El PSOE se revuelve contra la presión de Unidas Podemos en la negociación de los presupuestos

Pedro Sánchez durante una intervención este lunes.

La negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022 en el seno de la coalición entra en tiempo de descuento para que el Consejo de Ministros les dé luz verde en los tiempos que se había marcado Moncloa y que ya han sufrido un primer retraso dado que la intención inicial es que se aprobaran el pasado martes o mañana. Unidas Podemos mantiene la exigencia de cerrar un acuerdo para la ley de vivienda que recoja el establecimiento de precios máximos al alquiler en las zonas tensionadas ante las resistencias de los socialistas, que abogan por que la limitación llegue a través de mecanismos como bonificaciones fiscales que repercutan en una bajada de los precios en el mercado. Y en esa situación el PSOE se ha revuelto contra la presión del socio minoritario.

La portavoz en el Senado, Eva Granados, ha manifestado el malestar de la parte socialista del Gobierno ante el incremento de la presión por parte de Unidas Podemos. “Estamos en un gobierno. En el Gobierno se debate, se discute; pero en un Gobierno no se hacen ultimátums, ni se condiciona. Se sienta y se negocia”, ha afirmado Granados. Unidas Podemos asegura que sin un acuerdo cerrado en materia de vivienda que contenga el techo para los precios del alquiler no habrá pacto para los presupuestos mientras que los socialistas quieren separar ambas negociaciones.

La dirigente socialista ha asegurado que ha sido su partido el que ha hecho las reformas fiscales progresivas del país y, en cuanto a la ley de vivienda, ha asegurado que los socialistas ponen sobre la mesa su “obsesión” al respecto con una “apuesta decidida por la rehabilitación” y “por un parque social que dé respuesta a los jóvenes”.  “Esa es nuestra obsesión, la que trasladamos en las mesas en las que hablamos con nuestros compañeros de Unidas Podemos y no en ruedas de prensa”, ha agregado.

Granados ha enviado un mensaje al socio minoritario: “Los ciudadanos esperan la cohesión del Gobierno y mensajes claros de que vamos a tener los mejores presupuestos para la situación que estamos atravesando en estos momentos”. 

Yolanda Díaz: "El tiempo se está echando encima"

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se había referido este mismo lunes al desacuerdo existente aún en el seno del bipartito. “Por nosotras no va a ser, pero hay que tener voluntad de negociar”, ha destacado. Asimismo, la ministra de Trabajo ha defendido que "cuando el PSOE quiera", su formación está "dispuesta". "Saben ustedes que hemos entregado un documento para negociar presupuestos a principios de agosto. El tiempo se está echando encima", ha apuntado.

Los asuntos en los que hay "distancia" entre los socios de la coalición continúan siendo: el impuesto de sociedad, prestaciones familiares, bono social y la vivienda, según ha expuesto Díaz. Por su parte, Isabel Serra, también portavoz de la formación ha insistido en que “la gente de este país no entendería" que el Gobierno de coalición "no ponga en marcha ya" una bajada de precios del alquiler, como defiende su formación.

Las reuniones continúan, fuentes de la coalición aseguran que este lunes se han reunido los ministros Félix Bolaños e Ione Belarra para volver a abordar este tema. Desde la parte socialista del gabinete confirman el encuentro, pero evitan dar detalles y no ocultan el malestar por la "filtración de Unidas Podemos": "No vamos a radiar cómo van las negociaciones y solo hablaremos de los acuerdos cuando estén cerrados". "Se sigue trabajando de manera intensa para cerrar la negociación en breve", zanjan. Las posibilidades para aprobar las cuentas en la primera quincena de octubre -que es el nuevo plazo que estableció Moncloa- se van reduciendo: Sánchez viaja este martes a Eslovenia, por lo que podría ser a finales de esta semana y si no ya de la siguiente dado que el martes 12 es festivo.

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2021 - 13:48 h

Descubre nuestras apps

stats