El PSOE asume que tanto ellos como Podemos tendrán que hacer cesiones para que los presupuestos salgan

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

El PSOE asume que el Gobierno formado por socialistas y Unidas Podemos tendrá que hacer cesiones para que los Presupuestos Generales del Estado para 2021 salgan adelante. La aprobación de las cuentas públicas es una prioridad para Pedro Sánchez, que insiste tanto en alocuciones públicas como en reuniones privadas que la legislatura va a durar cuatro años. Para eso necesita al menos la aprobación de un proyecto presupuestario.

La votación de las cuentas es, por tanto, clave y tan ajustada como la de la investidura, por lo que el Gobierno aspira a mantener a los aliados que facilitaron la formación de Gobierno, entre ellos PNV y ERC. Sin embargo, esas dos formaciones no ven con buenos ojos el acercamiento que Sánchez ha tenido con Inés Arrimadas. La idea de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, era priorizar en la negociación a esas formaciones y ampliar la base intentando amarrar a Ciudadanos.

Esa geometría variable es complicada para el Gobierno de coalición dadas las reticencias que han mostrado los republicanos catalanes y los nacionalistas vascos a los acuerdos alcanzados por Moncloa y Ciudadanos. También en Unidas Podemos ven complicado el encaje del partido de Arrimadas en la negociación presupuestaria. No obstante, los miembros del Gobierno de distinto signo han abierto la puerta a Ciudadanos para la aprobación de las cuentas.

Sánchez avisó este domingo de que la crisis generada por la pandemia de la COVID-19 justificaba más que nunca "los acuerdos transversales". En esa misma línea se ha pronunciado este lunes el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que ha ejercido como portavoz oficial del PSOE tras la reunión del Consejo de Política Federal, el órgano en el que están representados Ferraz y los líderes territoriales.

"El presupuesto no puede ser ni el que queramos nosotros, ni el que quiera Podemos, ni Ciudadanos, ni ERC, ni el que quiera nadie; tiene que ser el que sume y hay que intentarlo", ha exresado Fernández Vara, que ha recordado que el Parlamento está más fragmentado que nunca "no porque lo hayan querido los partidos políticos sino los ciudadanos" que reclaman "acuerdos". "España en estos momentos se merece que los partido políticos estén unidos para superar la pandemia en lo sanitario, en lo económico y en lo social", ha agregado.

También ha lanzado un mensaje a las fuerzas de derechas del arco parlamentario: ¿Les preocupa mucho lo que pueda hacer ERC con los presupuestos? Pues haga usted que ERC no pinte nada en los presupuestos, que lo pueden hacer; verás cómo no lo hacen. Aquellos que pueden evitar que eso ocurra, criticarán los presupuestos porque participarán unos que ellos podrían haber evitado que hubieran participado".

Fernández Vara ha incidido en que no va a haber elecciones en el corto plazo -las ha situado dentro de tres años- y ha recordado al resto de partidos -en un mensaje al PP, aunque no lo ha mencionado- que "no hay mayoría para otra cosa". "¿O ve a los nacionalistas votando con Vox?", se ha preguntado. El presidente extremeño ha reconocido que la coalición con Unidas Podemos y el apoyo de las fuerzas nacionalistas "no es lo que más le habría gustado", pero ha recordado que Sánchez gobierna con un "programa de Gobierno" que no es el programa íntegro del PSOE ni tampoco el de Unidas Podemos.

Ciudadanos, contra las medidas "surrealistas" de Podemos

Por su parte, Ciudadanos ha marcado distancias respecto a la posibilidad de apoyar las cuentas públicas por las propuestas del partido que lidera Pablo Iglesias. La portavoz, Melisa Rodríguez, ha advertido a Sánchez de que no cuenten con ellos si los próximos presupuestos van a incluir las medidas económicas "surrealistas" que, a su juicio, propone Unidas Podemos para poder afrontar la crisis que está generando la pandemia de la COVID19.

Al ser preguntada en la rueda de prensa telemática que ha ofrecido este lunes a qué se refería al hablar de "políticas surrealista de Podemos", Rodríguez ha especificado: "Son las propuestas que criminalizan a los autónomos; las que criminalizan a los que generan empleos, o criminalizan a los que pueden ayudar con su esfuerzo o con su patrimonio a salir de la crisis económica”. También son aquellas “en las que se habla en general de los empresarios como malos, o se establece que la subida de impuestos es la única solución; o las que presentan unas cuentas en las que hay más gastos que ingresos con lo cual generan un déficit importante. Eso son las políticas surrealistas", ha concretado.

La portavoz de Ciudadanos no ha querido adelantar si su partido se sentará a negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado tanto con los ministros del PSOE como con los de Unidas Podemos, buscando un amplio acuerdo en el que estén los aliados del Gobierno, ERC, PNV o Bildu, pese a que su propio partido reclamó al inicio de la pandemia la necesidad de impulsar unos "presupuestos de emergencia para la reconstrucción”.

"Es muy difícil hablar sobre hipótesis porque no está cerca ese escenario", ha dicho. "El Gobierno anunció que retiraba el proyecto de 2020 y siguen prorrogados los presupuestos de 2018", se ha amparado la portavoz de Ciudadanos, que ha señalado además que "habrá que esperar a ver qué impone Europa con respecto a España, qué dinero nos va a llegar y qué propone el Gobierno de Sánchez, que es el que tiene la responsabilidad de presentarlos". "Lo demás es aventurado, por lo que no vamos a hacer castillos en el aire".

Rodríguez ha defendido “un proyecto de Presupuestos realista” que cuente con un amplio consenso por lo que ha invitado al PP a aparcar "la confrontación" con el Gobierno. "Es momento de exigir seriedad máxima, de dejar la confrontación porque el nivel de crispación no ayuda a que en Europa haya un acuerdo mejor para España", ha opinado.

En la reunión telemática del Consejo de Política Federal, Sánchez ha emplazado al partido a mantenerse unido. Fernández Vara ha restado importancia a la diferencia de pareceres entre los presidentes socialistas respecto al reparto de los 16.000 millones de euros del fondo no reembolsable. "Nunca nos pondremos de acuerdo", ha dicho jefe del ejecutivo regional, que ha reconocido que cada presidente defiende los intereses de su comunidad como es su "obligación ser exigentes".

También ha defendido el cambio de criterio respecto al reparto, que finalmente incluirá 2.000 millones para educación restando 1.000 millones del gasto sanitario y para políticas sociales que se estableció inicialmente. Fernández Vara ha dicho que la aprobación del ingreso mínimo vital permitirá a las comunidades liberar parte del dinero que dedicaban a ese tipo de rentas para otros gastos, como la dependencia.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2020 - 14:13 h

Descubre nuestras apps

stats