Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Hungría niega que haga pasar hambre a los refugiados y acusa a Soros de mentiras

Hungría niega que haga pasar hambre a los refugiados y acusa a Soros de mentiras

EFE

Budapest —

El Gobierno húngaro desmintió hoy las acusaciones de varias ONG internacionales sobre que las autoridades han dejado de facilitar alimento a los refugiados que esperan en la frontera a que se tramiten sus peticiones de asilo, y acusó al millonario George Soros de lanzar una campaña de "mentiras".

"La red de Soros ha iniciado una nueva campaña mentirosa y difamatoria", afirmó el Ejecutivo conservador húngaro en un comunicado, en el que desmiente la acusación formulada por las ONG Comité Helsinki Húngaro y Human Rights Watch (HRW).

El Comité Helsinki Húngaro informó la semana pasada de que, tras la entrada en vigor en julio pasado de una nueva legislación, las autoridades húngaras no ofrecen alimentos a los solicitantes de asilo cuyas peticiones son rechazadas y que esperan en la frontera el final de los trámites de apelación.

"Es una práctica inhumana y absolutamente ilegítima" denunció el comité, mientras que Human Rights Watch (HRW) ha calificado la práctica de "escandalosa" y "absurda".

El Comité Helsinki demandó a las autoridades húngaras ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que dictó una sentencia inmediata y provisional que obliga a Hungría a alimentar a los refugiados que están a la espera de que concluyan sus trámites.

Según informaciones de esas ONG, hasta el momento se han reportado los casos de ocho solicitantes de asilo que pasaron días sin recibir alimentos y cuya situación estaba anoche normalizada.

En la frontera entre Hungría y Serbia se han instalado dos zonas de tránsito, donde los refugiados deben presentar sus solicitudes y esperar el fin de los trámites, que en la mayoría de los casos concluye con un rechazo ya que, según Hungría, los inmigrantes llegan de Serbia, considerado por Budapest un país seguro.

"Las leyes húngaras son claras y determinan que todos los inmigrantes que permanecen en las zonas de tránsito con el estatus de solicitante de asilo reciben provisiones, que suponen para el Estado un gasto de 700.000 forintos (2.200 euros) al año por persona", aseguró hoy el Gobierno en su comunicado.

El Gobierno del nacionalista Viktor Orbán acusa al magnate y filántropo estadounidense George Soros de tener un supuesto plan para traer a Europa a millones de refugiados, en connivencia con la Unión Europea (UE).

Orbán se opone categóricamente a la inmigración y advierte de que la llegada de refugiados incrementa el riesgo de ataques terroristas y amenaza la identidad cristiana de Europa.

El pasado 18 de julio la Comisión Europea (CE) abrió un procedimiento de infracción a Hungría por su ley que castiga con hasta un año de prisión a quien ayude a aquellos que entren de forma ilegal en el país.

Además, la CE ha demandado a Hungría ante el Tribunal de Justicia de la UE por considerar que su legislación sobre asilo y retorno no cumple con las normativas europeas.

Etiquetas
Publicado el
24 de agosto de 2018 - 11:35 h

Descubre nuestras apps

stats