Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Llegan a Roma los cadáveres de los dos rehenes italianos muertos en Libia

Llegan a Roma los cadáveres de los dos rehenes italianos muertos en Libia

EFE

Roma —

Los cadáveres de los 2 italianos secuestrados en julio en Libia y hallados muertos la pasada semana en ese país llegaron hoy a Roma, mientras que la familia de una de las víctimas ha criticado la acción del Estado italiano en el caso.

Se trata de Fausto Piano y Salvatore Failla, trabajadores de la constructora Bonatti en Libia y secuestrados en julio del año pasado junto a sus compañeros Filippo Calcagno y Gino Pollicardo, si bien estos últimos fueron liberados el viernes y ya están en Italia.

Por el contrario, Piano, de 60 años, y Failla, de 47, fueron hallados muertos el 2 de marzo en la ciudad libia de Sabratah, escenario de duros combates entre las fuerzas libias y los grupos yihadistas.

Por el momento se desconoce si los dos italianos fallecieron en el momento del enfrentamiento o, como apuntan algunos medios de comunicación, pudieron ser ejecutados por los yihadistas que les tenían secuestrados en el momento en el que fueron sorprendidos.

Los cuerpos sin vida de estos dos trabajadores italianos llegaron al aeropuerto romano de Ciampino a las 00.40 hora local (23.40 GMT) a bordo de un Hércules C-130 del Ejército del Aire italiano (Aeronautica Militare), informaron los medios locales.

En el aeropuerto se encontraban el ministro de Exteriores, Paolo Gentiloni, varios técnicos de la compañía de construcción y los familiares de las víctimas.

Horas antes la viuda de Failla, Rosalba, y sus hijas, Erica y Eva, comparecieron visiblemente enfadadas ante los medios de comunicación y denunciaron que el Estado italiano no les han ayudado a salvar a su marido y padre.

"Estábamos convencidas de que Italia nos protegería y nos devolvería vivo a mi marido y a Fausto Piano. Sin embargo el Estado no ha sido capaz ni siquiera de impedir que se le hiciera la autopsia", dijo la viuda, indignada porque se haya examinado el cadáver en Libia.

Asimismo mostró la grabación de una llamada telefónica que los secuestradores hicieron a la familia del detenido el 13 de octubre y en la que se escucha a Failla afirmar que se ha quedado solo y que necesitaba atención médica.

"Mi padre era una persona buena. No nos han ayudado a traerlo a casa. Nos han pedido que estuviéramos calladas, de no montar barullo. Nos han pedido que no respondiéramos a las preguntas de los secuestradores", lamentó la hija mayor, Erica.

"¿Dónde está el Estado? Hemos hecho lo que se nos ha pedido pero no ha servido para nada", aseveró.

En la tarde del miércoles el ministro Gentiloni aseguró en el Senado que no ha sido desembolsado ningún rescate por los cuatro trabajadores secuestrados.

Asimismo aseguró que no existen elementos que atribuyan el crimen a los grupos afines al autoproclamado Estado Islámico en Libia y subrayó que "la hipótesis más acreditada es que haya sido obra de un grupo criminal filoislámico" que opera en la zona.

En cualquier caso reconoció que sobre este suceso aún hay "muchos puntos oscuros".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats