinaria, así que tanto personalmente como desde Unidas Podemos vamos a seguir impulsando esta iniciativas para mejorar la situación de contaminación en la Región aún más, si cabe, si sale adelante la moción de censura en el Ayuntamiento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats