Casado llama a Sánchez para ofrecerle su apoyo en la gestión de la crisis de Ucrania

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), saluda al presidente del Partido Popular, Pablo Casado (d), en una imagen de archivo.

elDiario.es


12

El presidente del PP, Pablo Casado, ha llamado este miércoles a Pedro Sánchez para ofrecerle el apoyo de su partido en la gestión de la crisis de Ucrania, según han informado fuentes de Moncloa y del PP. La conversación ha durado unos 25 minutos y el presidente le ha trasladado al líder de la oposición que la postura del Gobierno pasa por la “disuasión y la desescalada a través de la diplomacia”. En una rueda de prensa junto a la primera ministra finlandesa, Sánchez ha agradecido el apoyo. “Es importante que desde el Gobierno y desde la política se dé ese mensaje de unidad que estamos dando”, ha dicho pese a las discrepancias que ha mostrado Unidas Podemos con la posición de Moncloa. También ha aprovechado para reclamar al PP que “rectifique” en su posición respecto a los fondos europeos y que se abstenga en la votación de la reforma laboral.

Moncloa trata de aplacar las diferencias en la coalición sobre Ucrania y la ley de vivienda

Moncloa trata de aplacar las diferencias en la coalición sobre Ucrania y la ley de vivienda

Según un comunicado del PP, Casado ha instado además a Sánchez a que comparezca en el Congreso de los Diputados “en aras de la mayor transparencia en esta crisis”, solicitud que formalizarán en las próximas horas. El jefe del Ejecutivo le ha respondido por su parte a Casado que mantendrá puntualmente informados a los grupos parlamentarios a través del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. En su comparecencia, Sánchez ha descartado acudir por ahora al Parlamento, aunque ha dejado abierta la puerta a hacerlo más adelante en función de los avances de la situación.

El líder de la oposición ha trasladado al presidente del Ejecutivo “la importancia de la unidad de acción dentro del Gobierno, tal y como está sucediendo en el resto de países europeos”.

Esta llamada se produce después de las reiteradas peticiones del PP en los últimos días para que Sánchez llamara a Casado y apenas unas horas más tarde de que la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, haya ofrecido al líder 'popular' telefonear él al presidente para hablar sobre el conflicto entre Ucrania y Rusia.

En una entrevista en Televisión Española, Rodríguez ha declarado que “si el señor Casado quiere hablar con el presidente del Gobierno no tiene más que llamar y que levantar el teléfono o poner un mensaje, no hay ningún inconveniente”.

Ambos líderes políticos han aprovechado para hablar otros asuntos. Según un comunicado de Moncloa, Sánchez ha pedido al líder del PP que “deje de poner en duda la gestión de los fondos europeos”.  “El Gobierno entiende que la respuesta de la Comisión Europea debería ser suficiente y que la estrategia seguida hasta la fecha por el PP solo daña la imagen de España”, añade el Gobierno. En la rueda de prensa, Sánchez ha reiterado el llamamiento a que “rectifique”.

Precisamente este miércoles, el portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida ha insistido en el cuestionamiento a cómo el Gobierno está repartiendo estos fondos y ha denunciado que está beneficiando a comunidades y ayuntamientos socialistas en detrimento de los dirigidos por su formación. Todo ello a pesar de que ayer la Comisión Europea recordó al PP que España recibe los fondos de recuperación “porque los objetivos se cumplen”.

Por último, Sánchez y Casado han hablado sobre la reforma laboral. El presidente del Ejecutivo ha pedido a Casado el voto favorable o la abstención de su grupo al acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales para reformar la legislación anterior, aprobada durante el mandato de Mariano Rajoy.

Lo que ha evitado el presidente en la rueda de prensa es pronunciarse sobre las negociaciones con el resto de grupos y ha asegurado que contempla otro escenario que no sea la convalidación de la reforma laboral en el Congreso, a pesar de que no cuenta por ahora con los apoyos suficientes. Sánchez no ha contestado a la pregunta de si aceptaría cambios en la legislación laboral al margen del decreto ley para atraer a los socios de la investidura, como está intentando la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

“El Gobierno está haciendo sus deberes y es reconstruir los consensos que se rompieron a principios de la década de 2010. Hemos logrado un importante acuerdo en el ámbito laboral y de pensiones sindicatos, empresarios y Gobierno”, ha defendido Sánchez: “Esa es la tarea que tiene que hacer el Ejecutivo y ahora, con todo el respeto, desde el Ejecutivo le decimos al Legislativo que convalide esta importante reforma”

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats