Clamor a la izquierda del PSOE para que se investiguen las muertes en Melilla

Ione Belarra, Yolanda Díaz e Irene Montero.

Iñigo Aduriz


32

Todas las fuerzas políticas a la izquierda del PSOE, incluido su socio de Gobierno, Unidas Podemos, han reclamado en las últimas horas una investigación de la actuación de las policías española y marroquí ante la muerte de decenas de personas –37, según distintas ONG– que el viernes intentaron cruzar la valla de Melilla y que fueron duramente reprimidas por los agentes, además de sufrir avalanchas y devoluciones en caliente, tal y como han denunciado organizaciones humanitarias.

El mundo mira a Melilla entre demandas de investigaciones independientes de las 37 muertes

El mundo mira a Melilla entre demandas de investigaciones independientes de las 37 muertes

Este mismo lunes, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha anunciado que su grupo ha registrado una proposición no de ley que reclama una “investigación independiente” para esclarecer lo ocurrido. “Como demócratas y como personas estamos horrorizados. Hay que ayudar a las familias, a identificar los cadáveres, que se les dé una sepultura digna y que se produzca una investigación independiente para que esto no vuelva a pasar a las puertas de nuestra frontera”, ha asegurado Echenique en la Cámara Baja.

Sin entrar a valorar las palabras de Pedro Sánchez sobre la tragedia, Echenique ha asegurado que sí “está habiendo conversaciones entre el Ministerio de Derechos Sociales” que encabeza la líder de Podemos, Ione Belarra, con Exteriores e Interior. Y ha insistido en confesarse “en shock” después de haber visto las imágenes y vídeos del suceso. A su juicio, “es indispensable que se investigue hasta el fondo de la cuestión”. “Como demócratas y defensores de los derechos humanos y como personas, debemos hacer todo lo posible para que esto no vuelva a pasar”, ha remachado.

Además, ERC, EH Bildu, Junts, PDeCat, CUP, BNG, Compromís y Más País han registrado este lunes las solicitudes de comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, “para dar explicaciones en relación con las vulneraciones de derechos humanos por parte de las autoridades migratorias del pasado 24 de junio de 2022 en la frontera entre Nador y Melilla, donde al menos 37 personas fueron asesinadas y decenas de ellas víctimas de una grave actuación policial que causó decenas de heridos”.

La responsabilidad de Sánchez y Marlaska

Los firmantes consideran a Sánchez y a Marlaska como “responsables” de los hechos y señalan que la tragedia es una “consecuencia de las políticas migratorias de la Unión Europea y el nuevo acuerdo entre el gobierno de España y de Marruecos. Con la iniciativa se oponen, además, a las declaraciones de Pedro Sánchez del pasado viernes, cuando el jefe del Ejecutivo cerró filas con la actuación del Ejército de Marruecos.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, ministra de Trabajo y coordinadora de los ministros de Unidas Podemos en el Ejecutivo, Yolanda Díaz, pidió el domingo “aclarar ya” lo sucedido en la ciudad autónoma y afirmó que ella siempre apostará por una política migratoria “respetuosa con los Derechos Humanos”. A través de un mensaje en Twitter, Díaz se confesó “muy impactada” por lo ocurrido. “Mis condolencias a los seres queridos de todas las personas que han perdido injustamente la vida. Nadie debe morir así”, remachó.

La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, también se mostró “conmocionada” por las imágenes de lo ocurrido en la frontera y recalcó que el respeto a los derechos humanos “debe guiar siempre la política exterior”. Por eso emplazó al Gobierno del que forma parte a “repensar el modelo migratorio y la externalización de fronteras”.

Izquierda Unida mostró, por su parte, su “profundo rechazo e indignación” por la defensa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ma actuación marroquí y reclamó ya el sábado una “investigación al máximo nivel” por parte de las autoridades competentes de España y Marruecos “para aclarar en todos sus extremos lo ocurrido y evitar que puedan repetirse situaciones de tan extrema gravedad”. También consideró que “no existen razones que justifiquen la vulneración de los Derechos Humanos y que se ponga en grave riesgo la vida de las personas, mucho menos para llevar hasta su extremo políticas migratorias inhumanas”.

Más lejos fue el eurodiputado y dirigente de Anticapitalistas, Miguel Urbán, que reclamó dimisiones en el Gobierno. El domingo, en declaraciones a los medios de comunicación tras asistir a la manifestación contra la cumbre de la OTAN, Urbán calificó de “masacre” lo acontencido en la frontera y demandó una investigación para que no quede “impune”. Él cargó especialmente contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al sentenciar que “no puede seguir siendo ministros con 40 muertos a sus espaldas”.

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, registró este domingo la petición de comparecencia urgente de Sánchez, “después de la gravedad de la masacre” en la frontera de Melilla y las “inaceptables y reprobables” declaraciones del jefe del Ejecutivo que “aplaude” la respuesta de la policía de Marruecos. Según Mulet “si esta respuesta tan sumamente cínica, salvaje, e irresponsable la hubiera hecho una presidente del Gobierno del PP todo el mundo estaría pidiendo su cabeza. Si durante un gobierno del PP hubiera pasado una masacre como esta, con como mínimo 37 muertos, el PSOE estaría pidiendo dimisiones y respuestas contundentes”. Además Mulet ha registrado una petición de cese de los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

“Las imágenes que llegan de la frontera marroquí son horribles. Y es horrible que el Gobierno felicite a la policía marroquí. ¿Esto es lo que se compró con el abandono del pueblo saharaui?”, se preguntó, por su parte, el líder de Más País, Íñigo Errejón, en un tuit. Su grupo ha presentado este lunes una batería de 37 preguntas al Gobierno para que esclarezca lo ocurrido.

Desde el PP se pide una “mayor previsión” en las fronteras

El PP, en cambio, ha optado por señalar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de la masacre de la valla de Melilla, informa Aitor Riveiro. En una declaración institucional aprobada por el Comité de Dirección que preside Alberto Núñez Feijóo, el partido exige “al Gobierno central mayor previsión de las circunstancias que pueden producirse en la frontera”, apunta que “la concentración de migrantes vivida este fin de semana en Melilla demuestran que la seguridad y control migratorio no se han consolidado” y concluyen que “con una acción temprana, no se habría producido tal concentración de migrantes en la frontera ni se habrían atrevido las mafias a promover una nueva entrada masiva en territorio español”.

En el texto apenas se menciona a Marruecos. Dos veces aparece el país en la declaración. La primera, para “alentar a los gobiernos de España y Marruecos a colaborar en la previsión y las alertas tempranas para que esta situación no vuelva a repetirse”. La segunda, de forma indirecta al exigir que Sánchez explique “el estado de la política de cooperación con Marruecos en materia de seguridad”.

Pero ni una mención a la policía marroquí o al rey de Marruecos, Mohamed VI. El documento asegura que es “incomprensibles el Gobierno central obliga a la Policía Nacional y a la Guardia Civil a trabajar en condiciones precarias”, y apunta a “las mafias” por organizar un “asalto violento”. Exigimos al Gobierno mayor previsión de las circunstancias que pueden producirse en la frontera“, dice la declaración, que apunta otra vez a que el ”asalto masivo“ se produjo porque ”en el lado español de la frontera no había suficiente presencia y esa desprotección era conocida“.

El PP pide la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que dé explicaciones. “Qué estaría diciendo si fuera un presidente español”, ha asegurado el hoy portavoz del PP, Esteban González Ponz, quien ha añadido inmediatamente: “No quiero hacer demagogia”. Minutos después, ha asegurado que “el Gobierno y la OTAN copian la frase del pacto de Estado propuesto por el PP”, al ser preguntado por la introducción en los documentos de la cumbre que la Alianza Atlántica celebra esta semana en Madrid que la organización defenderá “la soberanía e integridad territorial”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats