eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los debates fuerzan a Casado a cambiar de estrategia ante Ciudadanos: del "no somos adversarios" al contraataque

El líder del PP reacciona a los ataques de Albert Rivera en el segundo coloquio, tras verse superado por el presidente de Ciudadanos en el de TVE

"A lo mejor cuando gobierne en algún sitio puede hablar de empleo", le responde Casado a Rivera, que había cargado contra el PP por no solucionar el paro

El presidente popular esquiva el debate del aborto, pero apela a mantras de la derecha como los toros, la caza o la lucha contra la inmigración

Casado, Rivera y Sánchez, antes del debate de este martes en Atresmedia.

Casado, Rivera y Sánchez, antes del debate de este martes en Atresmedia. Flickr PP

"No somos adversarios. Usted no es mi adversario", le espetaba el lunes, durante el primer debate electoral celebrado en RTVE, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, al máximo jefe de Ciudadanos, Albert Rivera. Al líder del PP le pillaron por sorpresa los ataques directos –Rivera llegó a decir que "el milagro económico del PP está en la cárcel, en alusión a Rodrigo Rato– del dirigente político al que considera un aliado imprescindible para poder llegar a la Moncloa a la andaluza, al menos si sus respectivas formaciones políticas suman, incluyendo a Vox, para echar a Pedro Sánchez tras el 28A. 

Rivera superó a Casado en ese primer encuentro y los populares tardaron varias horas en reaccionar, pero este martes al mediodía, unas horas antes de que comenzara el segundo debate, organizado por Atresmedia, convocaban una rueda de prensa para dejar claro el cambio de estrategia que después, ya durante el coloquio en televisión, Casado escenificó lanzándose al contraataque frente a Rivera.

"Hemos perdido la oportunidad del voto unido", le reprochaba Casado a Rivera en uno de sus primeros turnos de intervención, acusándole de dividir a la derecha por no aceptar listas conjuntas en el Senado o renunciar a sus candidaturas en provincias pequeñas. Prácticamente desde el inicio del encuentro del grupo mediático privado el líder del PP se vio además en la obligación de situarse a la defensiva ante la nueva ofensiva del presidente de Ciudadanos, empeñado en meter en el mismo saco a socialistas y populares, la "España en rojo y azul" que Rivera dice combatir.

El líder de Ciudadanos acusaba a PP y PSOE de hacer de España "un país lider en desempleo", a lo que Casado respondía: "No se puede negar que el PP ha creado empleo siempre. Aznar creó cinco millones de empleos cuando gobernó y Rajoy ha creado 2 millones y medio de empleo cuando ha gobernado". Rivera persistía en sus acusaciones y Casado se defendía: "A lo mejor cuando Ciudadanos gobierne en algún sitio puede hablar de empleo".

"No metan miedo a la gente"

La escena se repetía cuando el líder del partido naranja acusaba al PP de haber subido los impuestos o cuando en una alusión directa, le pedía rectificar su postura contraria a la eutanasia. "No metan miedo a la gente", respondía Casado. "Habrá que hablar con el comité de bioética porque son cuestiones morales. Hemos sido un partido pionero en la regulación de la muerte digna".

El PP, que hace apenas unas horas consideraba a Rivera un socio fiel tras su pacto en Andalucía y después de que el líder de Ciudadanos ofreciera un Gobierno de coalición a los populares en los dos debates, acusa ahora al presidente del partido naranja de hacer "el trabajo sucio a Sánchez" por sus ataques en ambos encuentros. 

Aunque desde la dirección nacional del PP insisten en que Casado ha mostrado un perfil "moderado" y "centrado" en los dos debates televisados, el presidente de los populares no ha movido un ápice sus posturas más radicales de los últimos meses, fruto del giro a la derecha emprendido tras ganar las primarias. El dirigente conservador ha esquivado el polémico debate del aborto que el propio PP reconoce que le resta votos, pero Casado se ha reafirmado en su rechazo a la inmigración o haciendo bandera de algunos de los mantras de la derecha más extrema como la caza y los toros. 

En su último minuto de intervención, el presidente popular aprovechaba para realizar una nueva apelación al voto útil: "Si quiere un cambio de verdad en España el único valor seguro es el PP. Necesitamos unir ese voto porque si no dividiremos a los españoles. Me voy a dejar la piel por lo que más importa que es el futuro de nuestros hijos y el destino de España. No les voy a defraudar".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha