Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Europa se enfrenta a la ola de la extrema derecha
El Poder Judicial en funciones obvia el ultimátum de Bolaños
Opinión - Unas elecciones importantes que nadie se toma en serio. Por Isaac Rosa

Después de 28.600 palestinos asesinados

Un niño observa una zona destruida tras un ataque aéreo israelí contra el campo de refugiados de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 12 de febrero de 2024. EFE/HAITHAM IMAD

39

Después de 1.200 israelíes asesinados y 130 secuestrados en los ataques de Hamás de octubre, la Unión Europea “condenó inequívocamente el terrorismo” y la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, declaró que “Israel tiene derecho a defenderse de ataques tan atroces”. Estados Unidos, por boca de Biden, proclamó su apoyo “sólido como una roca e inquebrantable”, y prometió que “nunca dejaremos de respaldarlos.

Después de los primeros 1.000 palestinos asesinados por los bombardeos israelíes, Von der Leyen insistió a mediados de octubre en que Israel “tiene el derecho e incluso el deber de defenderse”, mientras el Alto Representante Borrell añadía un pero: derecho a defenderse, “pero de acuerdo al derecho humanitario internacional”. Biden viajaba a Tel Aviv para decirle a Netanyahu que “no estáis solos, estamos con vosotros, nos aseguraremos de que tenéis todo lo que necesitáis para defenderos”.

Después de 5.000 palestinos asesinados, los líderes europeos hicieron un llamamiento a establecer “pausas humanitarias”, y expresaron su “profunda preocupación por el deterioro de la situación”. Estados Unidos pidió también una pausa humanitaria para la salida de extranjeros y heridos, y desplegó dos portaviones y 135 cazas en apoyo de Israel.

Después de 10.000 palestinos asesinados, la Unión Europea dijo estar “seriamente preocupada”, y los 27 pidieron a Israel “la máxima moderación”. Varios países pidieron un alto el fuego, rechazado por Biden, aunque recordó que Israel debe “cumplir el derecho internacional y distinguir entre terroristas y civiles”.

Después de 15.000 palestinos asesinados, Borrell aseguró que “Israel no debe utilizar en el sur de Gaza las mismas tácticas que en el norte”. Varios países resucitaron la “solución de los dos Estados”. La vicepresidenta estadounidense pidió a Israel que “haga más por proteger a los civiles inocentes”, aunque el portavoz del Pentágono aseguró que “vamos a seguir apoyando a Israel”, y que la ayuda en seguridad iba a “seguir fluyendo”.

Después de 20.000 palestinos asesinados, Borrell comparó la destrucción de Gaza con el bombardeo de ciudades alemanas en la II Guerra Mundial, y aseguró que el conflicto necesitaba “una solución impuesta desde el exterior” por parte de Estados Unidos, Europa o los países árabes. Washington aprobó una nueva venta de armamento a Israel por 150 millones de dólares.

Después de 25.000 palestinos asesinados, Borrell declaró que “más muertes y destrucción no van a traer más seguridad”, aunque ningún país europeo se sumó a la demanda de Sudáfrica contra Israel en la Corte Internacional de Justicia. Biden habló por teléfono con Netanyahu y le reiteró la necesidad de una solución de dos Estados.

Después de 28.600 palestinos asesinados, Europa ha manifestado su “profunda preocupación” por los planes israelíes de atacar Rafah. Borrell dice que “hay que hacer algo más”, y que “si Washington cree que se está matando a demasiadas personas, quizás tiene que proporcionar menos armas”. España e Irlanda han pedido a la Comisión que revise si Israel cumple sus obligaciones en materia de derechos humanos. Biden cree que la reacción militar de Israel está siendo “exagerada”, y que la operación en Rafah “debe garantizar la seguridad de la población civil”. Fuentes cercanas al presidente norteamericano aseguran que en privado se refiere a Netanyahu como “gilipollas”.

Esta es la secuencia de palestinos muertos y de declaraciones de Europa y Estados Unidos. Según crece el número de palestinos asesinados, aumenta la crítica europea y estadounidense a Israel, sí, aunque despacito, sin tomar medidas, solo palabras. Vista la secuencia, podemos hacer un cálculo de a partir de qué número de asesinados pasarán por fin de las palabras a los hechos, y por ejemplo Europa amenazará con algún tipo de medida diplomática o incluso económica, aprovechando que la Unión Europea es el primer socio comercial de Israel; o en qué momento Estados Unidos considerará suspender la ayuda económica a Israel –principal receptor de su ayuda exterior–, y en particular la multimillonaria ayuda militar.

Venga, hagan sus apuestas, cuántos palestinos tienen que morir para que la “preocupación” europea y estadounidense llegue tan arriba. ¿Con 50.000 ya será suficiente, o a esas alturas estaremos todavía condenando “rotundamente”, lamentando, pidiendo un alto el fuego y proponiendo dos Estados? ¿A los 100.000 tal vez? ¿Más?

Etiquetas
stats