Navarra podría "activar" 108 nuevas camas en UCI si aumentase la presión en la unidad de críticos

UCI del Complejo Hospitalario de Navarra. EFE/ Jesús Diges/Archivo

Pese a que en los últimos días la presión hospitalaria se ha "estabilizado", y este miércoles hay menos pacientes hospitalizados y en UCI que hace una semana, el Servicio Navarro de Salud - Osasunbidea se prepara para un posible escenario en el que el sistema hospitalario se pudiera volver a tensionar. Por ello se cuenta con 108 camas UCI extra que se podrían "activar" en caso de que fuera necesario, según ha señalado la consejera Santos Induráin. De esta forma se ampliaría la unidad de críticos actualmente formada por unas 150 camas, de las que 55 están ocupadas, el 36,6%.

Navarra empieza a habilitar espacios de críticos fuera de las UCI ante el aumento de la presión asistencial

Navarra empieza a habilitar espacios de críticos fuera de las UCI ante el aumento de la presión asistencial

Según ha apuntado la consejera, "gracias al sistema integrado de salud", Navarra cuenta con la disponibilidad "suficiente" de camas UCI "para atender la demanda". En concreto, en los hospitales del Servicio Navarro de Salud (Complejo Hospitalario de Navarra, Estella y Tudela), hay más de un centenar de camas, a las que hay que sumar las de los centros privados de la Clínica Universidad de Navarra y la Clínica San Miguel. Son el doble de camas UCI de las que había en Navarra antes de la pandemia.

Antes de marzo, el Servicio Navarro de Salud disponía de 61 camas (43 en la red pública y 18 de la privada). Tras aplicar el plan de contingencia de la COVID-19 se ha pasado a las 100 camas actuales (con pacientes o personal), de ellas 82 públicas y 18 privadas. Por su parte, las camas "activables", que han estado preparadas para su uso inmediato en caso de ser necesarias, son 108, 90 públicas y 18 privadas.

Ese mismo plan de contingencia recoge además, tal y como ha indicado Induráin, que en caso de ser necesarios se podría disponer de otros 12 puestos en centros privados además de ampliaciones en la red pública, "readaptando plantillas y espacios, pero en un escenario extremo al que no debemos permitirnos llegar y que hay que evitar con medidas preventivas comunitarias y restricciones de choque como las tomadas".

Por el momento no será necesaria esa ampliación, aunque hace unas semanas sí que se tuvieron que habilitar camas de UCI fuera del espacio habitual, tal y como señaló el director gerente del Complejo Hospitalario de Navarra, Alfredo Martínez, ante el aumento de la presión hospitalaria, especialmente de pacientes en estado grave por COVID-19. Según los últimos datos notificados este jueves por el Departamento de Salud, actualmente hay 55 camas ocupadas, mientras que hace unos pocos días eran 68 y en la primera ola llegaron a ser 96.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats