eldiario.es

Menú

Las finales de rugby en San Mamés, bajo 'la ley seca'

Durante las finales de rugby el consumo de alcohol estará prohibido en todo el estadio desde 15 minutos antes del comienzo del partido hasta 15 minutos después de su conclusión

- PUBLICIDAD -
Barriles de cerveza en San Mamés para las finales de rugby. Foto difundida por las redes sociales

Barriles de cerveza en San Mamés para las finales de rugby. Foto difundida por las redes sociales

La difusión de unas fotografías de barriles de cerveza dentro del estadio de San Mamés en los días previos a las finales europeas de rugby que se celebran este fin de semana en el estadio del Athletic de Bilbao han disparado la polémica. Las redes sociales han ardido de indignación ante la sospecha de que esos barriles de cerveza suponían una violación de la ley vasca que prohíbe el consumo de alcohol en espectáculos deportivos. La marejada ha obligado al Departamento de Salud a salir al paso de las críticas y aclarar la situación: no hay excepciones y, por lo tanto, el consumo de alcohol estará "terminantemente prohibido" en todo el estadio desde 15 minutos antes del comienzo del partido hasta 15 minutos después de su conclusión.

Es decir, se aplicará la ya de por si controvertida Ley vasca de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias, que es de aplicación en todos los espectáculos deportivos que se celebran en Euskadi, a excepción del fútbol y baloncesto profesional. "Se ha montado un poco de lio, pero la cosa ha quedado clara", explican desde el Gobierno vasco.

El caso es que mientras se desarrolla el reglamento de esta ley, el criterio de aplicación es que está prohibido vender o suministrar bebidas alcohólicas desde 15 minutos antes del comienzo de los partidos hasta 15 minutos después de la conclusión. También prohíbe el tabaco y otras sustancias. Así, las esperadas finales de rugby quedarán bajo el imperio de la 'ley seca', entendida como la prohibición de vender bebidas alcohólicas.

La ley vasca de Adicciones prohibió el consumo de alcohol en instalaciones deportivas en 2016. Así, sin matices. Pero poco después tuvo que recular ante la presión del Athletic (las zonas y palcos VIP de San Mamés) y los clubes modestos. Entonces, Salud salió con el ya famoso cuarto de hora de antes y después, solo en las zonas VIPS. Se pasó de una prohibición total en base al texto aprobado en el Parlamento vasco a que se pueda servir hasta 15 minutos antes y 15 después de los partidos a la espera de un reglamento que aclare la situación. Esta ha sido la práctica habitual del Athletic en su zona noble. "Lo lógico es que la ley se aplique para todos de la misma manera, sin excepciones", señala un socio del Athletic, asiduo a los partidos en San Mamés y que también ha sacado entrada para las finales de rugby.

Y ahora también será la práctica para los miles de aficionados extranjeros que poblarán las gradas de San Mamés a lo largo del fin de semana. La organización ha previsto una afluencia a la capital vizcaína de hasta 100.000 extranjeros, quienes previsiblemente no van a escatimar en bebidas.

Ley estatal

En cambio, en los encuentros de Primera División, Segunda División y Segunda División B de fútbol, así como en la Liga ACB de baloncesto, es de aplicación la Ley 19/2007 de 11 de julio, contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte.

Esta otra normativa tiene otra regulación del consumo y venta de alcohol para fútbol y baloncesto profesional, de ahí las diferencias con los partidos de rugby.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha