Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
España lidera el crecimiento económico en Europa pero la inflación ahoga a los hogares
Los requisitos del Supremo para condenar por terrorismo
OPINIÓN | 'Februarius horribilis', por Antón Losada

Vox propone en su programa electoral suprimir las autonomías, establecer el veto parental y derogar la Ley del aborto

El líder de Vox y candidato del partido a presidir el Gobierno, Santiago Abascal, a su llegada a un desayuno informativo de ‘El Debate’

Laura Galaup / Carmen Moraga

93

Vox apuesta por su agenda ultraconservadora. El mantra del programa electoral con el que el partido va a afrontar la campaña del 23 de julio se centra de derogar “todas las leyes que el Gobierno de Sánchez ha aprobado o mantenido y alientan el enfrentamiento y la división entre españoles”. Si toca poder o influye en el Gobierno, el partido de Santiago Abascal ya amenaza con llevarse por delante la Ley del aborto, la de la eutanasia, la de Memoria Democrática, la LGTBI o la de cambio climático y transición energética. Además, promoverá “la Ilegalización de los partidos independentistas y de las asociaciones u organizaciones de cualquier tipo que persigan la destrucción de la unidad territorial de la Nación y de su soberanía”, suprimirá las policías autonómicas, y reforzará la presencia militar en el País Vasco y Cataluña.

Su animadversión hacia los partidos independentistas le lleva a comprometerse a reintroducir los delitos de referéndum ilegal, sedición, traición y malversación de caudales públicos que el Gobierno de Sánchez modificó, aumentando las penas en los delitos “contra España, su unidad y soberanía y el patrimonio de todos los españoles”, que considera “graves”.

A nivel económico, Vox incluye un abanico de propuestas de rebajas de impuestos a los más ricos y a las familias numerosas de las que no cuantifica su impacto. Con la normalización de la formación y tras su entrada en las instituciones, Vox ha tenido que ir modificando su posicionamiento en cuestiones que en sus orígenes eran prioritarias, como la supresión de las autonomías. Actualmente, el partido de Abascal gobierna con el Partido Popular en tres de ellas y aspira a hacerlo en otra más. Incidiendo en esta medida, desde la formación de extrema derecha insisten en que promoverán “un Estado unitario administrativamente descentralizado”; por lo tanto, para lograrlo apuestan por la “devolución inmediata al Estado de las competencias en Educación, Sanidad, Seguridad y Justicia”. En materia de Salud, proponen una tarjeta sanitaria única para toda España e impulsar los conciertos con la privada para reducir las listas de espera.

Acceso a escuchar el latido fetal

Entre las apuestas sociales del partido hay varias con un marcado carácter ultraconservador, siguiendo la brecha abierta por otras formaciones de extrema derecha en Europa y en América. Insisten en la polémica medida del 'latido fetal' que ya intentaron imponer en Castilla y León. “Eliminaremos el falso 'derecho al aborto' y defenderemos el derecho a que toda mujer embarazada pueda acceder a un protocolo de información permanente en que los profesionales de la salud pongan a su disposición todas las ayudas para la manutención, educación y cuidado de los hijos”, apuntan en el programa. Y añaden: “El protocolo incluirá la posibilidad de acceso por la madre gestante a una atención psicosocial específica mediante el acceso a un psicólogo clínico; así como la posibilidad de escuchar el latido fetal y la realización de una ecografía 4D”, recoge la estrategia electoral de la formación de extrema derecha, que se ha hecho público este viernes, y que han titulado 'Un programa para lo que importa'.

En este plan de trabajo de 179 páginas que la extrema derecha propone para los próximos cuatro años, Vox deja claro que defienden “el derecho a la vida desde su concepción hasta la muerte natural”. En esta línea, y siguiendo con su oposición a las normas aprobadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, abogan por la derogación de la Ley del aborto, así como por “la adopción nacional y el acogimiento familiar” como alternativa a la interrupción voluntaria del embarazo.

Otra de las medidas que Vox anuncia derogar son las leyes trans y la de Violencia de Género. En relación a la primera medida, apuestan por sacar de la sanidad pública los tratamientos hormonales y las cirugías de reasignación. En lo que tiene que ver con violencia machista, abogan por acabar con los juzgados especializados que tratan estos asuntos. El partido de Abascal se compromete a “promover una ley que proteja a todas las posibles víctimas en el ámbito doméstico” porque, aseguran, la de violencia de género actual “consagra la desigualdad entre hombres y mujeres y atenta contra los pilares básicos del Estado de derecho”.

Sustituir el Ministerio de Igualdad por uno de Familia

En su cruzada contra las políticas desplegadas por el departamento de Irene Montero, Vox ya avanza que eliminará el Ministerio de Igualdad si llega al poder y lo sustituirá por un Ministerio de Familia. A nivel municipal, y tras el peso que el partido de Abascal ha ido ganando tras las elecciones municipales de mayo, la extrema derecha ya ha conseguido reducir el número de concejalías de Igualdad. En una de cada tres ciudades de más de 40.000 habitantes en las que el PP gobierna en coalición o con apoyo del partido de extrema derecha, el nuevo equipo de Gobierno ha eliminado ese departamento. En ciudades como Valladolid, Toledo y Burgos se acaba de ejecutar esa medida.

El programa económico incluye un abanico de propuestas que benefician especialmente a las rentas más altas y a los grandes patrimonios del país. Vox apuesta por dejar el IRPF en solo dos tramos: uno para rentas hasta 70.000 y otro para los que la superen. Esta medida supone una bajada de impuestos drástica para los salarios más altos y una pérdida de progresividad. De esta forma, tributará lo mismo quien gane 21.000 euros que quien gane 60.000 euros.

Una familia con cuatro hijos, señala como ejemplo el programa, no tributará al IRPF y solo al 9% si gana más de 70.000 euros. Además, abogan por que las rentas del ahorro no tributen. Esto afecta especialmente a los que obtienen rendimientos de sus inversiones. Tampoco tendrían retenciones las pensiones, uno de los asunto en los que no ahonda el programa.

Eliminar subvenciones a partidos políticos

Pese a esta reducción significativa de los ingresos públicos gracias a las rebajas fiscales, el partido cree posible reducir el déficit y la deuda. Como contraposición, simplemente proponen eliminar “organismos ideológicos” y racionalizar la estructura de la Administración. También eliminar las subvenciones a sindicatos y partidos políticos. Sin embargo, éstas suponen el 64% de los ingresos de Vox. “No habrá igualdad real entre españoles mientras una casta privilegiada viva del esfuerzo del español de a pie”, proclaman.

Vox pretende también suprimir el IVA a los artículos de primera necesidad, es decir, “un impuesto cero en la adquisición de artículos de primera necesidad para las familias”, y “para la adquisición de la vivienda familiar habitual”; la formación ultraderechista además apuesta por la “eliminación progresiva de otros impuestos al consumo” y otros “impuestos ideológicos como los llamados tributos verdes”.

Junto a todo, se compromete a una rebaja del Impuesto sobre Sociedades hasta el 15%, “para que los españoles sean libres” a la hora de crear empresas, y a la supresión del impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones.

La 'okupación', uno de los ejes de su discurso, continúa muy presente en el argumentario del partido. En el programa incluyen, sin aportar detalles de cómo lo implantarían, propuestas“ contra la turistificación de los los cascos históricos de las ciudades”. “Preservaremos los derechos de los vecinos residentes y pondremos fin a un modelo turístico poco respetuoso”, aseguran. A nivel propositivo, en cuestión de vivienda, abogan por aumentar el parque de viviendas de protección oficial e impulsar la construcción de viviendas sociales públicas, mientras rechazan de plano la ley de vivienda impulsada por el Ejecutivo de Sánchez.

Blindar a los centros que segregan por sexos

La educación sigue siendo uno de sus caballos de batalla. El partido de ultraderecha habla de acabar con el “adoctrinamiento ideológico en colegios y universidades” y asegurar la enseñanza en castellano, como ya ha acordado en algunos de los pactos cerrado con el PP: “Perseguiremos a las autoridades educativas que impidan el derecho de los alumnos a formarse en español o que promuevan medidas de adoctrinamiento de los niños”, se lee en el programa, que subraya que “los hijos no son del Estado ni de organismos supranacionales, son de sus padres”. Para asegurarse de que no se produce este adoctrinamiento, implantarán el llamado 'veto parental' y se sacará de los colegios a “activistas y asociaciones que pretendan adoctrinar”, en alusión a los profesionales que imparten formaciones sobre igualdad y diversidad.

El partido de Abascal también pretende blindar los centros que segregan por sexo (la Lomloe prohíbe financiarlos con fondos públicos, medida respaldada por el Tribunal Constitucional) y asegurar la libertad de elección de centro por parte de las familias. Además, se actualizarán los currículos para garantizar la calidad y la exigencia, que según el partido de Abascal pasa por incluir entre los contenidos a estudiar “la identidad nacional y la aportación de España a la civilización y a la historia universal, con especial atención a las gestas y hazañas de nuestros héroes nacionales, así como a los símbolos de la nación, especialmente la bandera, el himno y la corona. Se promoverá también el conocimiento de las manifestaciones culturales propias de nuestra Nación y de la Hispanidad”, concluye el partido, según informa Daniel Sánchez Caballero.

En otro orden de cosas, los de Abascal proponen exigir a la Unión Europea “un firme compromiso con la legítima aspiración española de recuperar Gibraltar” mientras defienden la liberación de todos los presos políticos en Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Cuba, con una revisión de la política de cooperación internacional para que España no contribuya indirectamente “al sostenimiento de regímenes autoritarios”.

––––––––––––––––

Te necesitamos más que nunca

El resultado electoral de las elecciones municipales y autonómicas no deja lugar a dudas. Viene una ola reaccionaria y la mayoría de los medios nadan en esa misma dirección. elDiario.es se ha convertido en uno de los pocos periódicos de referencia, con capacidad de marcar la agenda y destapar investigaciones exclusivas, que sigue siendo independiente y no está capturado por la derecha.

Si crees que el periodismo importa y afecta a nuestras vidas, apóyanos. Hoy te necesitamos más que nunca. Hazte socio, hazte socia, de elDiario.es.

Etiquetas
stats