Los contagios crecen un 40% en una semana en Navarra y la incidencia supera ya el umbral fijado como asumible

Un sanitario sale del Complejo Hospitalario de Navarra.

En la última semana Navarra ha registrado una tendencia al alza de prácticamente todos los indicadores pandémicos, especialmente el número de contagios y la incidencia acumulada. La consejera de Salud asegura que este escenario entra dentro "de lo esperado", teniendo en cuenta que la comunidad foral se encuentra en un escenario sin restricciones contra la COVID-19, más allá del uso obligatorio de la mascarilla en espacios cerrados y cuando no se puede guardar una distancia mínima de seguridad. Con todo, la situación, que todavía se mantiene en niveles relativamente, ya no está en el umbral de menos de 60 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días que se encontraba cuando se desactivaron las restricciones.

Navarra cita ya para vacunar contra la gripe y poner la tercera dosis contra la COVID-19 en los centros de salud

Navarra cita ya para vacunar contra la gripe y poner la tercera dosis contra la COVID-19 en los centros de salud

Según los datos del Departamento de Salud, en la última semana los casos registrados de coronavirus han aumentado algo más de un 40%, aunque este viernes tan solo se han notificado 23 positivos, la cifra más baja de los últimos días. La tendencia sin embargo sigue al alza, y la incidencia acumulada supera ya los 60 casos, por encima del umbral que es considerado como asumible. Navarra es de hecho la segunda comunidad con la incidencia más alta, solo por detrás de Euskadi, donde el lehendakari Urkullu ya ha avisado de que la pandemia "sigue ascendiendo". La media de España es de 43,26.

Desde Salud explican que la incidencia de infecciones aumenta en la mayoría de los grupos de edad, especialmente en el de los menores de 15 años y mayores de 55 años. y que este aumento podría tener alguna repercusión en ingresos y casos graves en las próximas semanas. El domicilio sigue siendo el ámbito en el que mayor número de contagios se dan (el 35%), seguido del social (21%), escolar (7,4%) y laboral (2,1%). En el 33% de los casos, la persona infectada desconoce dónde se ha contagiado.

A diferencia de lo que ocurre en Euskadi, en Navarra el aumento de la incidencia se explica en parte porque la comunidad foral continúa siendo una de las que más pruebas de diagnóstico realiza. Se hacen 1.529 por cada 100.000 habitantes cuando la media nacional se encuentra en las 1.123. De hecho, la positividad en Navarra es de apenas el 2,91%.

Desde el Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) se indica que la variante delta del Sars-Cov-2 sigue siendo la predominante. Origina el 99% de los casos de COVID-19. También se destaca que "no ha surgido hasta el momento otra variante que la reemplace".

Por el momento, este incremento del número de positivos y de la incidencia no está teniendo repercusión en los hospitales, que continúan a niveles de ocupación muy bajos, por debajo de la media nacional. En la actualidad 24 personas se encuentran ingresadas en Navarra con sintomatología grave de COVID-19, ocupando un 1,23% del total de las camas hospitalarias. En la UCI se encuentran ingresadas 6 personas, un 5,8% del total de plazas en cuidados intensivos.

La consejera Santos Induráin, que reconoce el "aumento de la incidencia" registrado en las últimas jornadas, asegura que es "lo esperado" una vez se han levantado las restricciones, y que se produce, ha destacado, "dentro de un contexto de una intensidad baja de la pandemia". La máxima responsable de la sanidad navarra apunta que los casos se siguen monitorizando día a día y que la comunidad foral es de las comunidades con mayor porcentaje de población vacunada con la pauta completa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats