eldiario.es

9

La ultraderecha se reúne en Murcia y afirma que la escuela actual "promueve la homosexualidad"

Alicia Rubio, la vicesecretaria de Vox, ofreció una charla para hablar del riesgo que suponen los discursos sobre diversidad y tolerancias sexual en las aulas

 “Los discursos de género y los valores LGTBI son ‘el caballo de Troya’ para expandir una ideología marxista-totalitaria que está desprestigiando y atacando a la heterosexualidad”, afirmó Rubio

La vicesecretaria de Vox considera que vivimos bajo la dictadura de la ‘ideología de género’ y que produce casos como el de ‘La Manada’ o que “mujeres tontas ocupen cargos importantes”

Charla de Alicia Rubia, vicesecretaria de Vox, en CajaMurcia

Charla de Alicia Rubia, vicesecretaria de Vox, en CajaMurcia

El pasado jueves 10 de mayo tuvo lugar la polémica conferencia de Alicia Rubio, vicesecretaria de movilización del partido VOX, cuyo tema principal fue criticar la presencia en las aulas españolas de discursos sobre diversidad y tolerancia sexual, que para ella constituyen la piedra angular de la recién instaurada “dictadura de la ideología de género”.

El acto se caracterizó por la emisión de un mensaje violento y lleno de tópicos contra todo aquello que no es compatible con los valores tradicionales de España. El coloquio contó con elementos que invitan al fomento del machismo, de la homofobia y la transfobia. El Aula Cultural de la Fundación Caja Murcia acogió esta actividad teóricamente cultural. La organización de la charla estuvo en manos del colectivo ultraderechista Libertas y su presidente, Francisco Martínez, ejerció de moderador.

Ante una sala abarrotada, la idea principal que expuso Alicia Rubio fue que los discursos de género y los valores LGTBI son “el caballo de Troya” para expandir una “ideología marxista-totalitaria” que está desprestigiando y atacando a la heterosexualidad. El objetivo, según Rubio, es claro: “convertir a los heteros en homosexuales, transexuales, alcohólicos, pederastas o en personas violentas”. La ponente argumentó su tesis con un “¡Ahora hay más que antes!”, que espetó Rubio ante un público entregado que quería más y más.

Nadie piensa en los niños

La ponente manifestó que los niños están sufriendo una especie de lavado de cerebro, poniendo como ejemplo que “ahora los discursos de género tienen el mismo valor educativo que las matemáticas”. Para Alicia Rubio la situación es de “extrema gravedad” y pone como ejemplo que “en Madrid nos vemos obligados a celebrar el Día contra la Transfobia”, alegando que existen “causas más justas que conmemorar”.

En este sentido, Rubio preguntó al público con un tono sorprendentemente serio: “si hay un día contra la transfobia, ¿por qué no hay un día que proteja a los que les dicen gafotas en el colegio?”. Siguió la ponente destacando que esta ideología de género sabe que en las escuelas “cada vez hay más niños de familias desestructuradas y que son perfectos para su manipulación”.

También hizo referencia a la existencia de los manidos “lobbies gais y feministas” que actualmente dominan los medios de comunicación, todos los partidos políticos (excepto VOX), la ciencia y la cultura. El objetivo siempre es el mismo: promover la homosexualidad y sus ventajas, “como si fuera algo normal y natural”, alertó Rubio.

‘La Manada’ y la ideología de género

Para la dirigente de VOX el caso de ‘La Manada’ es consecuencia de la ideología de género. La explicación podría resumirse en que estos discursos están perturbando a los hombres porque se sienten atacados por las mujeres y como reacción ha surgido un neomachismo “que se observa claramente en el caso de ‘La Manada’". El argumento parece complejo, aunque el público reaccionó como si lo entendiera a la perfección.

“Los hombres están siendo atacados y se les inculca que son violentos”, dijo Rubio, que manifestó que este ataque a los hombres “tiene intenciones de acabar con la heterosexualidad mediante el miedo”. Ese miedo, para Rubio, viene de la mano de “la judicialización de cualquier disputa entre parejas, que asustan al varón”.

La ponente puso un ejemplo contundente para su argumento: “El 80% de las denuncias de violencia de género son falsas”. Los datos desmienten totalmente a Rubio, quedando en evidencia que la rigurosidad y objetividad en esa charla brilló por su ausencia de principio a fin.

El sistema de cuotas hace que “mujeres tontas” ocupen puestos importantes

Alicia Rubio también dedicó una parte de su intervención en criticar el sistema de cuotas y las listas cremallera. “A mí me da igual si es hombre o mujer el que ocupa un cargo de poder, yo sólo quiero a los mejores”, confesó Rubio. Para la ponente estas políticas encargadas de propiciar una equidad entre hombres y mujeres sólo son artimañas que “estigmatizan” a las mujeres que quieren quedarse en casa a cuidar de sus hijos. “Ahora parece que está mal abandonar el trabajo y que te guste ver a tus hijos crecer, cuando eso es algo que nos gusta a todas las mujeres”, reveló Rubio mientras daba la sensación que se había erigido como portavoz de todas las mujeres.

La ponente explicó que si se dan facilidades para que las mujeres accedan a puestos importantes “es normal que luego tengamos mujeres tontas en la élite”. No mencionó la posibilidad de que también pueda haber hombres tontos en puestos directivos o políticos.

La ONU también es enemiga de la familia

“La ONU ha quitado la patria potestad a los padres que se niegan a que sus hijos se sometan a tratamientos de cambio de sexo”, afirmó Rubio, alegando que la ONU también está dominada por estos lobbies. A continuación una persona del público se sumó a la crítica a este organismo y exclamó que “el representante español en la ONU es uno del PSOE que se dedica a soltar a etarras”. Ante esta situación, “la familia debe ser el garante que evite este adoctrinamiento y es por eso por lo que está siendo atacada”, dijo Rubio.

La sesión acabó con el público en pie y con una ovación cerrada, al mismo tiempo que varios asistentes, incluido el presentador del acto, hicieron continuas reverencias a la ponente.

La celebración de este coloquio viene acompañada por la polémica decisión de la Consejería de Educación de Murcia de suspender las charlas sobre diversidad sexual del colectivo LGTBI “No te Prives”. Además, Murcia también cuenta con la presencia en sus calles de la agrupación `Lo Nuestro´, conocida por dar alimentos solo a los españoles y por sus ataques contra migrantes y homosexuales. Estos últimos acontecimientos muestran que la ultraderecha en Murcia cada vez es más fuerte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha