La portada de mañana
Acceder
ENTREVISTA | Castells: "La derecha ha perdido un poder que siempre creyó suyo"
España, pendiente de cuándo Europa cortará el grifo del gasto público
OPINIÓN | Razón y servicio: sobre quién nos ha de gobernar, por Elisa Beni

Queman contenedores y lanzan objetos en Alsasua a policías de tres cuerpos que disolvían una fiesta ilegal

Imagen de la intervención en Alsasua de la Policía Municipal, Foral y la Guardia Civil

Agentes de la Policía Municipal en coordinación con la Policía Foral y la Guardia Civil se vieron obligados a disolver a unos 300 jóvenes que en la madrugada del domingo se congregaban en una de las plazas de esta localidad navarra celebrando una fiesta ilegal en la que además no se respetaban las medidas de seguridad, ya que muchos de los jóvenes no llevaban mascarilla. Además, durante la intervención, según informa la Guardia Civil, se quemaron varios contenedores y se lanzaron objetos a los vehículos policiales que participaron en la intervención.

Según ha informado la Guardia Civil, en torno a la 01.00 de la madrugada recibió la solicitud apoyo de la Policía Municipal de Alsasua por una fiesta en la que un grupo de unas 70 personas les había lanzado botellas y objetos desde el callejón de la plaza de los Fueros de Alsasua. Hasta el lugar se desplazaron para prestar apoyo patrullas tanto de la Policía Foral y la Guardia Civil, que al acceder a la plaza se encontraron un grupo más numeroso de personas. "En torno a las 300 personas", que al observar los vehículos policiales comenzaron a lanzar objetos contra ellos.

La actuación coordinada entre los tres cuerpos policiales consiguió que la plaza quedase despejada minutos después. Tal y como apunta el instituto armado, las personas de dispersaron en pequeños grupos, pero continuaron lanzando "vasos, botellas, sillas y volcado de mesas de terrazas y contenedores". Como consecuencia de estos hechos ha quedado dañado un vehículo de la Guardia Civil. Además, según ha informado este cuerpo policial, un número "muy elevado" de las personas presentes en el lugar no estaban respetando las medidas de seguridad establecidas con motivo de la alerta sanitaria al no llevar mascarilla.

Durante el resto de la noche se controló el perímetro de la localidad, teniendo conocimiento de la quema de tres contenedores entre la calle Aralar y la calle Urbasa. Ya se han iniciado las gestiones para identificar a las personas supuestamente participantes en los hechos.

El suceso se produce después que en la madrugada anterior un dispositivo conjunto formado por la Guardia Civil, Policía Foral y Policía Local de Alsasua impidieran la celebración de un macro botellón en el paraje conocido como Santa Lucía de esta localidad. Las personas presentes salieron huyendo a la llegada de los agentes y en la actuación se incautaron un grupo electrógeno, altavoces de gran potencia, una carpa desmontable y numerosas bebidas dispuestas para su consumo. Hechos que coinciden con la celebración de la 'no fiestas' de Alsasua, que se cancelaron por la pandemia.

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2020 - 09:04 h

Descubre nuestras apps

stats