Hesperia despide a 39 empleados de su plantilla en La Manga Club Resort: "Es menos sangrante de lo que se temía"

Trabajadores y representantes sindicales a las puertas del Hotel Príncipe Felipe a la espera de confirmar el fin de las negocaciones con Hesperia

Acuerdo in extremis en el conflicto laboral sufrido los últimos meses en el resort La Manga Club. Finalmente serán 118 los trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo -ERE- de los casi 400 que prestan sus servicios a la multinacional Hesperia en el complejo vacacional de lujo La Manga Club Resort.

A la espera de cerrar definitivamente la negociación, el número total de afectados que manejan es de 118 personas: 20 transformaciones de contrato a fijo-discontinuo (por temporada), 24 prejubilaciones, 35 bajas voluntarias y 39 despidos. Según el Comité de Empresa, compuesto por varios sindicatos, la negociación "no ha sido fácil" y estuvo en un principio "carente de transparencia" por parte de la empresa, evitando dar detalles de cual era el proceso exacto de reconversión de los puestos de trabajo. Hoy era el último día hábil para llegar a un acuerdo que, a falta de perfilar unos últimos detalles sobre las cantidades de las indemnizaciones, se espera sea ratificada por la asamblea de trabajadores.

El proceso ha sido seguido en todo momento por organizaciones e instituciones al tratarse, La Manga Club Resort, del buque insignia del turismo de calidad de la Región, siempre en un tono muy cauto, las declaraciones han ido cayendo con cuenta gotas. A última hora de ayer el PSOE regional exigió que la empresa agotara "todas las vías posibles para llegar a un acuerdo con el Comité de Empresa" al tiempo que señalaban "la lamentable pasividad del Gobierno Regional corrupto del PP y los tránsfugas mientras se destruyen puestos de trabajo y cierran empresas en la Región de Murcia. Esta es la situación de la Comunidad mientras López Miras y el PP está dedicados exclusivamente a las cuestiones internas de su gobierno y mantener el poder".

Según la diputada socialista Carmina Fernández "el PP regional prometió en el mes de noviembre, 9 meses después del inicio de la pandemia, ayudas a algunos sectores golpeados por la crisis como el hotelero, unas ayudas que casi 5 meses después todavía no han llegado lo que está provocado la destrucción del sector en la Región”. Por su parte la Consejería de Turismo indicaba que respetan todo el proceso de negociación y esperaban una resolución satisfactoria “más que deseable en los tiempos de pandemia”, pero evitan pronunciarse sobre el contenido del mismo.

Los ayuntamientos de la zona, directamente afectados, también se han pronunciado. Pedro López, alcalde de La Unión, ha expresado “su solidaridad y total apoyo” a los trabajadores que vayan a perder el empleo como consecuencia del ERE. En la misma línea se ha posicionado ha sido el Ayuntamiento de Cartagena que indicó la semana pasada su compresión con las reclamaciones de los trabajadores.

Hesperia compró parte del complejo La Manga Club Resort (Hotel, parte deportiva y hostelera) en 2019 y anunció un proceso de inversiones para revitalizar la línea de negocio. Son varias las declaraciones públicas del directivo Gonzalo Alcaraz en diversos medios regionales y nacionales al respecto, pero a los pocos meses de formalizar la operación ya se anunció la reconversión de los puestos de trabajo que, en un principio, habría afectado a casi la mitad de la plantilla. Carlos Erburu, director general del complejo turísitico, y que ha liderado las negociaciones por parte de la empresa ha declinado hacer declaraciones al término de las mismas. Durante toda la transición del conflicto, desde el anuncio del ERE y su transformación en ERTE hasta su vuelta al estado original (otra vez ERE), los sindicatos han mantenido la unidad de acción en la mesa de negociaciones y han contado con el apoyo prácticamente unánime de la plantilla. El acuerdo “es, en términos generales, mucho menos sangrante de lo que se temía” apuntan desde el comité de los trabajadores. Los departamentos afectados son casi todos: tiendas, hotel, alimentación, jardinería… pero el impacto resulta global para el área de la diputación de San Ginés de la Jara, donde se encuentra el complejo, con las localidades de Portmán, Los Belones, Cabo de Palos, Mar de Cristal, el Algar o La Unión, como principales afectadas, ya que muchas empresas prestan servicios auxiliares y temen que, con la reestructuración laboral, también se pierdan puestos de trabajo indirectos.

Ahora falta por saber como se afrontará la nueva etapa de Hesperia en La Manga para la apertura prevista antes de verano, la recuperación de su clientela perdida por el efecto de la pandemia en toda la economía internacional y cual será la estrategia al respecto. Muchos trabajadores expresaron durante la concentración de ayer que la intención final de la empresa es rebajar los estándares de calidad que se ofrecen en la actualidad a fin de poder alcanzar un mayor número de visitantes, una opción que, según la opinión de los mismos, es un error porque precisamente ese nivel cualitativo es lo que distingue a las instalaciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats