eldiario.es

9

Uno de cada cinco ríos vascos tiene problemas de contaminación

La situación ha mejorado respecto al anterior informe oficial, cuando el 25% de los cauces incumplía la calidad exigida por la Unión Europea.

La Agencia Vasca del Ura, que analiza los ríos desde hace 30 años, ofrece mejores resultados con su metodología de medir por tramos: el 89% presenta un estado muy bueno o bueno.

Los puntos negros se mantienen en el Ibaizabal, en Bizkaia, y el Deba, en Gipuzkoa.

El río Ibaizabal a su paso por la localidad de Basauri./EDN

El río Ibaizabal a su paso por la localidad de Basauri./EDN

Casi uno de cinco ríos de Euskadi tiene problemas de contaminación en sus aguas, prácticamente en todos los casos por concentraciones de mercurio. Un total de 15 de los 76 analizados en 2012 presenta sus aguas en mal estado según el último informe publicado por Ura, la Agencia Vasca del Agua. La situación ha mejorado respecto al anterior informe de 2011, cuando había problemas en el 25%. Los datos mejoran más si el análisis se basa en los tramos concretos de cada cauce, la metodología que utiliza Ura, puesto que el 89% de los 127 puntos de control en los cauces presenta un “estado físico químico muy bueno o bueno”. En 2011, el porcentaje se quedó en el 79%.

Los puntos negros se localizan principalmente en  las cuencas del Ibaizabal en Bizkaia y la del Deba en Gipuzkoa, como se viene repitiendo desde que se realizan los estudios de control. “Especialmente se localizan aguas abajo de los núcleos urbanos, donde se concentran las mayores tasas de vertido, tanto industriales como urbanas”, señala el informe. En Álava, los mayores problemas se sitúan en el Zadorra, por la actividad urbana e industrial de Vitoria.

La elaboración de estos estudios se debe a la llamada Directiva Marco del Agua (DMA), aprobada en 2000 y que fija la realización de una serie de informes y vigilancia del estado ecológico de ríos y estuarios en toda la Unión Europea. El Gobierno vasco elabora desde 1993 un informe anual sobre los ríos, aunque entonces sólo se analizaban una veintena de ríos, y desde 2003 se ha adaptado las directrices comunitarias en la realización de estos informes.

En el informe de 2012 se ha trabajado sobre 20 puntos más de muestreo que en el ejercicio anterior, un total de 127 puntos de control, que han analizado una treintena de ríos por  las que discurren 76 ríos. Los análisis se realizan por masas de agua, y no por cada río, puesto que, según los técnicos, son tramos con características más homógeneas y una longitud similar.

El informe, que analiza también el estado de los cauces fluviales cada año desde 2008, destaca que 2012 ha sido el que mejores resultados obtiene. También constata la contaminación persistente durante todos esos ejercicios seguidos en media docena de ríos, como el Nervión y el Butron en Bizkaia, el Deba en Gipuzkoa y el Zadorra en Álava.

Los factores que más perjudican a los ríos vascos son la depuración y el saneamiento insuficiente, la contaminación puntual por actividades industriales, la provocada por la agricultura, la alteración del hábitat fluvial debido a presiones agrícolas y urbanísticas o el aprovechamiento intensivo del suelo y agua, como el generado por las centrales hidroeléctricas.

La mejora obtenida en 2012 lleva a Ura a emitir un mensaje optimista. “Es previsible que en los próximos años se vayan obteniendo progresivamente mejores resultados, debido a la implantación de las nuevas medidas de saneamiento ya ejecutadas o las que se están llevando a cabo”. La Agencia Vasca del Agua incide en que la mejora en los ríos es un proceso gradual, ya que desde que se hace una infraestructura de saneamiento deben transcurrir al menos cinco años para que haya vida en el río.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha