eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP no consigue apoyos para penalizar con cárcel la consulta "habitual" de webs yihadistas

Gobierno y PP han convocado al PSOE a una reunión "al máximo nivel" para intentar consensuar los cambios en materia antiterrorista, considerados siempre como "temas de Estado", pero los socialistas se resisten

Los populares quieren que la ley fije penas de entre uno y ocho años de prisión para quien consulte regularmente este tipo de contenidos en internet

La oposición califica la idea como “una barbaridad” y un intento más de “criminalizar” a los ciudadanos

43 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Catalá cree "no es tarde" para que Cataluña "cierre heridas" desde el diálogo

El ministro de Justicia, Rafael Catalá.

El Gobierno quiere dar una vuelta más de tuerca a la actual legislación española en materia de terrorismo, especialmente al de corte yihadista. Entre las enmiendas presentadas por el PP para la reforma del Código Penal figura una que plantea castigar con penas de entre uno y ocho años de cárcel el simple hecho de visitar "habitualmente" páginas en internet en las que "se incite a incorporarse a una organización terrorista", en referencia a estos grupos yihadistas. La oposición califica la idea como “una barbaridad” y un intento más de “criminalizar” a la ciudadanía “colocándola contra la pared”. El PSOE y la Izquierda Plural lo consideran, además, "claramente inconstitucional".

Según la enmienda al artículo 573 bis que propone el PP, "será castigado con una pena de prisión de uno a ocho años quien consulte habitualmente uno o varios servicios de comunicación accesibles al público en línea o adquiera o tenga en su poder documentos que estén dirigidos o, por su contenido, resulten idóneos para incitar a otros o reforzar la decisión adoptada de incorporarse a una organización o grupo terrorista, a un grupo que conspirase para cometer alguno de los delitos del artículo 571 [los de terrorismo] o que hubiera iniciado preparativos para ello, o de colaborar con cualquiera de ellos o con sus fines".

Según el diputado socialista Manuel de la Rocha, uno de los ponentes en la reforma del Código Penal, la enmienda que pretende el PP "se volvería en contra de los propios políticos y de los policías que por motivos de trabajo o en el curso de una investigación se vieran en la necesidad de consultar este tipo de páginas, con lo cual estarían incurriendo en un delito de terrorismo".

Tanto De la Rocha como Gaspar Llamazares, ponente de la Izquierda Plural, consideran que es "una barbaridad" este cambio que pretende el Gobierno. "Va en contra del derecho de la información y es claramente inconstitucional" afirma el socialista.

"No se sostiene. Es absurdo. El PP está intentando salvar la cara convirtiendo el Código Penal en el código antiterrorista", especifica Llamazares. El diputado asturiano teme que el miedo que le ha entrado ahora al Gobierno con los ataques yihadistas en Francia desate un furor por endurecer las leyes en detrimento de la ciudadanía. Y pone como ejemplo otra pretensión del PP como es considerar "terrorista" a cualquier "lobo solitario", dado que en otra enmienda al Código Penal se estipula que "terrorista es quien comete un delito terrorista, pertenezca o no a una organización".

Otra de las pretensiones del PP es que también se castigue el adiestramiento pasivo y la autorradicalización (conductas propias del combatiente retornado y del 'lobo solitario'), así como el desplazamiento de los llamados combatientes extranjeros a zonas de conflicto para integrarse en organizaciones terroristas.

Reforma exprés

Estos controvertidos cambios figuran entre la docena de enmiendas que en materia antiterrorista el PP ha planteado dentro de un paquete global de 90 presentadas al actual Código Penal, cuya reforma se está llevando a cabo de forma "exprés" en el Congreso. La decisión unilateral de los populares de acelerar al máximo los trámites de la reforma ha sido duramente criticada por todos los grupos de la oposición, que creen que es un asunto que merece ser estudiado con mayor "tranquilidad".

Las críticas no han impedido al partido de Rajoy seguir adelante con sus planes. La Comisón de Justicia está convocada para este jueves y, en ese encuentro, el PP prevé aprobar el dictamen definitivo de la ley para enviarla al debate en Pleno, previsto para el día 20.

Las prisas del PP han indignado al PSOE. De la Rocha recuerda que el terrorismo "es un tema de Estado" y que cualquier modificación sobre esta materia "se ha hecho siempre, en estos 30 años de democracia, entre los dos grandes partidos y no presentando enmiendas de manera clandestina".

Ante este enfado y la delicada situación abierta tras los atentados en Francia, el Gobierno y el PP han decidido convocar a una reunión "de alto nivel" a los socialistas. La cita que iba a celebrarse el miércoles tendrá lugar finalmente este martes, dos días antes de la reunión de la Comisión de Justicia, con la intención de limar asperezas y de pactar al menos una serie de "mínimos".

"Esperamos que el Gobierno sea sensible y flexible y retire la enmienda que castiga la visita de las página webs. Es algo inaudito lo que pretende y nos vamos a oponer enérgicamente", advierte De la Rocha. 

A la reunión no ha sido convocado ningún otro grupo parlamentario, lo que a Llamazares le parece una "exclusión muy grave" que demuestra la escasa voluntad de los dos partidos en alcanzar un amplio acuerdo entre todas las fuerzas políticas en un asunto tan serio como es el terrorismo. Los socialistas dicen que hablarán después con todos los demás grupos. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha