Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión a miopinion@eldiario.es. Consulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

De QAnon, Vox y la derechita cobarde

El presidente de Vox, Santiago Abascal. EFE/Andreu Dalmau

Sergio López

21

Es necesario analizar la influencia del llamado trumpismo y su enraizamiento en las instituciones y las sociedades occidentales y, concretamente, en España. Para ello, nada mejor que ir a los orígenes de este maridaje ideológico entre la organización Qanon y Vox, como representante de la derecha alternativa o alt-right en nuestro país y con el padrinazgo de Bannon como ideólogo supremo.

Y es necesario no perder el hilo de esta internacional nacionalista de extrema derecha, relacionada con el supremacismo blanco, que en España funciona a través de canales de Telegram, siendo uno de ellos 'Soldados Digitales'. Uno de sus miembros más activos escribía: "Iros de España, así de claro, aquí nos quedamos los que con dos cojones vamos hacia adelante en la batalla". Ya existe 'QAnon España Dark to Light', creado en mayo de 2020 y 'QAnon España Debate Total'.

El seis de enero de 2021 una noticia, que por su crudeza y lo que significaba para la democracia puso en duda la veracidad de los hechos que se estaban narrando, ocupaba las portadas de los periódicos de todo el mundo. Una turba enardecida había asaltado el Capitolio de los Estados Unidos. Esa turba radicalizada ha tenido en nuestro país sus defensores, que desean ver algo similar en España. Uno de ellos exponía que si se asaltaba el Congreso no habría suficientes policías para impedirlo.

La imagen de Donald Trump arremetiendo contra los republicanos "patéticos" y "débiles" ¿no os suena al argumento de la "derechita cobarde" esgrimido por Santiago Abascal contra el Partido Popular? Arengando a sus partidarios, instándoles a eliminar a los que no luchan con esta soflama: "Caminaremos hasta el Capitolio y vitorearemos a nuestros valientes senadores y congresistas" o "caminaremos y estaré allí con ustedes".

Es preocupante esta actitud, pero aún lo es más la influencia que el trumpismo ejerce en la extrema derecha europea o en el actual presidente de Brasil. Son preocupantes los lazos y relaciones de uno de los principales ideólogos de Trump, Steve Bannon, con los líderes de Vox: Santiago Abascal, Espinosa de los Monteros y Herman Tertsch. Basta con tirar de hemeroteca para confirmarlo. Del famoso "America First" eslogan de campaña de Trump, al "España primero" de Vox. Bannon llegó a definir su proyecto político como "populismo obrero de extrema derecha nacionalista". Un proyecto a exportar y que encontró en los Salvini, Abascal, Bolsonaro y compañía un caldo de cultivo apropiado.

El propio Bannon reconocía el primer contacto con líderes de la extrema derecha europea, entre ellos miembros de Vox, durante el verano de 2017. El paralelismo entre ambos es palpable, desde anatemizar a mejicanos por parte de Trump, a hacer lo propio con la inmigración subsahariana por parte de Abascal. Cuando Trump aseguraba que le habían robado las elecciones, Abascal esgrimía el robo de la democracia, por el estado de alarma implantado como consecuencia de la pandemia. Las campañas y consignas populistas, las fake news como argumentario político.

Bannon llega a Europa de la mano del político de extrema derecha belga Mischaël Modrikamen y de Nigel Farage, ideólogo del Brexit y asesor de Boris Johnson. En España uno de sus primeros contactos fue con Rafael Bardají, ex asesor de Aznar, exdirector de política internacional de FAES y asesor de Vox, que se entrevistó en la Casa Blanca con Bannon.

Bajo el amparo de la democracia seguirán intentando intoxicar la política y llegar al poder. Pero el sistema democrático, el impeachment a Trump lo demuestra, lo impedirá porque, eso al menos espero, los ciudadanos y algunos partidos conservadores, caso del PP y Ciudadanos en España que han coqueteado con la extrema derecha estableciendo alianzas para gobernar, evaluarán las consecuencias de apoyar una doctrina política que al grito de "ahorcar a Mike Pence", republicano como Trump y Vicepresidente de Estados Unidos, asaltó el Capitolio. Porque, como aquí Casado, allí Pence representaba a la derechita cobarde.

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión a miopinion@eldiario.es. Consulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
18 de enero de 2021 - 18:45 h

Descubre nuestras apps

stats