Sánchez, sobre el ingreso mínimo vital: "No vamos a permitir más infancias rotas ni más generaciones perdidas"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece tras su reunión de este domingo con los presidentes de las comunidades autónomas.

"No vamos a permitir más infancias rotas ni más generaciones perdidas". Con esta frase el presidente del Gobierno se refería por primera vez a la aprobación del ingreso mínimo vital aprobado el viernes por el Consejo de Ministros para paliar los efectos de una crisis económica que se prolongará, como consecuencia de los efectos de la pandemia, durante los dos próximos años, si bien auguró que cuando acabe la actual legislatura "estaremos mejor que antes de la pandemia".

Mientras llega, el presidente cree que estamos obligados a socorrer a las familias que antes ya sufrían una pobreza extrema porque "erradicar la pobreza infantil es una prioridad de este Gobierno". La tasa de pobreza duplica, según recordó, la media europea y triplica la de Alemania y que por eso lo que persigue con la nuevas prestación "es lo justo: garantizar una vida digna a los que nos devuelven las sonrisas. Desde este viernes nuestro país ha ganado en justicia social y en decencia".

El presidente se refirió a todo ello durante una rueda de prensa en la que confirmó que el Gobierno afronta una sexta y última prórroga del estado de alarma de quince días más, para la que ya cuenta con el apoyo del PNV y la abstención con ERC, si bien intentará sumar al resto de fuerzas políticas, también a Ciudadanos. Apeló en este sentido a la responsabilidad y generosidad de todos ellos.

"Será un estado de alarma muy distinto, mucho más liviano pero lo necesitamos para culminar el trabajo que hemos hecho entre todos", subrayó. En este último periodo la gestión de la pandemia se traslada a las Comunidades que estén en fase 3, y serán ellas quienes quienes decidan los ritmos y las modalidades. España pasa pues de la coogobernanza a la gobernanza plena de las Autonomías que son, en definitiva, quienes Sánchez recordó que tienen las competencias en materia de Sanidad. Desde el 8 de junio, todos los territorios que entren en la fase 3, tendrán eso sí "el respaldo del Gobierno, que mantendrá funciones de cooperación y asesoramiento a través de sus especialistas, con el doctor Simón a la cabeza", añadió. El Gobierno se reserva, no obstante, la regulación de la movilidad. "Si no hay desviación en la evolución de la epidemia, el 1 de julio todo el territorio recuperará la movilidad", adelantó.

Sánchez destacó el logro colectivo durante la evolución de la pandemia, pero también quiso subrayar que "no podemos relajarnos porque el virus sigue acechando y es una amenaza gravísima", por lo que responsabilidad individual es fundamental "si queremos defender lo colectivo". El jefe del Ejecutivo ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad individual", que ha calificado de "prioritaria" en este momento de la desescalada. "Pido prudencia y respeto a las reglas sanitarias, para evitar recaída por mínima que sea porque es un riesgo real para nuestro país y el resto del planeta", enfatizó.

El presidente dedicó unos minutos a reivindicar el papel del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y del doctor Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Alarmas Sanitarias, en términos muy elogiosos: "Nos hacen mejores como sociedad". Del primero dijo "nunca ha fallado ni desfallecido. Siempre se ha mantenido sereno y firme. Siempre ha cooperado y dialogado sin escurrir el bulto y ha soportado las más duras descalificaciones, manteniendo la compostura y sin caer en la provocación ni una sola vez". Del segundo, afirmó que "en las horas más extremas se ha entregado al trabajo y el bien común. Le he visto enlazar días y noches y soportar el desdén de los más ignorantes y las críticas más descabelladas. Ha respondido a todo tipo de preguntas con modestia y humildad. Y nunca se ha dejado arrastrar por la provocación"

En este sentido, afirmó que vale la pena no dejarse distraer por "el griterio y la provocación" y nos centremos en quienes nos hace "mejores como sociedad". En este sentido y en medio del espectáculo ofrecido en el Congreso esta semana, reconoció que el Gobierno tiene "más responsabilidad que nadie" en no caer en provocaciones. Aludía así, aunque sin mecionarlo, al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, quien acusó a VOX en sede parlamentaria de querer dar un golpe de estado y se enzarzó en una bronca con Iván Espinosa de los Monteros, a quien tras abandonar airado de la sala de la comisión para la reconstrucción nacional le invitó a "cerrar la puerta al salir". El debate público, a su juicio, debe ser mucho más rico: "Este Gobierno quiere apelar al diálogo y la concertación, y todos tenemos que evitar entrar en las provocaciones. Si alguien tiene responsabilidad es el Gobierno de España".

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2020 - 15:08 h

Descubre nuestras apps

stats