Rivera pide al PSOE “cinco reformas exprés” de la Constitución para dar su apoyo a Sánchez

Rivera reconoce que el pacto para la investidura de Pedro Sánchez está casi cerrado

Una reforma exprés de la Constitución sobre cinco asuntos. Es lo que pide el presidente de Ciudadanos para firmar un acuerdo con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez: “No estamos negociando un acuerdo de investidura, es un acuerdo para conformar áreas de Gobierno”, ha manifestado Rivera, dejando con ello entreabierta de nuevo la puerta a entrar en el Ejecutivo de Sánchez si finalmente ambos partidos firman ese “acuerdo global”.

Ciudadanos reconoce que el acuerdo con el PSOE está prácticamente cerrado

Ciudadanos reconoce que el acuerdo con el PSOE está prácticamente cerrado

Rivera ha comparecido en una rueda de prensa que ha despertado una gran expectación después de que ayer se conociera que había mantenido una reunión de una hora con Pedro Sánchez tras la que se daba por hecho que habían llegado a cerrar el pacto. Sin embargo, según Rivera, no ha sido así y aún hay algunos escollos por perfilar.

“Pedimos un último esfuerzo al PSOE. Sólo estaremos en un acuerdo de Gobierno si es un Gobierno reformista, si eso permite que España cambie cosas que no ha cambiado en 30 años”, ha arrancado Rivera, “el PP debería sumarse al acuerdo de Gobierno que estamos negociando”.

“Estamos negociando, apretando, para el PSOE acepte una reforma exprés de la Constitución para que apueste por la regeneración democrática. Si el PSOE no los quiere incorporar, no llegaremos a un acuerdo”, ha añadido. Estos cinco puntos los ha resumido en “la supresión de la figura de los aforados; que las Iniciativas Legislativas Populares (ILP) pasen de 500.000 a 250.000 firmas para que sean admitidas para su debate en la Cámara; la despolitización de la justicia para tener una efectiva independencia de los jueces; la supresión de las Diputaciones; y limitar los mandatos a ocho años para el presidente del Gobierno de España”.

Ciudadanos no ha incluido en su demanda de supresión de las diputaciones las forales del País Vasco y Navarra ni los cabildos insulares de Canarias, que tiene un sistema de elección diferente.

Según han aclarado después, esta reforma exprés no necesitaría la convocatoria de un referéndum posterior porque se utilizaría el mismo modelo que con la reforma del artículo 135 de la Constitución que acordaron el PP y el PSOE en la anterior legislatura. Es decir, el apoyo de 2/3 de la Cámara, para lo que se necesitaría al PP -dado que cuenta con mayoría absoluta en el Senado para bloquearlo- , al que Rivera ha invitado a sumarse al consenso.

De estas cinco condiciones, tres están recogidas parcialmente en el programa del PSOE: reducción de aforados; reducción de firmas en las ILP y limitar los mandatos a ocho años para el presidente.

“Es una exigencia legítima para un partido que reclame cambios”, ha zanjado Rivera. “No hemos venido para que todo siga igual, para esto hemos venido; se trata de si es un Gobierno reformista de verdad o es un slogan”.

Rivera también ha reivindicado las negociaciones no públicas: “Este lunes me vi con Sánchez, aquí, en el Congreso, pero aquellos que hicieron la primera Transición saben que la discreción es necesaria”, ha afirmado, añadiendo después con ironía que el encuentro no fue “precisamente en Hungría” sino en la propia Cámara baja.

En cuanto a la reforma de la ley electoral, Rivera ha anunciado “que se abrirá una ponencia que contenga determinados principios que se incluya en una ley orgánica; no se puede cambiar la ley electoral sin amplio consenso. Nosotros defendemos la proporcionalidad, desbloquear las listas y la celebración de primarias”.

Según ha dicho, sin estas cinco condiciones no habrá acuerdo, al tiempo que reconoció que “no es sencillo” para el PSOE, porque “tiene historia y mochila”. Rivera aseguró que “nadie puede pensar” que Ciudadanos “no va a exigir” un Gobierno “limpio de corrupción”, “sensato” y “reformista” con el que “los españoles vamos a seguir siendo compatriotas e iguales”.

El líder de Ciudadanos ha abogado también por que el Ejecutivo “cumpla con los objetivos de déficit” aunque su partido quiere que Bruselas flexibilice los plazos de su cumplimiento para no tener que “machacar a impuestos” a los ciudadanos.

Si, como se espera, hay acuerdo dado que las exigencias no parecen para nada insalvables, ambas Ejecutivas tendrán que reunirse ahora para rubricarlo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats